'Super Pumped: The Battle for Uber': una ingeniosa serie de los creadores de 'Billions' en Movistar Plus+ que se atasca en el trayecto
Críticas

'Super Pumped: The Battle for Uber': una ingeniosa serie de los creadores de 'Billions' en Movistar Plus+ que se atasca en el trayecto

Una de las obsesiones de la ficción norteamericana es el sueño americano y el triunfo del emprendedor en mil y una variantes. Eso ahora se traduce en meternos en la historia de las grandes start-ups y aquí es donde surge 'Super Pumped', antología que estrena Movistar Plus+ cuya primera temporada nos lleva de lleno a los orígenes, expansión y polémicas de Uber.

Este no es el único retrato de "dioses de Silicon Valley" que tenemos en el horizonte: hoy se estrena en Estados Unidos (aunque en España tendremos que esperar hasta el 20 de abril) 'The Dropout' con la historia de Elizabeth Holmes y en dos semanas veremos 'WeCrashed', con el auge y caída de WeWork. Y, para ser sinceros, espero que sean más satisfactorias que la que nos ocupa.

El uber de los de Billions

Basada en el libro homónimo de Mike Isaac, 'Super Pumped: The Battle for Uber' está narrada desde el punto de vista de Travis "TK" Kalanick, CEO de la empresa de movilidad, interpretado para la ocasión por Joseph Gordon-Levitt (al que vimos hace poco en la cancelada 'Mr. Corman').

Quizás el mayor aliciente para ver esta serie sea que viene de la mano de Brian Koppelman y David Levien, cocreadores de 'Billions'. Hecho por el que podemos hacernos una idea de cómo se cuenta y explora este mundo de ambición desmedida, codicia y una ética empresarial más que cuestionable.

Así, tenemos diálogos profusos en referencias tanto musicales como de películas y otras obras culturales, amén de figuras históricas y ficticias. Esto se combina además con una narración del especialista en referenciar cosas Quentin Tarantino, que surge intermitentemente para meternos de lleno en la historia de UberCab y su evolución.

Claro, hay que saber ingeniárselas en los discursos de TK y compañía en lo que expresan su sueño de conquistar el mundo con su negocio y de ser disruptivos. Y, si bien muchas veces lo logran, a veces no sale tan bien en el papel como en la ejecución. Esto unido a que estamos metidos en un mundillo lleno de gente desagradable (TK solo contrata "assholes") hace que 'Super Pumped' sea agotadora.

Además, 'Super Pumped' se deleita en presentar a TK como antihéroe con sus rasgos de engreído, algo infantiloide y con poco lugar para los grises. Y tampoco Gordon-Levitt, que carece de un carisma especial para hacerse amigable, se preocupa demasiado en procurar algo de tridimensionalidad a su personaje.

Unos secundarios que salvan la función

Super Pumped Episodicas 29 Scaled

Cuando funciona mejor la serie es cuando tenemos rondando a los secundarios "externos". Sobre todo con Kyle Chandler como el inversor Bill Gurley, que se preocupa de intentar bajar a la Tierra a la panda de tech-bros y sus testosterona. Tanto en un nivel argumental como también en líneas generales su presencia (y la de otros ajenos al círculo más próximo de TK) logra levantar ligeramente el interés.

Creo que, en líneas generales y a pesar de su ingenio, 'Super Pumped: The Battle for Uber' se atasca al intentar contar una historia particular y concreta de un modo paradójicamente genérico. Si bien se plasma desde el minuto uno algunos de los problemas de la compañía que han trascendido a los titulares, el resultado está repleto de altibajos haciendo que el relato sea mucho menos interesante que lo esperado.

Temas
Inicio