Compartir
Publicidad

Diez películas mejores que cualquier serie de televisión

108 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hoy os proponemos en Blog de Cine un particular duelo en colaboración con los amigos de ¡Vaya Tele! Desde hace años, y especialmente en los últimos meses a raíz de los finales de las estupendas 'Breaking Bad' y 'True Detective', no dejo de escuchar y leer que las series de televisión han superado a las películas, hasta el punto de llegar a soltarse sentencias como "el mejor cine está hoy en la pequeña pantalla". Una frase que para mí no puede ser más errónea, empezando por el hecho de que el cine y la televisión son medios diferentes.

Yo amo el cine. No recuerdo cuándo lo descubrí, sé que lo he amado desde niño y lo sigo haciendo. Solo encuentro razones para adorarlo aún más. Quiero decir, ¿habéis visto alguna comedia de Lubitsch últimamente? Cura el alma. Todos los años veo estrenos mediocres que encajan cómodamente en la definición de "pérdida de tiempo", sin embargo, también llegan a mis retinas estimulantes obras maestras, y sobre todo, escenas que me dejan atónito, que me asombran, me emocionan, me hacen reír a carcajadas, me provocan, me apasionan... me dejan con ganas de más. Sí, se siguen haciendo grandes películas en este siglo XXI.

¿Y son superiores a las series? Probablemente la cuestión carece de sentido, como preguntar si la música es superior a la pintura o la poesía a la escultura, pero a los seres humanos nos encanta comparar y definir nuestras preferencias aunque solo sea por puro ocio o por dialogar y debatir con otros con los que se comparten aficiones. Podemos (y debemos) decir "a mí me llega más esto". Por eso hemos querido plantear el tema en Blog de Cine y ¡Vaya Tele!, dejando muy claro el punto de vista de cada sitio.

Tenemos la inmensa fortuna de poder acudir a más de un siglo de cine, no obstante, me parece que no es necesario ir muy lejos, solo retroceder unos años, para destacar joyas de una calidad inalzancable para cualquier trabajo emitido en la pequeña pantalla. Por aquello de darle un poco de emoción, de no hacerlo demasiado fácil. Y para demostrarlo, os dejo esta selección (personal y en orden cronológico) de diez películas mejores que cualquier serie de televisión.

‘Zodiac’ (2007)

'True Detective' palidece ante la rotundidad de esta hermosa obra maestra. Tras reinventar el thriller sobre asesinos en serie con 'Seven' (1995), David Fincher vuelve a ofrecernos una fascinante investigación que pretende dar caza a un desconcertante criminal. Solo que esta vez es más maduro y valiente narrando y puliendo los detalles de una película casi perfecta. Y digo casi porque seguro que tiene algún fallo, en alguna parte, aunque yo no haya sido capaz de encontrarlo...

'El caballero oscuro' ('The Dark Knight', 2008)

"Es 'El padrino 2' de las adaptaciones de cómics". La frase se quedó grabada, no solo porque suena estupendamente sino porque es una comparación difícilmente discutible. La continuación de ‘Batman Begins’ (2005) es todo lo que cabe esperar y todo lo que debería ser una segunda parte: una ampliación de la experiencia, un paso adelante total y sin reservas de las situaciones y los personajes presentados en la anterior entrega. No habrá un mejor Batman ni un Joker más fascinante. Entretenimiento hollywoodiense en estado puro con una pizca de enriquecedora reflexión sobre el mundo. Christopher Nolan saludando a sus colegas desde la cima.

‘Up’ (2009)

Si hay algo por la que estar agradecidos a Pixar es por devolvernos a la infancia con cada nueva película, sin dejar de maravillarnos como adultos. Pete Docter y Bob Peterson firman una de las mayores joyas del estudio de animación. Al comienzo del artículo os dejé el prólogo y aquí tenéis la otra gran secuencia de un film que siempre me hace llorar.

'Toy Story 3' (2010)

Y al año siguiente, volvieron a tocar el cielo. Podría incluir también en esta lista 'Ratatouille' (Brad Bird, Jan Pinkava, 2007) o 'WALL·E' (Andrew Stanton, 2008) pero lo que logró Lee Unkrich me parece un milagro. La mayor aventura y la mejor despedida posible para unos entrañables personajes que, en cierto modo, han sido nuestros juguetes desde 1995. Si algún día necesitáis recordar por qué veis cine, no lo dudéis, elegid un título del catálogo de Pixar desde 2007 a 2010.

‘El árbol de la vida’ (‘The Tree of Life’, 2011)

¿Se puede intentar explicar qué es la vida, en el minúsculo marco de una película? Terrence Malick responde a la pregunta. Podrá cautivar más o menos, podrá despertar admiración o indignación, pero hay que reconocerle al texano la valentía de arrojarse al vacío con un plan que --a mi modo de ver-- le lleva a plasmar momentos prodigiosos. Cine en su máxima expresión. No es un film perfecto, ni mucho menos, pero logra lo que busca, y eso es un triunfo. En ambición, complejidad y belleza, podría ser la '2001' (Stanley Kubrick, 1968) de esta década.

'Drive' (2011)

Reconociendo el genio de Malick, la película que más disfruté ese año la orquestó Nicolas Winding Refn. Preciosa y apabullante, entregada sin límite en brutalidad y romanticismo, contiene una de las persecuciones en coche más tensas de las últimas décadas. La historia de un monstruo que descubre su humanidad en el corazón de una chica desesperada, cuya salvación será su único objetivo. La banda sonora debe estar en tu reproductor.

‘Amor’ (‘Amour’, 2012)

El remake francés de 'Up'. Bromas aparte, Michael Haneke se alzó merecidamente con la Palma de Oro y el Oscar --los dos premios con los que sueña cualquier cineasta-- por el que hasta el momento es su última obra para el cine. Uno de los autores más atrevidos y exigentes de las últimas décadas nos ofrece su faceta más romántica --en Cannes dedicó el premio a su esposa-- mientras abre una ventana a la realidad de una anciana pareja que se enfrenta al final de su historia. Impresionante y devastadora.

‘The Master’ (2012)

"Man is not an animal". Hace poco nos vendía cierta serie que "el hombre es el animal más cruel". Seguro. También es el único capaz de crear arte. Del puñado de autores actuales que nos demuestran con cada trabajo que todavía podemos maravillarnos en una sala de cine, caben pocas dudas de que Paul Thomas Anderson está al menos en el top 5. Con la ayuda de Joaquin Phoenix y el malogrado Philip Seymour Hoffman, nos invita a adentrarnos en la locura, la frustración, la belleza y el misterio del ser humano. Y antes nos dejó boquiabiertos con 'Pozos de ambición' ('There Will Be Blood', 2007), otro título que merece estar al menos mencionado en esta selección.

'El lobo de Wall Street' ('The Wolf of Wall Street', 2013)

Nadie ha retratado mejor la locura del presente que estamos viviendo que Martin Scorsese en su último, excesivo y arrollador trabajo. Es además la prueba de que tres horas de cine pueden pasarse volando. Claro, hay que ser un narrador de coj**** y contar con los actores adecuados en el momento adecuado (aplausos para Leonardo DiCaprio, Jonah Hill y Matthew McConaughey, por favor).

‘Gravity’ (2013)

Sé que ya lo habéis visto pero pulsad play en el vídeo de arriba. Solo dura un minuto y medio, no os quitará mucho tiempo. ¿Lo habéis hecho ya? ¿Y qué tal el corazón? Solo es un pequeño extracto de lo que Alfonso Cuarón nos propone tras la asombrosa 'Hijos de los hombres' ('Children of Men', 2006) --ha dolido quitarla de la lista para no repetir director--. James Cameron la calificó como la mejor película ambientada en el espacio. Yo no necesito vender el formato 3D y digo que es una de las experiencias más intensas que he vivido en una sala de cine. No hay serie capaz de lograr este espectáculo.

En ¡VayaTele! | Diez series mejores que cualquier película

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos