Compartir
Publicidad
Publicidad

El imprescindible John Cassavetes

El imprescindible John Cassavetes
Guardar
3 Comentarios
Publicidad

"Como artista siento que debemos intentar muchas cosas, pero sobre todo atrevernos a fallar"

Un 9 de diciembre nacía John Cassavetes, mucho mejor director que actor, casi siempre abocado al histrionismo más molesto. Debuta en el cine en 1951 con 'Catorce horas' ('Fourteen hours', Henry Hathaway), y tres años más tarde se casa con Gena Rowlands, de la que nunca se separaría, hasta su muerte en 1986. En 1959 se estrenaría como director con 'Shadows', iniciando a lo que luego se le colgaría la etiqueta de "cine independiente" Filmada por Cassavetes con alumnos de la escuela de interpretación, y financiada por un medio público, supuso toda una revolución para el cine estadounidense.

Películas imprescindibles para un homenaje. Como actor: 'Crimen en las calles' ('Crime in the Streets', Don Siegel, 1956), como delincuente juvenil en una de las obras maestras de su director; 'Doce del patíbulo' ('The Dirty Dozen', Robert Aldrich, 1967), el primero de sus dos films populares; 'La semilla del diablo' ('Rosemary's Baby', Roman Polanski, 1968), el segundo de sus dos films populares; 'Mi vida es mía' ('Whose Life Is It Anyway?', John Badham, 1981), maravilloso alegato a favor de la eutanasia. Como director: 'Ángeles sin paraíso' ('A Child is Waiting', 1963), su intento de adaptarse a Hollywood; 'Faces' (id, 1968), el regreso definitivo al cine independiente, narrando la descomposición de un matrimonio; 'Una mujer bajo la influencia' ('A Woman Under the Influence', 1974), dando la oportunidad a su esposa de ofrecer todo un tour de force, en el personaje de una mujer demente.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos