Publicidad

'Galatasaray-Dépor', un mal día en Europa

'Galatasaray-Dépor', un mal día en Europa
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

No me gusta el fútbol. Vivo en una ciudad en la que tal deporte se vive con una gran intensidad, y reconozco que cuando el equipo local gana un partido, sobre todo si es uno imprtante, la alegría que inunda el lugar es enormemente contagiosa. Pero a parte de eso es undeporte que no suele interesarme entre otras cosas porque no estoy al día sobre alineaciones, contratos, grupos, nombres de jugadores, etc. Esta película, cuyo título es bien distinto al que le pusieron en nuestro país, se ha estrenado hace pocas semanas, y pensé que en A Coruña sería recibida con cierto entusiasmo. No se pasó de un preestreno, que debió de ser la función a la que asistió más gente. Claro, era gratis. Y es que el fútbol no es el tema central del film, sino que sirve de excusa para contar cuatro historias totalmente cotidianas que ocurren al mismo tiempo en cuatro ciudades distintas en el momento en el que se celebra la final de la Liga de Campeones entre los dos equipos del título: el Galatasaray y el Deportivo.

Así pues tenemos a una mujer que es atracada en Moscú, a un hombre que finge un atraco en Estambul, a un peregrino que es robado en Santiago de Compostela, y finalmente a una pareja con problemas económicos en Berlín. Algunos de los personajes están más procupados en el partido del día que en lo que le ocurre a los protagonistas, los cuales tienen todos en común que han sido víctimas de un robo, real o no. En las dos primeras historias tiene un protagonismo especial un taxi, y a veces da la sensación de estar asistinedo a una prolongación de la estupenda película de Jim Jarmusch 'Night on Earth', película con la que guarda algunos puntos en común ya que las historias suceden al mismo tiempo en distintas partes del mundo. Pero se aparta totalmente de aquella película en lo que respecta a la progresión dramática de las historias y sobre todo al diseño de los personajes, algo que aquí brilla por ausencia.

El film peca de una simpleza pasmosa. Sus historias a parte de que no interesan demasiado no tienen nada de miga, por decirlo de algún modo. No se nos cuenta absolutamente nada. Y cuando alguna de las historias está a punto de despegar o contar algo interesante, deciden cortar por lo sano. Los personajes no caen ni bien ni mal, simplemente pasan por la película sin destacar de ninguna manera los unos sobre los otros. Quizá la intención de la película haya sido querer reflejar lo cotidiano que le ocurre a personas cotidianas. Si embargo, y a pesar de que los personajes son personas normales y corrientes, lo que les sucede es algo que no les sucede todos los días, y eso no está bien mostrado, ya que es narrado con la misma sosería que el resto de cosas.

Respecto al trabajo actoral podríamos decir que es lo mejor de toda la cinta. Prácticamente todos los actores están francamente bien, a pesar de que no tienen mucho que contar. Destacan los respectivos protagonistas de cada historia, y sobre todo Peter Scherer y Miguel de Lira que protagonizan el episodio que transcurre en Santiago de Compostela, quizá la historia más interesante de todas, o tal vez habría que decir la más llevadera, ya que los actores están magníficos y sus interpretaciones ayudan a olvidar el vacío de la historia.

Por cierto, para los que se piensen que Luis Tosar protagoniza la película, o parte de ella, decirles que el actor aparece apenas cinco minutos prtagonizando un forzado momento en el que evidentemente hay que hacer denuncia y gritar como posesos ¡Nunca Mais!. Parece que su participación sólo está destinada a eso.

Una película verdaderamente mala, en la que no pasa absolutamente nada. Las películas con historias entrelazadas, o como en este caso que ocuren al mismo tiempo con un leve nexo de unión, empiezan a cansar un poco. Como siempre las ideas se acaban, o como en este caso, no saben quitar provecho de ellas. Una película totalmente prescindible. Otra más.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios