Cuando Hayao Miyazaki se negó a recoger su Óscar por 'El viaje de Chihiro'
Oscars

Cuando Hayao Miyazaki se negó a recoger su Óscar por 'El viaje de Chihiro'

'El viaje de Chihiro' es la única película de anime que ha conseguido hacerse con el Óscar a Mejor película de animación desde que existe la categoría. Y a pesar de la importancia de estos premios, el legendario director Hayao Miyazaki se negó a asistir a la ceremonia como protesta a la guerra de Irak.

La protesta histórica de Miyazaki

La ceremonia de entrega de los Óscar suele tener sus momentos para mensajes políticos, ya sea en apoyo de minorías y colectivos más desfavorecidos o para criticar al gobernante de turno. Raro es el año que no hay alguna polémica, aunque este año las críticas a la legislación 'Don't Say Gay' en Florida y el apoyo a Ucrania han terminado eclipsados por El Sopapo.

Este año hubo varios momentos para recordar la invasión de Ucrania (incluyendo un mensaje escrito seguido de un anuncio de criptomonedas que dejaba un cierto regusto cyberpunk a la situación), pero desde luego no es la primera vez que durante la ceremonia de los Óscar se protesta contra una guerra. De hecho, Hayao Miyazaki ya hizo su propio boicot personal a la gala allá por 2003 para protestar por hacia la invasión de Irak por parte de Estados Unidos.

'El viaje de Chihiro' se había estrenado en Estados Unidos en septiembre de 2002 y rápidamente se convirtió en un fenómeno de masas, un clásico moderno que se ganó a la crítica y a la taquilla y que le valió a Miyazaki su primera nominación a los Óscar de animación. El 23 de marzo de 2003, la película de Studio Ghibli se coronó como la mejor película de animación del año, pasando también a la historia como la única película de anime que ha conseguido la estatuilla por ahora... Pero cuando le tocó el turno al director para subir al escenario por su premio, resulta que no estaba por ningún lado.

"Buscaron a Miyazaki para que subiera a aceptar el premio... pero el director no estaba presente en la sala", reportó en su momento The Japan Times.

Tras unos primeros momentos de confusión, desde Ghibli se excusaron con la Academia diciendo que Miyazaki estaba muy ocupado trabajando en su nueva película. Pero lo que pasó en realidad es que el director directamente se había negado a viajar a Estados Unidos por sus propios principios, ya que estaba muy furioso con la invasión de Irak.

"Sentía una rabia inmensa", recordó años después Miyazaki en sus memorias. Aunque al principio el productor Toshio Suzuki consiguió acallar cualquier polémica, pero finalmente Miyazaki lanzó su propio comunicado sobre el asunto.

Hayao Miyazaki

"Es lamentable que no pueda regocijarme de todo corazón por este premio por los eventos tan profundamente tristes que están pasando en el mundo", dijo Miyazaki. "Sin embargo, me gustaría dar las gracias sinceramente a todos mis amigos que se han esforzado tanto para poder lanzar 'El viaje de Chihiro' en Estados Unidos, y a todos los que han mostrado su apreciación por la película".

La guerra como inspiración

El director trató de mantenerse todo lo apartado de la prensa que pudo, con la sede de Studio Ghibli estando constantemente rodeada de periodistas después de ganar el Óscar. Al final, Suzuki organizó una rueda de prensa para explicar de nuevo la situación, aunque de nuevo Miyazaki volvió a estar ausente.

"Es que no podría aguantar que su cara sonriente esté en todas partes", dijo el productor sobre Miyazaki, aunque la realidad era que el director se negó a hacer el paripé con la prensa. En su lugar decidió centrarse en su siguiente creación, con la guerra de Irak siendo una de las grandes inspiraciones de 'El castillo ambulante'.

A Miyazaki ya le daba igual cómo sentase esto más allá de Japón, e incluso llegó a decir a un periódico japonés que había hecho "un esfuerzo muy consciente para crear una película que no fuese demasiado exitosa en Estados Unidos". Tomando de base el libro de Diana Wynne-Jones, Miyazaki creó una película en protesta de la guerra que terminó convirtiéndose en uno de los grandes clásicos del estudio.

El Viaje De Chihiro

"El mundo está cambiando enormemente... Con estas circunstancias, tienes que producir películas que sean consistentes con la época, películas que hagan las preguntas correctas y den las respuestas adecuadas al público, y que también les de esperanza", dijo Miyazaki sobre 'El castillo ambulante'. "Como podéis imaginar, este es un objetivo un tanto pretencioso y también muy complicado".

Aunque Miyazaki quería criticar la postura política de Estados Unidos y que su película no funcionase bien, 'El castillo ambulante' terminó siendo todo un éxito en el país. De hecho le valió su siguiente nominación a los Óscar en 2006, aunque finalmente perdió contra 'Wallace y Gromit: La maldición de las verduras'.

Temas
Inicio