Compartir
Publicidad

'La Verdadera Historia de Jesse James', rebelde con causa

'La Verdadera Historia de Jesse James', rebelde con causa
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Nicholas Ray fue un excelente director con una filmografía más corta de lo que algunos hubiéramos deseado, y de la cual pasará a la historia por haber dirigido dos títulos míticos dentro del séptimo arte, 'Rebelde sin Causa', dando a conocer a otro mito, James Dean, y por supuesto el western 'Johnny Guitar', uno de los más bellos de cuantos se hayan hecho. Evidentemente Ray tiene otras películas que merece la pena destacar, como por ejemplo 'Llamad a Cualquier Puerta', que contiene uno de los mejores discursos jamás dados en una película, o ya en el final de su carrera, que se especializó en superproducciones tan típicas de la época con films de enorme éxito en nuestro país como '55 Días en Pekín'.

'La Verdadera Historia de Jesse James' (The True Story of Jesse James, 1957) narra la vida ajetreada del famoso bandido americano desde una perspectiva muy típica de Nicholas Ray, la de un personaje viviendo al límite y siempre en contra de las normas establecidas. A través de unos poderosos flashbacks somos testigos del porqué de su vida dedicada a asaltar bancos y trenes, y también de su relación con sus seres queridos, en especial su mujer y su hermano Frank, compañero inseparable en casi todas sus "aventuras".

Cuenta la leyenda que Nicholas Ray no tuvo todo el control que quiso sobre su película, y que ésta fue remontada obligando el director insertar algunos flashbacks más para que la historia fuese entendible, algo que Ray arregló de forma excelente dando como resultado una película con una estructura narrativa ejemplar, sobre todo en el uso de las elipsis, aunque por supuesto chirrían un poco esas nubecitas que aparecen cada vez que la acción retrocede en el tiempo, algo típico de aquellos años, pero que en esta película no queda demasiado bien. El resto es un ejemplo perfecto de tempo, con una historia llena de diálogos y que va directa al grano sin irse por las ramas, algo de lo que deberían aprender otras películas.

El film es como un poema visual aderezado por una maravillosa fotografía en cinmascope, obra de Joseph MacDonald, uno de los grandes de quien es imposible no acordarse de trabajos suyos para películas como 'Pasión de los Fuertes' o 'Yo Creo en Ti', y ya concretamente en el color se especializó en el scope con resultados asombrosos como el de la película que nos ocupa, y convenientemente utilizado por Ray para la misma. El director insertó tres escenas de 'Tierra de Audaces' adaptándolas al nuevo formato que acaba de salir hacía poco (concretamente en 'La Túnica Sagrada'). Se trata de la escena del atraco al tren en la que uno de los personajes camina por el techo del mismo, evidentemente los méritos son de Henry King. Y las otras dos corresponden a escenas de caballos, una en la que se caen por un acantilado y otra en la que atraviesan una cristalera. En dichas escenas, allá por el 39, dos caballos murieron rodándolas por lo que a partir de entonces la AHA insertó el hoy famoso "ningún animal ha sido maltratado en el rodaje de este film".

Tal vez los actores principales no estén a la altura de las circunstancias, y es que un servidor nunca fue fan de Robert Wagner, actor más bien mediocre que ni siquiera mejoró con el paso del tiempo (¿os acordáis de 'Hart y Hart'?), sobre quien recae el personaje central, Jesse James, y que evidentemente parece un hermano gemelo (interpretativamente hablando) del James Dean de 'Rebelde sin causa', ya que ambos personajes tienen bastantes cosas en común, por lo que Ray termina llevando la historia del famoso bandido a un terreno que él conoce muy bien. A su lado, Jeffrey Hunter, actor de la misma guisa que Wagner aunque quedaba mucho mejor en pantalla, y que naturalmente no tiene tanto protagonismo, y es que el personaje de Frank James casi siempre ha permanecido en un segundo plano a pesar de la enorme importancia que tenía.

Una película espléndida, llena de grandes secuencias como su emotivo final con esa balada interpretada por un cantante ciego en la que narra como el cobarde Robert Ford mató a traición a Jesse James. 'La Verdadera Historia de Jesse James' la tenéis editada en dvd en una excelente copia de imagen y sonido y a un precio un poco ridículo, por el cual no os lo deberiais pensar demasiado en caso de que os interese la película.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos