‘¡García!’: una sensacional serie de HBO Max que convierte el célebre cómic en una fantasía pulp de superhéroes salidos de la España franquista
Críticas

‘¡García!’: una sensacional serie de HBO Max que convierte el célebre cómic en una fantasía pulp de superhéroes salidos de la España franquista

La serie ‘¡García!' (2022) se presentó en Sitges 2022 con dos episodios extraordinarios, antes de su estreno en HBO Max el 28 de octubre. La adaptación del cómic español es una nueva apuesta por el fantástico en España de la plataforma, tras los buenos resultados de la primera temporada de ’30 monedas’ de Álex de la Iglesia, quien también presentó un prometedor adelanto de sus nuevos capítulos, con visiones infernales y criaturas cercanas a ‘Hellraiser’.

La introducción al personaje de las primeras dos horas comienzan con un flashback en blanco y negro, al más puro estilo ‘Indiana Jones y la última cruzada’ (1989), que nos muestran una pequeña aventura de un súper agente y su compañero luchando contra una especie de mad doctor nazi, para luego ir viendo como ese señor elegante y fuerte es congelado en los años 50 en un laboratorio secreto debajo del Valle de los Caídos.

Pero la serie se ambienta en una hipotética España actual, mostrada como país dividido y al borde del caos político —como si fuera una distopía, já—, cuando una especie de Cayetana Álvarez de Toledo desaparece. Antonia es una joven periodista de investigación que tropieza por casualidad con García, un soldado perfecto con una fuerza sobre humana y programado para obedecer órdenes sin cuestionarlas que despierta después de seis décadas congelado, encontrándose desorientado y confuso en un país que encuentra completamente cambiado.

Ficción pulp con lectura política y riesgo

Básicamente la idea de partida es como si el Roberto de ‘Roberto Alcázar y Pedrín’ —un cómic que incluso define la forma de hablar del personaje—, fuera el Capitán América, y parte del encanto de la serie es ver cómo un héroe del viejo mundo choca con el actual y aprende a trabajar junto a la periodista, un detalle también propio de ‘Superman’, al verse involucrado junto a ella en una conspiración política que amenaza con acabar con la democracia en favor de una nueva y brutal dictadura.

Aunque estas ideas parecen provenir de estos dos cómics clásicos, también tiene cierta continuidad con uno de los mayores éxitos de la ciencia ficción en la televisión española reciente, ‘El ministerio del tiempo’, con la que no solo tiene un parecido orgánico por sus texturas de tebeo, sino que comparten al guionista, Carlos de Pando, experto ya en personajes del pasado ibérico que se encuentran con los avatares del cambio en un país del que ellos han sido los mayores defensores, en el caso de la serie de Rtve, el insigne Alonso de Entrerríos.

Garcia3

No es una casualidad fortuita la presencia de los mismos artífices, ya que en ambas se hurga en la complejidad de dos soldados, de alguna manera representantes de una forma de ver la patria más inocente y anacrónica, que provocan una disrupción moral en el propio producto al convertirse en los protagonistas, una forma de meterse en el barro de las escalas de grises que nos da una serie valiente en cuanto a su forma de proponer una ficción que una mirada simplista puede leer de forma tendenciosa fácilmente. No cabe duda de que el análisis se reducirá a eso en muchos casos.

Garcia Serie Hbo

Pero ‘¡García!’ esquiva cualquier mirada maliciosa con humor y sátira política muy afilada, pese a su claro posicionamiento por el humor blanco y su encanto de película clásica de aventuras. La dirección de Eugenio Mira para es exquisita y consigue imbuir las sensaciones amables de del cine de Steven Spielberg y Richard Donner en un relato pulp que recuerda en muchas ocasiones al tono encantadoramente ingenuo de ‘Rocketeer’ o ‘Agent Carter’, tiende a la narrativa pulcra, la claridad de los clásicos y la sensibilidad de tebeo vintage.

Una dirección apolínea

A veces el nivel de limpieza es tal que resulta más cinematográfico que de serie, elevando el nivel de producción más allá de los valores de producción y dejando detalles de puesta en escena que no pretenden hacer virguerías, sino la consistencia atemporal y el control de lo que vemos en pantalla, por simple que sea. Minucioso sin dar la nota, el director del debut de culto ‘The Birthday’ (2004) hace aquí gala de referentes sin machacar los guiños, proponiendo más bien una forma de contar las cosas olvidada, el de la fluidez orgánica, no solo escasa en la producción patria, sino en el universo de las plataformas.

Capítulo aparte merecen sus dos actores principales, el flemático Francisco Ortiz, que va mucho más allá de su parecido con Mario Casas, con una voz ronca y envolvente ideal para el personaje, y, sobre todo, Veki Velilla. La actriz es un pequeño prodigio de espontaneidad, un desastre millenial reconocible y adorable que siempre explota con reacciones naturales, no solo creando una verosimilitud inaudita en este tipo de series de fantástico, sino consiguiendo una elocuencia veloz que nos lleva al cine de Howard Hawks y la comedia de personajes y buenos diálogos, más que de gags.

Garcia4

‘¡García!’ es mucho más que una sorpresa que adapta con fidelidad su fuente añadiendo su propia personalidad, es un regalo inaudito en nuestro país, que promete una temporada llena de aventura sin prisas y acción de sopapos hiperbólicos y frases lapidarias que demuestran un trabajo de mimo que no abunda en los torrentes de estrenos de plataforma semanales. Ojalá sea recibida como merece y tengamos mucho más del superhéroe “rancio” de Santiago García y Luis Bustos.

Temas
Inicio