Publicidad

Las 11 peores películas que hemos visto en 2018
Listas

Las 11 peores películas que hemos visto en 2018

Publicidad

Publicidad

Es hora de recordar lo peor de 2018 antes de dar la bienvenida al nuevo año (se presenta apasionante el 2019). Porque sin lo malo no podríamos valorar lo bueno, después de seleccionar las películas que más hemos disfrutado, toca recuperar los estrenos de cine más insufribles que hemos tenido la mala suerte de ver en los últimos doce meses.

Una importante aclaración antes de seguir: cada editor de Espinof ha elegido uno de los 11 títulos que se destacan en este artículo, lo peor que ha visto bajo su criterio personal. Hemos pensado que así sería más divertido. Por cierto, al igual que en la lista de recomendaciones, nos guiamos por el calendario español de novedades, hay "cosas" que no han llegado a nuestras carteleras, plataformas de streaming o tiendas. Pero vayamos ya al asunto que nos ha traido aquí...

Juan Luis Caviaro: 'Un pliegue en el tiempo' ('A Wrinkle in Time')

Esta lujosa adaptación del best seller de Madeleine L'Engle, dirigida por "la visionaria" Ava DuVernay, se apoya en reivindicaciones sociales y buenas intenciones para, finalmente, no ofrecer nada que un fallido espectáculo comercial con el sello Disney. Al estilo de 'Alicia en el país de las maravillas', una adolescente, su novio y su hermano se lanzan alegremente a una peligrosa misión a través de mundos fantásticos en busca de su padre. Todo es tan excesivo, ridículo y caprichoso, envuelto en filosofía barata, que parece una experiencia lisérgica de los chavales provocada por alguna sustancia que el progenitor dejó atrás al fugarse con la amante.

Mikel Zorrilla: 'Tau'

Cuenta con un planteamiento interesante y un dúo protagonista con el suficiente interés como para que uno quiera darle una oportunidad. Grave error, el guion es lamentable en todos los aspectos y hace muy cuesta arriba tomarse en serio nada de lo que ves. Maika Monroe y Ed Skrein están horribles. Visualmente luce un tanto cutre y no deja de ir a peor según pasan los minutos, fui incapaz de verla del tirón en Netflix pese a que no tenía problemas de tiempo ese día.

Albertini: 'Fullmetal Alchemist'

Tenía ganas de ver el live action de uno de los mangas que más cariño tengo; lo que pasó a continuación no se puede expresar en palabras. 'Fullmetal Alchemist' es un desastre en todos los sentidos. Un guion que intenta abarcarlo todo y que resulta en un batiburrillo de sobreactuaciones y miniclímax a cada cual menos interesante. Una cinta sin alma y sin carisma alguno.

Víctor López: 'Megalodón' ('The Meg')

No voy a negar que cuando empezó a filtrarse el material promocional de 'Megalodón', mis expectativas se dispararon por las nubes. Pobre de mí porque, finalmente, en la adaptación del best seller de Steve Alten firmada por Jon Turteltaub no hubo ni una gota de ese humor cafre y pasado de vueltas, ni esa diversión sin tregua que se prometía. En su lugar se nos ofreció un plato soso, blanqueado y precocinado al gusto del público chino en el que el aburrimiento ondeaba por bandera —y esto es lo peor que puede padecer un blockbuster veraniego—. Desastrosa y decepcionante a partes iguales.

John Tones: 'Miamor perdido'

Una comedia completamente fallida que, no solo tiene un tono errático y demuestra que Emilio Martínez-Lázaro, paradójicamente, no esté demasiado dotado para el género. Es que da la sensación de que ha pasado por un proceso de innumerables reescrituras que la han dejado convertida en un "frankenstein" sin demasiada gracia en ninguna de sus partes. Una pena, porque Dani Rovira y Michelle Jenner tienen potencial como pareja comica, pero el resultado es tremendamente insípido.

Kiko Vega: 'Kings'

'Kings' se abre con una dramática secuencia que está tan forzada y tan torpemente ejecutada como el resto del metraje: una joven negra entra a comprar zumo de naranja a un establecimiento y la dependiente china la dispara pensando que la chica iba a robar. A partir de ahí, y para que no se nos olvide en ningún momento que estamos viendo algo ambientado en una etapa real, el juicio del caso Rodney King sirve como cortinilla y encadenado, subrayando constantemente una injusticia y un hecho lamentable, que, atención, sirve como marco para una torpe comedia romántica que levantaría de su tumba a los restos de Frank Capra y Cary Grant.

Jorge Loser: 'Aquaman'

'Aquaman' representa la peor cara del blockbuster y del cine de superhéroes. Ideas amontonadas en escenas que quieren estar arriba constantemente y crean un ruido que deja de hacer efecto a los 30 minutos. Decenas de referencias cinéfilas lanzadas a la cara del espectador por el hecho de hacerlo, quitándole cualquier atisbo de romanticismo o significado. Ridícula cuando se poner seria, aburrida cuando quiere ser lo más divertido que has visto en tu vida. Es hortera, cursi, de música insufrible y con constantes intentos de humor que acaban en silencios incómodos. Una oda al mal gusto de principio a fin.

Sara Martínez: 'Sin rodeos'

'Sin rodeos' es una película trasnochada que parece salida de otra época en la que un cierto tipo de humor de sketch de decorado televisivo aún funcionaba en el cine. Perezosa, rancia, plagada de clichés y, a estas alturas, ya con poco o nada que aportar. Herencia del peor cine español que, afortunadamente, hace tiempo dejó de ser tendencia.

Antonio R. Jiménez: 'Ibiza'

Aunque no había expectativas significativas hacia una producción como 'Ibiza', vendida como un divertimento palomitero al estilo 'Resacón en Las Vegas' ('The Hangover'), la total ausencia de conflicto en esta película de Netflix la convierte en una de las producciones más irrisorias del año. Hay mucho negativo para enumerar, especialmente los topicazos sobre la isla en lo que a fiesta se refiere, la inverosímil historia resuelta de forma absurda o que Ibiza ni si quiera salga en la película porque la ciudad se negó a prestar espacios a esta producción —y menos mal—.

Lara Ben-Ameur: 'Misión: Imposible - Fallout'

Una nueva entrega que muestra por primera vez una madurez en el rostro de Tom Cruise y unas escenas de acción trepidantes con una buena coreografía, no acaba de ser suficiente para que una película esté a la altura de las tramas y estructuras que se esperan en pleno 2018, por no mencionar el humor simplón y demencial que se repite una y otra vez. Una ligera mejora en la franquicia no es sinónimo de aprobar los elementos del género.

Álex Manzano: 'La enfermedad del domingo'

Por ser la película con la intensidad y el drama más artificioso y forzado de este 2018. Una obra que intenta ser sórdida y sutil pero al estar tan mal dirigida y tan bochornosamente escrita acaba provocando vergüenza ajena porque los personajes de 'La enfermedad del domingo' podrían tener perfectamente 16 años y el conflicto que se plantea es digno de una telenovela de la peor calaña.

Y aquí acaba la opinión de los editores de Espinof (por si acaso, recuerdo que no es una lista consensuada, cada uno eligió un título). Es tu turno, ¿cuáles han sido las peores películas que has visto en 2018 o ese bodrio con el que desearías no haber perdido el tiempo?

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir