"Tratad a la animación como cine". Los creadores de 'Spider-Man: Un nuevo universo' critican a los Óscar tras lo ocurrido en la última edición

"Tratad a la animación como cine". Los creadores de 'Spider-Man: Un nuevo universo' critican a los Óscar tras lo ocurrido en la última edición
17 comentarios

Después de la poco acertada introducción a los Óscar de animación este año, Phil Lord y Christopher Miller han criticado a la Academia de Cine y la industria por su trato hacia el cine animado y han hecho algunas sugerencias de cómo elevar este tipo de películas en lugar de despreciarlas.

Se ve que los adultos no disfrutan del cine animado, según la Academia

Ya llevamos varios años en los que los Óscar de animación levantan polémica, aunque este año no ha sido tanto por el premio a 'Encanto' con Disney dominando la categoría por defecto una vez más. En su lugar, las mayores críticas han venido por cómo se presentó el premio, con tres actrices que interpretan a princesas Disney en remakes en acción real bromeando con cómo la animación es cine para niños que los adultos tienen que sufrir.

Estos comentarios no sentaron demasiado bien en la industria, cuando además los sindicatos de animadores y otros profesionales del mundo de la animación están en medio de negociaciones y reclamaciones con su #NewDeal4Animation para poder conseguir unas mejores condiciones laborales en una industria cada vez más precaria.

Se ha hablado mucho estas semanas del trato de la Academia de Cine estadounidense y de la industria del cine en general hacia la animación, que por desgracia sigue siendo considerada una categoría de segunda, pero los responsables de 'La LEGO película' y 'Spider-Man: Un nuevo universo' han escrito esta semana en Variety para criticar lo que pasó en la ceremonia de los Óscar y dejar unas cuantas cosas claras.

"El describir a las cinco candidatas al premio de la Academia a Mejor película animada como un producto corporativo que los padres deben soportar a regañadientes podría ser simplemente un descuido", escribieron Lord y Miller. "Pero para aquellos de nosotros que hemos dedicado nuestras vidas a hacer películas animadas, estos descuidos se han vuelto una rutina.

Tal y como dicen los directores, en los últimos diez años estos descuidos se han vuelto algo cada vez más habitual en los Óscar y por desgracia también en la industria. La animación es todavía considerada por muchos supuestos profesionales como un "género" en lugar de un medio más para contar historias, y se espera que ciertos creadores transicionen a películas de acción real si quieren ser tomados en serio.

Los propios Miller y Lord comentan esto, recordando cómo un ejecutivo les elogió y sugirió que si planteaban su carrera correctamente podrían hacer cine en acción real. "Años más tarde, un ejecutivo de otro estudio nos llegó a decir que otra película animada que habíamos hecho era tan buena que le había recordado a una 'película de verdad'", citó el dúo creativo.

Un problema que viene de lejos y que podemos empezar a solucionar

La industria del cine tiene un problema (muchos, en realidad) con la animación, y Lord y Miller sugieren que la apreciación por el medio debería empezar directamente desde los Óscar. Los también productores de 'Los Mitchel contra las máquinas' han sugerido que la Academia haga un mejor esfuerzo para elevar el cine animado, en lugar de únicamente tratarlo como películas de segunda.

"Esto nos ha llevado a una propuesta muy simple. El año que viene invitad a un cineasta respetado para presentar el premio y tratad a la animación como cine", han propuesto los directores. "Guillermo del Toro, quien produce, dirige y aprecia profundamente la animación, podría recordar al público que la animación precedió al cine, que sin el zoótropo no existiría American Zoetrope".

"Bon Joon Ho podría presentar mientras explica por qué dos había dos de las nominadas de este año entre su Top 10 de películas favoritas de este año. Mahershala Ali, un intérprete tan completo en películas animadas y en acción real, podría decirle al mundo que la animación no es un género, si no un medio que observa y amplifica todos los matices de nuestra humanidad para que nos podamos ver a nosotros mismos".

Hay que señalar que durante la ceremonia de este año se homenajearon varias películas con aniversarios señalados, y se dejó fuera de este tipo de homenajes a 'El viaje de Chihiro'. También se quedó fuera 'La Bella y la Bestia', que consiguió una nominación a Mejor película en la ceremonia de hace 30 años.

"Esa nominación causó tanto revuelo que hubo a quien llegó a preocuparle que una película animada ganase cada año. Un sentimiento que, en parte, llevó a la creación del premio a la mejor película de animación", recuerdan Lord y Miller. "En parte para reconocer las contribuciones de la animación al cine actual y, para algunos, para mantener a las películas animadas lejos del "verdadero" premio".

Temas
Inicio