Compartir
Publicidad
Publicidad

'Campamento de verano', bajo la amenaza de una nueva fuga de anunciantes

'Campamento de verano', bajo la amenaza de una nueva fuga de anunciantes
Guardar
33 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En el momento en que me dispongo a escribir este artículo, la petición para que las marcas comerciales retiren su publicidad de 'Campamento de verano' en Hazte Oír sobrepasaban las 23.000 firmas. Ayer, la última gala del reality veraniego de Telecinco tuvo algo más de un millón y medio de espectadores. Es importante tener en cuenta estas cifras para que observemos dos cosas. En primer lugar, la fuerza que adquieren las redes sociales y la capacidad que otorga para que un reducido número de personas se proponga cambiar algo que no les guste. Pero también vemos cómo a ninguna marca le gusta que asocien su producto a los aspectos más negativos que podemos encontrar en un programa de televisión que se dedica a explotar el morbo en su máxima esencia.

El motivo para que se haya iniciado la petición en Hazte Oír fue el espectáculo ofrecido por 'Campamento de verano' el pasado lunes, en el que se decidió "premiar" a Noemí por haber estado cuatro días a base de pan y agua. El premio en cuestión se trató de un baño de chocolate que la concursante tuvo que recibir en bikini, mientras escuchaba los sugerentes comentarios de Joaquín Prat, el presentador del espacio, que incluso propuso que los compañeros ayudaran a que la concursante se desprendiera del chocolate a base de lametazos. Todo un espectáculo grotesco que acabó con el monumental enfado de la concursante. El programa, en su siguiente emisión, pidió disculpas a Noemí, aunque estas lamentaciones no pudieron frenar que, una vez más, un grupo de personas acudieran a internet para exigirle a los anunciantes que tomaran cartas en el asunto.

La noticia ha saltado unos días después, justo en el momento en que se ha dado a conocer que Burger King ha decidido sumarse a esa petición y retirar su publicidad de 'Campamento de verano'. El hecho recuerda demasiado al caso de 'La Noria', un punto de inflexión en la manera de hacer televisión que ha tenido Telecinco en los últimos años. Ahora la cadena se ha visto en el punto de mira en varias ocasiones, después de que los espectadores más críticos con el canal se dieran cuenta del poder que tenían al enfocar el problema hacia los anunciantes de su parrilla. Con un resultado distinto, pasó algo parecido hace unos meses con la expulsión de Argi de la casa de 'Gran Hermano', algo que se dio ante el miedo de que los anunciantes decidieran una retirada en masa que afectaría a la imagen de uno de los programas que mejores resultados le ha dado a la cadena en la última década.

La incógnita ahora está en saber si más anunciantes seguirán a Burger King en su retirada y si este hecho tendrá consecuencias en el futuro inmediato de 'Campamento de verano'. Lo cierto es que, como hemos visto con 'La noria', cuando la amenaza se torna hacia un programa el resultado ha sido la eliminación del mismo lo antes posible, algo que se pudo evitar en el caso de Argi porque fue ella y no la producción de 'Gran Hermano' la que creó el problema por el que hubo un gran revuelo. Lo que ha quedado demostrado una vez más es el poder que tienen los espectadores con iniciativas como la de Hazte Oír, capaz de modificar una programación que en el pasado ha jugado con los mismos valores negativos que hoy se le condenan y que entonces no tuvo mayor trascendencia.

Desde su llegada a Telecinco y pese a no estar cosechando los datos de audiencia esperados, 'Campamento de verano' se ha visto envuelto en una polémica tras otra, algo que comenzó con la presencia de Lucía Etxebarria en el programa y su repentino abandono bajo acusaciones de acoso realizado por el resto de concursantes. El desarrollo del programa ha puesto de manifiesto la manera en la que Telecinco nos tiene acostumbrados a hacer televisión hoy en día, algo que parece que no están dispuestos a permitir muchos espectadores, que han criticado duramente las prácticas que la cadena ha llevado a cabo en las últimas temporadas. En un momento especialmente crítico, donde cada anunciante es una bocanada de oxígeno para una parrilla, Mediaset debería reflexionar sobre lo que ofrece actualmente y cómo debe enfocar su estrategia de cara al futuro inmediato. Ha quedado demostrado que hay quienes no están dispuestos a dejarle pasar nada a su programación.

En ¡Vaya tele! | Lucía Etxebarria en 'Campamento de verano', como pulpo en un garaje

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos