'The White Lotus' y un ahogado misterioso para la temporada 2: soberbio episodio de bienvenida y tensas llegadas al hotel en el regreso de la premiada serie de HBO Max
Críticas

'The White Lotus' y un ahogado misterioso para la temporada 2: soberbio episodio de bienvenida y tensas llegadas al hotel en el regreso de la premiada serie de HBO Max

Al igual que la primera temporada de 'The White Lotus', la segunda tiene también un toque de misterio. En esta ocasión Daphne, el personaje de Meghann Fahy, encuentra el cuerpo de un huésped ahogado en la playa. Pronto conocemos que ha habido más cadáveres. Corte y, del final de unas vacaciones, vamos al comienzo una semana antes.

Así comienza 'Ciao', el primer episodio de la temporada 2 de 'The White Lotus', la (ahora) antología vacacional de HBO Max. Por cierto, a partir de aquí spoilers.

Como ya pasó en la temporada 1, Mike White utiliza la secuencia de bienvenida para darnos unas primeras pinceladas de cómo son estos huéspedes... y sus anfitriones. Así, vemos a Valentina (Sabrina Impacciatore) como una gerente autoritaria que no duda en abroncar a los empleados del hotel cuando las cosas no salen como ella cree que debe ser.

Hora de aposentarse

Los primeros en bajar del barco son los Di Grasso (F. Murray Abraham, Michael Imperioli y Adam DiMarco), quienes viajan a Sicilia para reconectar con sus raíces italianas; un doblete de parejas (los Babcock de Fahy y Theo James y los Spillers de Aubrey Plaza y Will Sharpe) cuya relación es tibia, como poco; finalmente nuestra Tanya (Jennifer Coolidge) que viaja con su asistenta Portia (Haley Lu Richardson).

A estos les vamos conociendo a través, también, de los indiscretos ojos de Lucia (Simona Tabasco) y Mia (Beatrice Grannò), dos jóvenes muchachas sicilianas. La primera es una prostituta que ha sido contactada con uno de estos huéspedes. El quién lo sabremos casi al final de la temporada.

En este primer episodio, Mike White se dedica a la instalación de estos huéspedes en el hotel y de paso ya les va metiendo en ciertos apuros. Por ejemplo, vemos cómo a Greg (Jon Gries) no le ha hecho ni pizca de gracia que su mujer haya viajado con su asistenta. Incapaz de deshacerse de ella por si la necesita, Tanya decide que lo mejor es que Portia se quede oculta en la habitación.

Pero ese no parece ser el único problema entre el matrimonio ya que también tenemos una extraña escena sexual tras la cual Greg le recrimina a Tanya el haberse comido los macaroons. Tampoco va bien (por no decir que está roto) el matrimonio de Dominic (Imperioli) con una dura llamada a su mujer (cuya voz corresponde a Laura Dern).

Poco a poco vamos explorando los roces en los diferentes grupillos, sobre todo entre las dobles parejas y sus visiones del mundo. Ahí tenemos a Harper (Plaza) que ve al otro matrimonio como frívolo y no consciente de sus privilegios. A pesar de los roces, se deja ver cierta pulsión sexual entre ella y el personaje de James.

Llega la noche y Lucia y Mia se "cuelan" en el hotel. Convencida por su amiga, Mia llama la atención del pianista que ameniza la cena en el restaurante. Sale mal al ser confundida por este con una prostituta. Mientras, descubrimos que la identidad del "cliente" de Lucia es Dominic.

Sátira pulida

The White Lotus 201

Termina así un magnífico primer episodio que, a mi juicio, elimina la mayoría de los defectos que tenía la primera temporada de 'The White Lotus'. Creo que esto es resultado de lo bien perfilados que están los personajes y sus conflictos desde el principio, proporcionando mayor sentido de sátira.

Además aprendemos en esta primera hora sobre la testa di moro, la leyenda siciliana sobre romance y traición que está omnipresente en la isla a través de bustos decorativos y que será leitmotiv de estos siete episodios. Algo que se añade al simbolismo que White utilizaba ya en la temporada anterior, con el mar como un reclamo a los instintos primigenios.

Temas
Inicio