Publicidad

Todas las películas de Jason Bourne ordenadas de peor a mejor
Listas

Todas las películas de Jason Bourne ordenadas de peor a mejor

Publicidad

Publicidad

Con James Bond de capa caída, Ethan Hunt supo aprovechar la ocasión al no haber más espías en el horizonte. Afortunadamente para todos, el personaje creado por Robert Ludlum a principios de los años ochenta, Jason Bourne, aún estaba por decir la última palabra y plantar cara al resto de espías.

6. Conspiración terrorista: El caso Bourne (The Bourne Identity)

Dirección: Roger Young

Reparto: Richard Chamberlain, Jaclyn Smith, Anthony Quayle

Carol Sobieski, guionista de títulos como 'Annie' o 'Tomates verdes fritos' adaptó la novela de Robert Ludlum en una miniserie de dos episodios que llegaban a las tres horas. Como es lógico, funciona de manera estupenda como adaptación: una hora más que la peícula de Liman es mucho tiempo para reflejar los miedos, paranoias y gabardinas del Jason Bourne que interpretó Richard Chamberlain.

'La identidad de Bourne' es un thriller competente que durante buena parte de su metraje esquiva la sensación de estar viendo una miniserie de televisión. Nadie apostaba por Chamberlain como nadie lo hizo por Damon, pero es cierto que, a pesar de haber interpretado al cachondo de Allan Quatermain para la Cannon en un par de ocasiones, resulta demasiado estirado y algo soso.

Con todo, esta protoaventura de Bourne se deja ver y tiene aciertos puntuales muy llamativos, sobre todo en cuanto a la carga de violencia que adorna cada uno de los impactos de bala.

5. El legado de Bourne (The Bourne Legacy)

Dirección: Tony Gilroy

Reparto: Jeremy Renner, Rachel Weisz, Edward Norton, Albert Finney,  Oscar Isaac, Scott Glenn

La mayor ventaja de la película en la que el guionista oficial de la saga tomaba los mandos, era también su mayor inconveniente. 'El legado de Bourne' no es un thriller de espías como todos los demás. Es casi un thriller médico de ciencia ficción. Que se desarrolle en paralelo a la tercera entrega la dota de algo más de fuerza, pero incluso teniendo reciente la película de Greengrass, es demasiado compleja para tratar una historia más simple de lo que parece.

El avance genómico más importante de la historia de la humanidad al servicio de un programa de asesinos perfectos ideado en los despachos más oscuros de la CIA. Jeremy Renner aguanta el envite con gracia, pero el peso a soportar es demasiado, y tener a un Edward Norton que parece recién salido de 'El dragón rojo' no ayuda. Tampoco lo hace clonar secuencias de acción ni la sobreactuación de Rachel Weisz.

4. Jason Bourne

Dirección: Paul Greengrass

Reparto: Matt Damon, Alicia Vikander, Tommy Lee Jones, Vincent Cassel,  Riz Ahmed

Las heridas siguen ahí. La evolución de la saga se palpa en la fantástica madurez de Damon, casi convertido aquí en un John Rambo retirado. Solo le faltan los cristales en las manos. Un héroe crepuscular quince años después. Y esta vez es personal.

Tommy Lee Jones está estupendo como jefe despiadado, quemado, al que le da igual matar que morir, aunque en realidad prefiera lo primero. Julia Stiles está en su mejor momento en la saga y las incorporaciones de Alicia Vikander, Vincent Cassel y Riz Ahmed resultan de lo más agradecido. Como la inclusión de la privacidad de datos en las nuevas tecnologías, lo que la hace sentir por primera vez en nuestro mismo mundo.

3. El mito de Bourne (The Bourne Supremacy)

Dirección: Paul Greengrass

Reparto: Matt Damon, Joan Allen, Brian Cox, Karl Urban, Julia Stiles, Franka Potente

Tony Gilroy toma las riendas del personaje de Ludlum en solitario, aunque será Paul Greengrass quien se lleve los aplausos a partir de ahora. No habrá más que esperar por las siguientes dos entregas para darse cuenta.

Por si al bueno de Bourne no le bastaba con una secuela continuista, ya que no son pocos los flecos y las lagunas que aún le atormentan por las noches, en apenas diez minutos sirven una nueva motivación personal a un espía que ya recorre Europa a velocidad de elipsis y donde brilla por encima del resto un Brian Cox detestable y "patriota".

El estilo nervioso que caracterizará la saga aún no estaba asentado, y el cambio es brusco, pero las constantes se mantienen y la cosa se anima.

2. El caso Bourne (The Bourne Identity)

Dirección: Doug Liman

Reparto: Matt Damon, Franka Potente, Chris Cooper, Brian Cox, Clive Owen, Adewale Akinnuoye-Agbaje, Gabriel Mann, Julia Stiles

Una baliza reflejada en las gafas de un humilde pescador italiano arrancaba una odisea que, de momento, se ha extendido durante quince años. Jason Bourne, ahora con las facciones de Matt Damon, fue una prueba que salió de manera ejemplar. Doug Liman, un artesano lleno de oficio, supo colocar la cámara en su sitio y radiografiar la acción cuerpo a cuerpo más clara de la saga.

'El caso Bourne' fue el thriller de espías que revitalizó el género y dio el pistoletazo de salida a una oleada de historias de espionaje (más o menos) realistas. La elección de una estrella con pintas de vecino de enfrente hacen de Bourne un personaje más identificable y cercano que los súper espías que se suelen ver en este tipo de cine.

Aunque Paul Greengrass se llevó los laureles con las entregas posteriores de la serie, fue Doug Liman el que aportó su sentido de la acción en esta película. Con las misiones imposibles reimaginando su regreso tras la entrega de John Woo y James Bond finiquitando su relación con Pierce Brosnan, el desmemoriado Bourne fue un claro referente para todos los que llegaron detrás.

1. El ultimátum de Bourne (The Bourne Ultimatum)

Dirección: Paul Greengrass

Reparto: Matt Damon, Joan Allen, David Strathairn, Julia Stiles, Paddy Considine, Scott Glenn, Albert Finney

Un fin de fiesta preciso, afilado, sin piedad. A pesar de encontrarnos ante la historia de uno de los mejores asesinos de la historia de los Estados Unidos, Jason Bourne / David Webb sigue sin tirar a matar. Detalle sin importancia mientras los villanos de despacho sigan ofreciendo personajes como el de David Strathairn.

El ultimátum se sostiene sobre un eje triangular de secuencias de acción que son ya un punto de inflexión en el género, sobre todo la set piece que se desarrolla en Londres, con el bueno de Paddy Considine en el punto de mira.

Todas ellas son magistrales, ejemplos de planificación, técnica y edición para cualquier cineasta que se atreva a rodar una película sea cual sea el género.
  La más completa de la franquicia y la que justifica el peso de una trilogía, aunque luego hayan querido seguir ampliando la familia con adopciones y algo precipitados regresos crepusculares.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir