Publicidad

Greek no es muy original

Greek no es muy original
14 comentarios

Publicidad

Este fin de semana he visto los dos capítulos de Greek que ha emitido La Sexta, una serie adolescente que centra sus tramas en las hermandades universitarias. Lo que más me ha llamado la atención es su grado de corrección respecto al género, cómo respeta las normas a la perfección y, en consecuencia y de ahí deriva la principal pega, lo poco sorprendente que es, al menos estos dos primeros episodio (avisadme si luego mejora).

En principio el horario de emisión no me parece demasiado adecuado, sábados y domingos a las seis y cuarto de la tarde. Eso sí, La Sexta podrá decir que emite series internacionales, aunque no las vea nadie. Esta fin de semana la serie se estrenó con 319.000 espectadores y el domingo bajó, Eurocopa mediante, a los 274.000, unas cifras lamentables aunque no creo que aspirasen a mucho más.

En algunas cosas la serie me recordó a Gossip Girl (en ambos casos los protagonistas son los marginados), y el asunto de las fraternidades se tocó de forma inmejorable en Veronica Mars. Las tramas se basan en la manipulación y la envidia, como buen culebrón de prime time que se precie, y el eterno asunto de las apariencias sociales está tratado con absoluto convencionalismo. Como curiosidad, la actriz protagonista, Spencer Grammer (en la foto), es la hija de Kelsey Grammer, el gran Frasier, del que no ha heredado la vis cómica (ni el físico, por supuesto).

En ¡Vaya Tele! | Greek y Saved, nuevas series para el verano de La Sexta

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios