Compartir
Publicidad

¿Por qué fracasó 'Arrested Development'?

¿Por qué fracasó 'Arrested Development'?
53 Comentarios
Publicidad
Publicidad

‘Arrested Developtment’ es, posiblemente, una de las mejores comedias de la historia de la televisión. Y no sólo lo digo yo, sino que también ha sido una de las preferidas de la crítica durante el tiempo que estuvo en parrilla. Por desgracia, ser aclamada por los críticos no suele significar ser popular entre la audiencia, y por ello la serie tuvo una despedida “por la puerta de atrás” tras ser cancelada en su tercera temporada en 2006. A pesar de durar tres años, estuvo sometida a infinitos parones, cambios de horario y recorte de número de episodios, lo que hizo que se convirtiera en una de las series con más problemas en su emisión que recordamos.

Aún así, hoy en día la serie sigue apareciendo en las noticias de vez en cuando. Por ejemplo, tienen en marcha una película sobre ella desde hace varios años, aunque aún no hay nada definitivo. También, estos días The Guardian ha publicado un interesantísimo artículo en el que Mitch Hurwitz, creador de la comedia, explica medio serio medio en broma diez motivos por los que él cree que su serie fracasó. ¿Cuáles fueron, segun él, las razones por las que ‘Arrested Development’ nunca llegó a triunfar?

  • Tener un título confuso
  • Utilizar vehículos tan poco atractivos como un coche con escaleras
  • Intentar hacer demasiado en 20 minutos
  • Añadir una pizca de incesto
  • Fallar en las primeras impresiones
  • Llamar a varios personajes de forma parecida
  • Hacer bromas sobre minorías
  • Desaprovechar las estrellas invitadas
  • No poner risas enlatadas
  • Semi-vestir a algunos personajes con unos tejanos cortos y llenarlos de pintura azul
  • Hacer una serie ideal para el público británico… y emitirla en América.

coche-escaleras.jpg

Obviamente, no creo que nadie piense en serio que la culpa la tiene el coche con las escaleras o el que Tobias apareciera media serie vestido con aquellos pantalones cortos, pero sí que hay otros puntos interesantes. ¿Intentaba hacer ‘Arrested Development‘ demasiado para los 20 minutos que duraba cada capítulo? Posiblemente sí. Las bromas, frecuentemente plagadas de referencias y dobles sentidos, iban y venían a una velocidad de vértigo, igual que los diálogos.

¿Incesto? ¿Bromas con minorías? Puede que algo influyera y más de uno decidiera que no es gracioso (y, por tanto, no viera la serie), pero no creo que sea el principal problema. Y en cuanto a las risas enlatadas… Creo que está más que claro que es una crítica a muchas sitcoms actuales. El propio Hurwitz acusa aquí un poco al espectador comentando que la mayoría ahora tienen este tipo de risas para que los televidentes sepan cuándo reirse y que, sin ellas, están más que perdidos. No le falta razón en que es un recurso fácil y hasta en ocasiones molesto.

Igualmente, no creo que ‘Arrested Development’ sea una serie destinada a un público inglés necesariamente, aunque sí una serie demasiado crítica con la sociedad americana. Esto no es necesariamente algo malo (que se lo digan a ‘Padre de Familia’, donde critican hasta al apuntador), pero quizás el hacerlo de forma tan sutil y con bromas huyendo de caer en el chiste fácil no es algo que esté al alcance de todos los públicos. O al menos no de la gente que busca poner la televisión y reirse con series tan blanditas como ‘Dos hombres y medio’.

¿Son éstas las causas? Yo creo que no, o no al menos de forma individual, aunque quizás muchas de ellas hayan influido en el resultado final y sean las culpables de que la serie sea una comedia poco habitual. En mi opinión, el problema con ‘Arrested Development’ es que fue una serie que se emitió en el peor sitio posible (FOX) y en el momento equivocado. Es, sin duda, una serie adelantada a su tiempo. Si se hubiera estrenado un par de años más tarde y en alguna cadena de cable, posiblemente habría tenido un recorrido muy distinto al que finalmente tuvo.

‘Arrested Development’ era demasiado políticamente incorrecta y su humor era demasiado irreverente para emitirse por aquella época y en una cadena generalista. Lo mejor es que, después de todo y si las cosas llegan a buen puerto, es posible que nos regalen una película con la que poder volver a disfrutar de la peculiar familia Bluth. Así que ya sabéis, si tenéis la oportunidad no dudéis en echarle un vistazo a esta serie (podéis leer más sobre el argumento en este otro post que le dedicamos). Le cuesta arrancar y su estilo se hace muy raro al comienzo, pero es una de las mejores comedias de los últimos años. Y el hecho de que, a pesar de su mala audiencia, haya durado tres temporadas, ya es motivo de celebración.

Vía | The Guardian
En ¡Vaya Tele! | ‘Arrested development’, series inacabadas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio