Publicidad

'Suburgatory', una divertida parodia de los barrios residenciales

'Suburgatory', una divertida parodia de los barrios residenciales
14 comentarios

Publicidad

Publicidad

Lo primero que hay que saber de ‘Suburgatory’ es que estamos ante uno de los mejores estrenos del año. ‘New girl‘ se está llevando la fama, pero ‘Suburgatory’ también está cardando la lana. Vistos los primeros episodios he de decir que me he reído bastante, y que una comedia logre eso ya es un logro. Bien es cierto que el piloto me dejó con la impresión de tener bastante potencial pero no saber mantener el nivel alto en todo el episodio, algo que ha mejorado bastante en los siguientes.

‘Suburgatory’ sigue las vidas de George y Tessa Altman, un padre y una hija de Manhattan que cambian la gran ciudad por un típico barrio residencial cuando él encuentra una caja de condones a su hija. Ante tal hecho, este padre considera que su hija será mejor criada en un barrio respetable de las afueras, lo cual, evidentemente, será todo lo contrario.

A partir de aquí, veremos cómo George se desenvuelve entre las amas de casa del barrio y cómo Tessa hace lo propio en el instituto. George es un personaje más del montón pero envuelto en situaciones muy divertidas gracias a la presencia de dos amas de casa, Dallas la reina del botox y Lisa la perfecta ama de casa. En cambio Tessa es el personaje carismático de la serie aunque sus tramas de instituto estén más vistas. Ella es la típica chica inteligente en contra del sistema, un poco rollo Veronica Mars (salvando las distancias), pero afortunadamente no resulta ni cargante ni pesada, sino todo lo contrario, es querible. Sin duda la dinámica Tessa-George es, a fin de cuentas, lo que mejor funciona.

Otro punto a favor de ‘Suburgatory’ es que sabe medir el punto justo de mala leche que debe tener. No resulta una serie especialmente salvaje como para no poder emitirse a las ocho y media emparejada con ‘The Middle’, pero tampoco peca de cursilería y ñoñez como le pasa a ‘Glee’. Hay buenas intenciones, pero no derivan en la detestable moralina yanqui, y no se cortan demasiado en satirizar la sociedad estadounidense.

En cierto modo, este marco ideal recuerda al de ‘Mujeres Desesperadas’, la diferencia es que aquí no tenemos la parte dramática y los asesinatos de Wisteria Lane, ni tampoco su intención más realista, pues ‘Suburgatory’ juega a tirar todo más hacia lo absurdo y lo paródico para llegar al humor, siendo además muy adolescente sin ser idiota. Y funciona.

En ¡Vaya Tele! | Temporada completa para ‘Revenge’ y ‘Suburgatory’

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir