Compartir
Publicidad
'Britannia' nos ofrece una deliciosa ración de espada y brujería psicodélica
Series de ficción

'Britannia' nos ofrece una deliciosa ración de espada y brujería psicodélica

Publicidad
Publicidad

Peplum. Qué palabra más bonita para definir todo un género cinematográfico: las pelis de romanos que florecieron a mediados del siglo pasado y que nos mostraban una visión romántica de la Antigüedad, con valerosos héroes enfrentándose a las adversidades en historias épicas, con elementos fantásticos y con poco, o nulo, rigor histórico. Un rigor que en el fondo no importa, mientras ofrezca una buena historia: y esta es la primera lección que aprendemos de 'Britannia'.

Creada y escrita por Jez Butterworth ('Spectre', 'La última legión') junto con su hermano Tom, 'Britannia' es una serie compuesta por una temporada de nueve episodios coproducida entre Sky y Amazon. Por lo que es curioso que no haya acabado en ninguna de las plataformas que ellos tienen en nuestro país y haya llegado a nuestras fronteras vía HBO España, que la estrena completa mañana viernes 19.

'Britannia' cuenta la crónica de la llegada del general Aulo Plaucio (David Morrissey) a Britania en el año 43 después de Cristo, para embarcarse en lo que Julio César no logró continuar: la conquista de la isla. Frente al ejército se encuentra un vasto territorio con clanes y druidas enfrentados entre sí. Para "algo" de fortuna, estas están enfrentadas entre sí, pero la presencia de los invasores puede hacer que estas se unan contra el enemigo común.

Así tenemos dos facciones principales: la princesa Kerra (Kelly Reilly), intentando tomar las riendas y salir del yugo de su padre, rey de los Cantii, para comandar la resistencia; y también la reina Antedia (Zoë Wanamaker), con quien comparte con su reino rival un historia del destrucción y traiciones. Además está Veran (un cadavérico Mackenzie Crook), líder de los druidas, y Divis (Nikolaj Lie Kaas) un druida pícaro que tiene sus propios planes.

Una invasión llena de tintes psicodélicos y fantásticos

Britannia 11 5a60af03ade64

Pese a estar disfrazada de drama histórico, no lo es. 'Britannia' tiene muchos elementos fantásticos y sobrenaturales que aparecen definiendo a los pueblos celtas y sus druidas. En este sentido recuerda mucho a 'Vikingos' en cómo mezcla la batalla y lo que es el avance de los invasores y guerras entre tribus/clanes con un nivel más esotérico.

Aquí, esta presencia sobrenatural se juega como un plano más de la guerra. Sí, los romanos son un ejército más poderoso y mejor preparado para el combate... pero también es un pueblo supersticioso y ahí hay partido. Un partido que no solo está en hacer portentos y hechizos, sino en la impresión que eso causa, sembrando paranoia y despojando de moral a los invasores. Unos al borde de la deserción ya que si no les mataban los calamares gigantes del canal de la Mancha, lo harían los monstruos de ultramar.

Britannia 1 5a60af35e94c7

Aunque el primer episodio tiene imágenes muy poderosas y alguna escena épica, el tono general de 'Britannia' es mucho más ligero (e incluso divertido) de lo que pueda parecer. Un ejemplo lo podemos encontrar en el uso de 'Hurdy gurdy man' de Donovan como canción para los créditos. Este tono de música ligera ya no solo hace contraste con la música incidental de la serie si no que es un claro indicativo de este propósito.

Pero también nos desvela que, al igual que la letra narra una ensoñación, nos encontramos con un relato y que a los Butterworth no les interesa la precisión histórica. Tienen entre manos una historia que quieren contar y sus principales fuentes de trabajos se encuentra en la literatura romana, en cómo veía Julio César y otros cronistas a los habitantes de las islas británicas. De ahí que la presentación de los romanos sea imponente y marcial y la de los celtas fascinante y mágica.

Britannia 3 5a60af4239828

Es quizá esta intención en estilo, mezclando épica, ensoñación, magia y marcialidad, unida al hecho de que quieren presentar un panorama completo introduciendo a un buen puñado de personajes, lo que hace que el primer episodio sea un batiburrillo con demasiadas cosas por mostrar. Pero logra capturarte, sin saber cómo quieres ver más y así llegas al siguiente episodio, bastante más comedido y donde ya aparecen más claras las intenciones de cada personaje.

'Britannia' tiene todo lo que le podemos pedir a una realización británica. Por lo general está muy bien hecha aunque tiene algún efecto especial cutre (como no podíamos esperar de otro modo); buena escuela de actores con auténticos duelos interpretativos en los que me atrevería a decir que de entre los protagonistas el que tiene las de perder es Morrissey; una mezcolanza extraña de conceptos engarzadas en una trama que se presenta muy interesante y, lo mejor, que sus capítulos tienen la intensidad justa y entran muy bien.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos