Compartir
Publicidad
'La peor semana': Adam Sandler nos deja otro clásico familiar ideal para las fiestas navideñas
Críticas

'La peor semana': Adam Sandler nos deja otro clásico familiar ideal para las fiestas navideñas

Publicidad
Publicidad

Nota de Espinof

Hay bastantes posibilidades de que el nombre de Robert Smigel no te diga nada, pero es un tipo que pasó cerca de 30 años de su vida escribiendo chistes en 'Saturday night Live', dejándose ver en producciones de todo tipo (casi siempre con Adam Sandler de por medio) y que tiene su primera película como director a vuestra disposición en Netflix.

La boda de mi mejor hija

'La peor semana' es el último largometraje de Sandler con la plataforma tras 'The Ridiculous 6', 'The Do-Over', 'Sandy Wexler' y la película de Noah Baumbach 'The Meyerowitz Stories (New and Selected)'. Entre medias, un espectáculo en directo de visión obligatoria para cualquier fan de la comedia que se precie, ‘Adam Sandler: 100% Fresh’. 'La peor semana' solo viene a demostrar que Netflix no se equivocaba a la hora de firmar un contrato en exclusiva con el cómico: es el Martin Scorsese de la comedia.

A pesar de una campaña un tanto pocha, un tráiler tirando flojo y la sensación de que algo no marchaba bien con el resultado final de la película, escrita por Sandler y Smigel, confiábamos en que el debut del segundo al servicio de su colega y amigo iría sobrado de amor. No se me ocurre un mejor plan para el día hoy que esta heredera de las mejores comedias ambientadas en bodas y clanes familiares. Y nadie mejor que el protagonista de 'Embriagado de amor' (si es la única película que te gusta de Sandler va siendo hora de que cambies de repertorio), para tirar de familia y amigos y completar un reparto de ensueño lleno de caras desconocidas que se beneficia del habitual Steve Buscemi a cuestas con lo más grande del duty free en uno de los gags recurrentes del año.

'La peor semana' es una tierna comedia sobre un padre de clase media (Adam Sandler) incondicional y decidido a pagar la boda de su hija a pesar de la insistencia del padre del novio (Chris Rock), un cirujano exitoso y adinerado. Una serie de desgracias obliga a ambos (y a sus familias) a trabajar juntos para sobrevivir a la semana más larga de sus vidas en una comedia que nos devuelve a los buenos momentos que dejaron en nuestras cabezas títulos como 'El padre de la novia' o 'Los padres de ella', dos títulos más o menos "clásicos" llenos de buenas intenciones y a los que la nueva peli de Sandler deja atrás gracias a su dominio de un reparto coral y estrafalario que se siente en casa.

La guerra en casa

Critica-La-Peor-Semana 3

Smigel juega sobre seguro. Sandler abre las puertas de su casa de manera literal a todo el que guste de entrar y trata de acomodarlos con la mejor de sus intenciones y una sonrisa en el rostro. La colaboración entre los dos cómicos es fluida y muestra una conexión perfecta. Es posible que ese aspecto de una comedia entre dos viejos gruñones (el tiempo no perdona a nadie) no juegue a favor, pero nadie está intentando volver a las comedias del estilo de las protagonizadas por Jack Lemmon y Walter Matthau.

Rock y Sandler siguen siendo dos niños grandes, pero están casados y tienen hijos y responsabilidades. Deudas y compromisos. Y familia. Todos la tenemos. Y de eso trata todo este asunto. Como ya ha demostrado en su flamante especial de comedia para Netflix, si hay algo que Adam Sandler conoce mejor que los mecanismos del humor, son los de la familia. Las relaciones entre cada uno de los miembros, animales incluidos, está llevada con gracia, gusto y mucho ritmo.

Critica-La-Peor-Semana-4

Por supuesto, la comedia sutil de sentimientos no sería 100% Sandler sin la necesaria dosis de humor zafio, pero es que no se nos ocurren muchos mejores cómicos en activo capaces de lograr running gags con una persona sin piernas o clichés raciales de manual. Y todo está tan bien atado que es imposible resistirse a la fórmula.

'La peor semana' es un desternillante y enternecedor relato sobre el miedo a la decepción, la cabezonería y las despedidas más sentidas de los padres de clase media/baja que una película con un homenaje explícito a 'Footloose' pueda tener.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio