El creador de 'Los Soprano' recuerda a Tony Sirico, el mafioso que se hizo actor: "Fue la única persona que me pidió cambiar una línea del guion"

El creador de 'Los Soprano' recuerda a Tony Sirico, el mafioso que se hizo actor: "Fue la única persona que me pidió cambiar una línea del guion"
11 Comentarios

Tony Sirico empezó a actuar a los 35 años, pero eso no le impidió llegar a ser una de las caras más queridas y respetadas de la televisión gracias a su papel de Paulie Gualtieri. El pasado viernes, Sirico falleció tras un ataque al corazón, y sus compañeros recuerdan que era auténtico. No actuaba como si lo fuera: era una persona directamente salida de la mafia para actuar en 'Los Soprano', y eso marcó la diferencia.

Ni siquiera le llamas padrino

Antes de dedicarse a actuar, a Sirico le detuvieron 27 veces, fue disparado por una banda rival por liarse con la novia de uno de ellos, estuvo en la cárcel de Sing Sing... Y la persona que mejor conocía sus excentricidades y su vida antes de convertirse en estrella no es otro que David Chase, que nos da las condolencias por nuestra pérdida: "La pérdida de Tony es tu pérdida tanto como la mía. Todos le queríamos. Era único".

Había algo subconsciente que Tony tenía, la manera en la que se aproximaba a las cosas. No puedo explicar qué era. No estoy seguro de que él mismo lo entendiera. No estoy seguro de que supiera que lo tenía. ¿Sabes? Solía dirigir a los otros actores, en el plató. Decía "No, no, escúchame: ¡Dilo así!". No se quejaban. Bueno, alguno lo hizo, pero no demasiados.

Sirico fue la única persona que pidió a Chase que cambiara una línea de diálogo durante la serie: un personaje se refería al suyo como "abusón" y al actor no le gustó, así que Chase lo eliminó. Sus anécdotas se cuentan por cientos, pero puede que haya una que ilustre mejor que ninguna cómo era.

David Chase y el resto del equipo de 'Los Soprano' regalaban a los actores algo por Navidad: unas esposas, una Colt en miniatura, cosas así. Pero nadie daba nunca las gracias, se hartaron de currárselo y un año regalaron 4 CDs con la música de la serie.

Sirico me dice, "¿Sabes lo que deberías haber hecho? ¿Recuerdas cuando nos diste las esposas? Eso fue bueno. ¡Eso es lo que deberías haber hecho!". Me enfadé. Le dije, "¡Nunca dijiste una mierda sobre eso! ¡Y nunca nos has dado una mierda!". Parecía sorprendido, como si fuera a llorar. Dos días después, tuvimos un envío. Era de una tienda en las afueras. Una especie de tiendas de regalos italianos cara. Era enorme. Solo una caja enorme. Tenía colonia, cuero, todo parecía romano o italiano. ¡Y era suyo! Me imagino a Tony en la otra vida. Nunca me pasa cuando alguien muere, pero me le imagino. Le veo.
Temas
Inicio