Compartir
Publicidad

Boicot italiano al Festival de Cannes por proyectar 'Draquila', un film crítico contra Berlusconi

Boicot italiano al Festival de Cannes por proyectar 'Draquila', un film crítico contra Berlusconi
Guardar
14 Comentarios
Publicidad
Publicidad

'Draquila. L'Italia che trema' es un documental dirigido y protagonizado por Sabina Guzzanti, cuyo título se forma con el nombre de Drácula y con el topónimo L'Aquila, que designa el lugar donde, en abril del año pasado, se produjo un terremoto que acabó con la vida de 300 personas. El subtítulo, que fue elegido por votación entre quienes entraron a su página en Facebook —y que no sé si se habrá buscado como homenaje al mítico film neorrealista de Luchino Visconti, 'La terra trema'—, se traduce por «la Italia que tiembla».

La cinta quiere demostrar que Silvio Berlusconi está sacando tajada de la construcción de viviendas para miles de víctimas del corrimiento de tierras. El tratamiento de los evacuados en los días posteriores al desastre también es analizado por Guzzanti: «Los habitantes de L`Aquila tuvieron que vivir durante seis meses en una carpa porque el gobierno quería mostrar "el milagro" de las casas», expresa la directora, quien, a su vez, interpreta de forma cómica al primer ministro italiano, como se puede observar en la fotografía superior.

La cineasta opina que «para Berlusconi era un día de mierda, como tantos otros: la magistratura le pisaba los talones, en los sondeos estaba en caída libre. Pero a las 03:32 del 6 de abril, un terremoto devasta una ciudad. Para Il Cavaliere, es como si Dios le hubiera tendido de nuevo la mano». Estas son las palabras que acompañan al tráiler, que se puede ver a continuación:

El ministro de Cultura Sandro Bondi, creyendo que puede hablar en boca de todos los ciudadanos de Italia, comunicó el sábado en una declaración que no va a asistir al festival porque la película 'Draquila, l`Italia che trema', es «propaganda que ofende la verdad y a todo el pueblo italiano». Y eso que el film sólo que será exhibido fuera de concurso. Encuentro esta actitud del gobierno italiano no sólo poco democrática, sino casi infantil.

Por otra parte, estas cosas al final acaban dando una mayor publicidad a lo que se quiere ocultar, como ya declaró Flavia Perina, integrante de la comisión cultural parlamentaria. El cineasta Daniele Luchetti añadió: «No sé qué decir de un ministro que tiene vergüenza de una artista libre. Un país libre debe mostrar este tipo de espectáculo. Hay que sentirse orgulloso de llevar al extranjero una prueba de libertad».

La actriz y directora Sabina Guzzanti tuvo que dejar la RAI en 2003 para luchar por su libertad de expresión cuando clausuraron su programa 'RaiOt', que es un juego de palabras entre el nombre de la televisión estatal italiana y la palabra inglesa «riot» («disturbio»). En 2005 rodó el documental 'Viva Zapatero!', que tenía la intención de destacar la escasa libertad de expresión que se tiene en Italia y que supuso un gran éxito de público. Con el mismo mensaje rodó 'Las razones de la langosta' (Le ragioni dell’aragosta) en 2007.

Como nota aparte, me parece que también merece mención el hecho de que en la edición española del periódico El País, la noticia sea difícil de encontrar y brevísima, mientras que la edición uruguaya le dedica un extenso espacio. La asociación reciente entre Prisa y Tele5 ha provocado que esta publicación, que por su naturaleza debería ser crítica con el gobierno de Berlusconi, presente ahora una tolerancia mucho mayor hacia el primer ministro italiano.

'Route Irish', de Ken Loach, inclusión sorpresa en el Festival de Cannes

Route Irish

Tenemos, además, otra noticia sobre el festival de Cannes, que está, igualmente, vinculada con la política: la sección oficial le hizo un hueco a la nueva película del director inglés Ken Loach, 'Route Irish'. Al parecer, Loach recibió la invitación oficial para competir en Cannes, pero rechazó la oferta. Después, cambió de opinión, organizó una proyección para Thierry Fremaux y los organizadores del festival y logró una plaza en el concurso. Suena un poco a enchufe o, como mínimo, a trato preferencial, pero parece que es una práctica normal a la que Fremaux explicó que ya se habían acogido 'Carlos', de Olivier Assayas, y 'Tree of life', de Terrence Malick.

'Route Irish' es un drama ambientado en la guerra de Irak escrito por Paul Laverty (en la fotografía, junto al director), colaborador habitual de Loach. El título hace alusión a la ruta que tomaron las tropas estadounidenses que tuvieron que pasar por Irlanda para llegar a Irak. En 2002 y 2003 se formó un movimiento antibelicista que se asentó en el aeropuerto de Shannon en contra de la invasión de Irak. El documental muestra cómo los esfuerzos del movimiento sirvieron para romper la máscara de neutralidad con la que vivía Irlanda. La acción, que se desarrolla en Liverpool e Irak, nos habla de dos soldados enamorados de una misma mujer que viajan a Irak como asesores militares privados. Uno de ellos está interpretado por Mark Womack.

Vía | Página oficial de 'Draquila. L'Italia que trema y The Guardian.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos