Compartir
Publicidad
'Luke Cage' arranca su temporada 2 con una mejora respecto a las últimas series de superhéroes de Netflix
Críticas

'Luke Cage' arranca su temporada 2 con una mejora respecto a las últimas series de superhéroes de Netflix

Publicidad
Publicidad

El universo de superhéroes de Marvel en Netflix empezó muy bien con ‘Daredevil’ y ‘Jessica Jones’, pero las primeras dudas surgieron con ‘Luke Cage’ -aunque yo no las compartí- para agudizarse de forma notable en ‘Iron Fist’. Luego la cosa no terminó de remontar con ‘The Defenders’, que iba de más a menos, y la segunda temporada de la serie protagonizada por Krysten Ritter fue una decepción.

Por ahora siguen siendo unas de las series más populares de Netflix, pero los síntoma de agotamiento creativo estaban ahí y yo no tenía muy claro que la cosa fuese a mejorar con la segunda temporada de ‘Luke Cage’. Tras ver dos episodios no puedo decir que sea un cambio drástico, pero sí que toma la mayor parte de lo que me gustó de la primera y plantea un escenario estimulante con la llegada de un nuevo y poderoso villano.

El regreso de Luke

Luke Cage Temporada 2

La vida cambió para Luke Cage al final de la primera temporada, un detalle esencial por el que se pasó de puntillas en ‘The Defenders’ y tocaba recuperar para su nueva aventura en solitario. Como era de esperar, todo empieza con él aparentemente integrado sin dificultad alguna, pero poco a poco vamos viendo que eso no es exactamente así, sobre todo por cómo va afectando a su relación con Claire.

Eso permite a Mike Colter exhibir no solamente la naturaleza heroica del personaje, sino jugar con algunos detalles algo menos positivos relacionados con su determinación en ser capaz de cualquier cosa -en cierto momento hasta llega a plantearse si ahora ha consegu-do ser aún más indestructible que hasta ahora-. No esperéis tampoco nada revolucionario, pero esa variedad sí hace que el personaje sea algo más interesante.

Además, la serie va introduciendo poco a poco a un nuevo villano que puede que no goce de la misma invulnerabilidad que nuestro protagonista, pero sí que parece que juega en la misma liga. Su exhibición física en el primer episodio ya nos va adelantando lo que tendrá que ser una pelea antológica contra Cage. De hecho, no me sorprendería que fueran más de una y que se llevase la victoria en la primera. Debería ser el camino a seguir.

Un estimulante inicio de temporada 2

Nuevo Villano

Eso no quita para que la serie también recupere la rivalidad entre Luke y Mariah, que ya jugó un papel fundamental en la primera temporada, sobre todo tras el paso adelante que daba ella. Aquí sobrevuela en todo momento el hecho de que ella sabe que no puede hacerle frente y se coquetea con la idea de convertirse en una empresaria honrada. La cuestión es que los métodos son un tanto particulares y ya adelantan que por ahí la cosa no va a ser precisamente sencilla.

Por lo demás, se percibe que esa notable importancia de la música ha perdido peso a la hora de dar personalidad a la serie, algo comprensible por la nueva realidad que atraviesan los personajes. Sin embargo, espero que eso se recupere, aunque no sea con tanta presencia como antes, en lo que queda de segunda temporada, ya que no era solamente uno de sus rasgos de identidad, sino que también servía para diferenciarla de forma más clara de otros superhéroes de Marvel en Netflix.

Más allá de eso, el arranque de la segunda temporada funciona muy bien como pasatiempo y despierta curiosidad por lo que pueda suceder en los próximos episodios. De hecho, la mayor duda que queda es si logrará mantener el nivel o si se verá afectada por no tener una temporada más breve. En su momento pedíamos que fueran de menos de 22 episodios y ahora hasta 13 llegan a ser demasiados en varias ocasiones.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos