Publicidad

'Paris, je t'aime': Natalie, je t´aime

'Paris, je t'aime': Natalie, je t´aime
5 comentarios

Publicidad

Publicidad

Un proyecto que reúne a algunos de los mejores directores del panorama actual, para que filmen una historia sobre ese extraño y poderoso sentimiento llamado amor, en el marco de una ciudad como París, con un reparto de auténtico lujo, debe llevar, automáticamente, la etiqueta de imprescindible visionado. Posiblemente, la falta de una promoción y una distribución adecuadas han posibilitado que muchas personas se perdieran 'Paris, je t'aime'; ya sabéis, estad atentos a su salida en alquiler o en venta, así la véis en versión original, que es como hay que disfrutarla. Este film es una composición de 18 historias, 18 cortometrajes de unos 5 minutos de duración cada uno, cuyo débil nexo de unión son los dos elementos mencionados anteriormente: amor y París.

Lo cierto es que me acerqué a esta 'Paris je t'aime' con una doble sensación de interés y de temor; por una parte, la cantidad de nombres conocidos y sobrados de talento componían un jugoso caramelo; por otra, las películas colectivas no suelen conseguir grandes resultados, decepcionando en su conjunto y dejando al descubierto una evidente operación de marketing. El film que nos ocupa vuelve a caer en el defecto ya de serie de este tipo de producciones, de no conseguir integrar todas sus historias, cada una va por su lado, representado de esta forma la diversidad de estilos de sus responsables. Sin embargo, finalmente, a uno esto le acaba resultando algo de relativa poca importancia, gracias a la magnífica factura de algunas de las 18 historias (cada una titulada como una zona de París), e inevitablemente fascinado por el carrusel de artistas que ha participado en este singular proyecto. Evidentemente, yo me quedo con un rostro y una historia.

A la hora de seguir comentando 'Paris, je t'aime', me resulta imposible no dividirla en sus 18 segmentos. Son los siguientes:

  • 'Montmartre', escrito y dirigido por Bruno Podalydès. El comienzo del film resulta como todo su conjunto, desigual, con este cortometraje de comienzo divertido y final apresurado. El protagonista, el propio Podalydès, mantiene el peso de la historia y lo hace bastante bien. No es de los mejores segmentos, por supuesto, pero se deja ver.

  • 'Quais de Seine', dirigido por Gurinder Chadha. Un muchacho y sus amigos se dedican a lanzar piropos a las chicas que pasan por su lado; pero se cruza una joven árabe y el muchacho se queda colgado por ella. Todo muy flojito, incluyendo a los actores, y una trama que no tiene desarrollo. Afortunadamente, pasa rápido.

  • 'Le Marais', escrito y dirigido por Gus Van Sant. Mucho miedo le tenía a este cortometraje, después de haber tenido que soportar las últimas, absurdas y totalmente vacías obras de este realizador. Sin embargo, la brevedad de la historia permite que no se nos aburra con interminables planos sin sentido y, además, cuenta con el protagonismo de un inspirado Gaspard Ulliel (ya sabéis, el joven Lécter). Para mí, correcto.

  • Buscemi en Paris
    'Tuileries', escrito y dirigido por Joel y Ethan Coen. Steve Buscemi (¿a alguien le puede caer mal este tipo?), turista en París en manos de los estupendos Coen. Evidentemente, éste segmento era de los más interesantes a priori. Y no falla. Es como una diminuta película de los hermanos cineastas. Muy divertida, con un toque cruel. De lo mejor de todo 'Paris, je t'aime'.

  • 'Loin du 16e', escrito y dirigido por Walter Salles y Daniela Thomas. Uno de los segmentos más breves y de menos contenido, pero elegante y con su mensajito bien aplicado. Es el típico cuento de la pobre que cuida al bebé de la rica. Lo protagoniza Catalina Sandino Moreno. Correcto.

  • 'Porte de Choisy', dirigido por Christopher Doyle. Uno de los que más me decepcionaron. El prestigioso Doyle (al que cierto director que yo admiro le debe mucho) naufraga con una confusa historia protagonizada por Barbet Schroeder. Lo mejor, la forma, la estética. Muy flojo.

  • 'Bastille', escrito y dirigido por Isabel Coixet. De una de las decepciones a una de las sorpresas. Esperaba muy poco de Coixet, una realizadora que difícilmente soporto, por cuestiones, digámoslo así, extracinematográficas. Su cortometraje es uno de los mejores del conjunto, no me cuesta reconocerlo lo más mínimo; de factura impecable, con una música magnífica. Atención a los cameos de Javier Cámara y la fantástica Leonor Watling. Recuerda mucho a lo que hacen Jean Pierre-Jeunet o Wong Kar-Wai (algo habitual en la española).

  • 'Place des Victoires', escrito y dirigido por Nobuhiro Suwa. La estupenda Juliette Binoche protagoniza esta historia sobre la trágica pérdida de un hijo pequeño y la siempre difícil vuelta a la normalidad. La actriz está muy bien pero Suwa no aprovecha del todo el material. Hay una breve y llamativa aparición de Willem Dafoe. Correcta pieza.

  • 'Tour Eiffel', escrito y dirigido por Sylvain Chomet. Otro de los mejores cortometrajes del conjunto. Una sencilla, divertida y emocionante historia de amor narrada por el hijo de dos mimos; cuenta cómo su padre conoció a su madre por casualidad. Visualmente es fantástica.

  • 'Parc Monceau', escrito y dirigido por Alfonso Cuarón. Otra decepción. Esperaba algo grande de Cuarón, cuya 'Hijos de los Hombres' me pareció la mejor película del pasado año; y esperaba aún más cuando había leído que su cortometraje era el mejor de todos, con un plano secuencia magistral. Ni de lejos. El plano está muy bien, pero no aporta nada. Es la cámara siguiendo un paseo tranquilo de Nick Nolte y Ludivine Sagnier, que hablan y hablan sin decir nada relevante. El final, no obstante, tiene su gracia. Simplemente correcto.

  • 'Quartier des Enfants Rouges', escrito y dirigido por Olivier Assayas. Uno de los peores, bajo mi punto de vista. Assayas confecciona una insípida historia sobre una actriz famosa que requiere de cierta "ayuda" para mantenerse despierta y activa. Lo único bueno es la presencia de la siempre interesante Maggie Gyllenhaal. Muy floja pieza.

  • 'Place des fêtes', escrito y dirigido por Oliver Schmitz. De lo malo a lo bueno en pocos segundos; es lo bueno de los cortometrajes. Un hombre que vagabundea por París se enamora de una chica a la que ayuda en unos aparcamientos subterráneos; a diferencia del segundo segmento, éste está lleno de emoción y tiene un desenlace sensacional. Uno de los mejores trabajos.

  • 'Pigalle', escrito y dirigido por Richard LaGravenese. Curiosa historia llena de sorpresas con unos soberbios Bob Hoskins y Fanny Ardant, veteranos amantes en busca de esa chispa... ¿perdida? Otro corto con un final bastante bueno. No es de los mejores, pero casi.

  • 'Quartier de la Madeleine', escrito y dirigido por Vincenzo Natali. Junto al de Cuarón, éste era el otro "cortometraje estrella" de 'Paris je t'aime' (según los sitios que yo había leído). Y aquí sí que coincido. Con una estética apabullante, mezcla de pasado y presente, te atrapa desde el primer fotograma. Historia romántica con un turista perdido (Elijah Wood) y una vampiresa hambrienta (Olga Kurylenko). Sensacional.

  • Sewell y Mortimer en Paris
    'Père-Lachaise', escrito y dirigido por Wes Craven. Otra de las gratas sorpresas. No sólo por estar firmada por Craven, sino porque ya daba por hecho que Rufus Sewell era un actor muy limitado, y aquí está estupendo. Lo mismo que la atractiva Emily Mortimer, aunque eso ya es más normal. Ojo al cameo sorpresa. La visita a la tumba de Oscar Wilde destapa las diferencias de unos recién casados; sin embargo, no todo está perdido... Sin ser una genialidad, de los mejores.

  • 'Faubourg Saint-Denis', escrito y dirigido por Tom Tykwer. Doble interés en este segmento: Tykwer y Natalie Portman. Él por haber triunfado con la complicadísima adaptación de 'El Perfume'; ella porque, sencillamente, es maravillosa, y aquí lo vuelve a demostrar. El resultado es un cortometraje excelente, con un montaje vibrante que deja la piel de gallina, y un final extraordinario. Indudablemente, para mí, el mejor de todos.

  • 'Quartier Latin', dirigido por Gérard Depardieu y Frédéric Auburtin. Otra de las joyitas de 'Paris, je t'aime'. Ben Gazzara se reúne con Gena Rowlands (responsable, por cierto, del estupendo guión), con la presencia esporádica de Depardieu, que ejerce de anfitrión. Los viejos amantes hablan de su pasado, presente y futuro. Un corto bastante bueno.

  • '14e arrondissement', escrito y dirigido por Alexander Payne. Ésta era otra de las razones para ver este film colectivo, siendo Payne uno de los directores más interesantes de hoy día. Su historia, una "comedia triste", la protagoniza Margo Martindale, que tiene varios momentos magníficos, y uno no tiene ninguna duda de porqué es la última; incluso divierte pensar que Payne ha sido el único que ha seguido al pie de la letra el título. Una buena conclusión.

En definitiva, 'Paris, je t'aime' no es lo que podríamos catalogar de gran película, o de puzzle perfecto, pero contiene algunas piezas de auténtico lujo, sensacionales. Un pequeño placer cinematográfico que ningún aficionado al séptimo arte debería dejar pasar. Por mi parte, sólo poner una importante pega: faltó la aportación de Wong Kar-Wai.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios