Publicidad

Por qué 'Klaus' debería ganar el Óscar a la mejor película de animación

Por qué 'Klaus' debería ganar el Óscar a la mejor película de animación
5 comentarios

Publicidad

Publicidad

Quedan unos días para que se anuncien los ganadores de la 92ª edición de los Óscar, por lo que a buen seguro todos tendremos ya nuestros favoritos en las diferentes categorías. Hoy me gustaría hacer una parada en la mejor película de animación para explicaros por qué creo que 'Klaus' debería hacerse con la estatuilla.

Porque es una película excelente

Cartel Klaus

Puede parecer una obviedad pero a veces se nos olvida que los Óscar deberían premiar a las mejores películas del año y personalmente creo que ‘Klaus’ es la mejor de las cinco aspirantes. A priori incluso puede dar cierta pereza verla porque pensamos qué necesidad hay de otra cinta sobre los orígenes de Santa Claus, pero pronto demuestra lo equivocados que estábamos.

Lo primero que destaca de ‘Klaus’ es que tiene mucho corazón y esa calidez que desprende en todas sus facetas se contagia al espectador, disfrutando mucho tanto durante su visionado como cuando luego piensa en ella. Su historia es verdad que se apoya en lugares comunes, pero está todo tratado con tanto cariño que eso pasa a un segundo plano para disfrutar de los grandes personajes creados por Sergio Pablos y de las diferentes interacciones entre ellos.

Todo ello se aborda sin dejar nunca de lado esa comedia necesaria para que entremos en la historia -inicialmente uno piensa en varios momentos en la dinámica entre los dos protagonistas de ‘El emperador y sus locuras’- para luego abordar el relato navideño desde la sencillez pero sin aceptar que cualquier cosa vale por ser una película pensada primero para los más pequeños de la casa.

De esta forma se pasa de lo simpático a lo encantador para atraparnos por completo en su tramo final sin que seamos necesariamente conscientes de cómo lo ha hecho, porque ‘Klaus’ hace fácil lo que normalmente es muy difícil de lograr. Brilla en todos los géneros que va tratando y también lo hace visualmente, que será lo siguiente que valoremos.

Porque realmente aporta algo al mundo de la animación

La animación en 2D lleva años prácticamente desaparecida de Hollywood, pero ‘Klaus’ demuestra que todavía puede evolucionar y ofrecer un resultado visual sin nada que envidiar a títulos que optan por el 3D y tienen a su disposición presupuestos multimillonarios. Por ponerlo en cifras, ‘Klaus’ costó 40 millones de dólares, mientras que ‘Toy Story 4’ se fue hasta los 200 millones.

No tengo nada malo que decir de ninguna de estas dos en lo referente a su trabajo de animación, pero tampoco nada que merezca ser alabado tanto como los esfuerzos de Sergio Pablos en ‘Klaus’ para conseguir la ilusión de ser una película en 3D cuando no es el caso, destacando sobre todo el trabajo de iluminación para hacerlo posible. Es poco menos que un milagro que ‘Klaus’ luzca así de bien con ese presupuesto.

Por completar una remontada histórica

De ser casi una sorpresa que estuviese nominada -sus propios responsables parecían dar por sentada su ausencia tras ser anunciada la nominación para '¿Dónde está mi cuerpo?'- ha pasado a ser poco menos que la favorita para hacerse con el premio. Desde su derrota en los Goya a manos de ‘Buñuel en el laberinto de las tortugas’ -que tampoco se debió quedar muy lejos de ser nominada al Óscar-, ‘Klaus’ ha arrasado en los premios Annie, donde las últimas cuatro triunfadoras también se llevaron la preciada estatuilla dorada, y se ha llevado el BAFTA a la mejor película animada.

Hace ya tiempo que en los Óscar se ha potenciado más destacar una narrativa como que ya ha llegado el momento de premiar a tal actor o director que centrarse tanto en las virtudes de su trabajo y la racha que lleva ‘Klaus’ también huele un poco a argumento en esa dirección.

Y esto se consigue sin renunciar al hecho de que todo esté dibujado a mano que potencia ese toque nostálgico de la propia película pero sin recrearse en ello. Aquí lo que importa no es celebrar el pasado de la animación como demostrar que esa tecnología no está para nada pasada de moda, simplemente se dejó de lado cuando podría dar mucho más de sí y ‘Klaus’ es buena prueba de ello.

Porque la categoría lo necesita

Wallace Gromit

Es cierto que ‘Spider-Man: Un nuevo universo’ rompió el año pasada una racha de varios años de dominio aplastante por parte de Pixar y Disney en esta categoría de los Óscar -la anterior en arrebatarles el premio fue ‘Rango’ en la gala de 2012-, pero hace ya la friolera de 14 años que no gana una película de animación europea -’Wallace & Gromit y la maldición de las verduras’ fue la última y única en conseguirlo- y va siendo hora de romper esa racha. Que además fuese la primera película española en conseguirlo sería un buen añadido.

También tienen la opción de ‘¿Dónde está mi cuerpo?’ para hacerlo, pero seamos francos, sus opciones de victoria son prácticamente inexistentes. Y encima este año no hay candidata asiática para romper una racha aún peor: ‘El viaje de Chihiro’ es la única que se ha llevado la estatuilla, en este caso en la edición celebrada en 2003.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios