Will Smith no es el primer expulsado de la Academia de Hollywood: estos cinco casos polémicos ya sacudieron los Óscar
Listas

Will Smith no es el primer expulsado de la Academia de Hollywood: estos cinco casos polémicos ya sacudieron los Óscar

Si no has vivido debajo de un puente durante los últimos días, sabes qué ha pasado con Will Smith y sus consecuencias, pero por hacerte un resumen: en la gala de los Óscar, tras un chiste de Chris Rock sobre la alopecia de su mujer, Smith subió a darle un porrazo al cómico, algo que ha llevado a que la Academia le prohíba asistir a la ceremonia durante la próxima década. El actor tendrá que verla desde casa con palomitas y, si se enfada, darle un sopapo a la tele.

Pero Will Smith no es el primer caso de la industria del cine en el que han echado a alguien de la Academia, por delitos bastante más graves que el del sopapo de marras. Concretamente han sido cinco las personas expulsadas de la Academia, en este caso de forma irrevocable y sin posibilidad de ser nominados. Algunos casos los conoceréis de sobra, otros quizá no. Os los contamos en orden cronológico.

Carmine Caridi (2004)

Carmine Caridi

Quién es: Caridi tiene uno de los honores más raros del mundo del cine al interpretar dos papeles diferentes en la trilogía ‘El Padrino’. Concretamente, en la segunda parte hace de Carmine Rosato y en la tercera, más importante, de Albert Volpe, asesinado por los Corleone. A pesar de haber salido en películas de extrañísimo culto como ‘Kiss: El ataque de los fantasmas’, el actor se ganaba la vida como secundario en Hollywood. Hasta que…

El delito: El 13 de enero de 2004, la Academia de Hollywood encontró en Internet un screener de ‘Cuando menos te lo esperas’ ripeado de un VHS… con la marca de agua de Carmine Caridi, que en aquel entonces era votante de los Óscar. Poco después aparecieron copias de ‘El último samurái’, ‘Mystic river’, ‘Big fish’ y ‘Master and commander’. Tal fue la cosa que el propio FBI pasó por casa de Caridi a investigar qué pudo pasar.

Cardini

Básicamente, el actor le enviaba los screeners previo pago a un tal Russell Sprague (aunque Caridi siempre lo negó) con la intención de hacerle copias a su familia, y este los filtraba sin que el actor lo supiera. Caridi y Sprague fueron a juicio, en el que se pedía un mínimo de 150.000 dólares por película, pero n o se llegó a dictar sentencia: Sprague murió de un conveniente ataque al corazón a los 52 años y el actor fue declarado no culpable.

Se supo después que Sprague llevaba copiando películas ilegalmente perseguido por la justicia desde 1975, cuando iba en su coche vendiendo copias de ‘Star wars’ o ‘El padrino’ (precisamente). En total se cree que copió 134 películas, aunque él se consideraba más bien un coleccionista y tenía más de 5000 en su casa.

La pena: “Hice un favor a un tío y me jodió. ¿Quién podía imaginar que las colgaría en Internet?”, dijo Caridi resumiendo todo lo ocurrido. Su arrepentimiento no impidió que el 3 de febrero de 2004, la Academia le condecorara con otro raro honor: el de ser la primera persona expulsada, en este caso por violar su acuerdo para proteger los screeners. En 2020, el actor hizo un último papel en ‘Curb your enthusiasm’ antes de morir, algo que la serie aprovechó para que Larry David fuera acusado más adelante de piratear los DVDs de la Academia.

Harvey Weinstein (2017)

Harvey Weinstein

Quién es: Cuando tenía veinte años, un joven Weinstein creó Miramax, sin saber que se iba a convertir en una productora básica en los años 90, que descubriría a directores como Steven Soderbergh, Quentin Tarantino o Kevin Smith. En 1997, Miramax ganó el Óscar a mejor película por ‘El paciente inglés’ y repitió el año siguiente con ‘Shakespeare enamorado’. En 2005, los hermanos Weinstein dejaron Miramax para montar The Weinstein Company, donde se filmaron películas como ‘Django desencadenado’, ‘El discurso del rey’ y ‘Paddington’ hasta que se descubrió un secreto a voces en Los Angeles.

El delito: No creo que a nadie le pille por sorpresa, pero Harvey Weinstein es uno de los depredadores sexuales más terribles de la historia de Hollywood (y ya es decir). El 5 de octubre de 2017, después de que varias actrices intentaran advertirlo en diferentes entrevistas, el New York Times lanzó la noticia de las tres décadas de abusos sexuales de Harvey Weinstein hacia sus empleadas.

Poco después fue Ronan Farrow el que anunció que Weinstein había acusado sexualmente a trece mujeres, y violado a tres. El número desde entonces ha ido en aumento, y actualmente más de ochenta mujeres han acusado al antiguo productor de propasarse con ellas. Asia Argento, como líder de su grupo de víctimas, contó más de cien, incluyendo 18 violaciones.

Entre estas víctimas estaban nombres como Kate Beckinsale, Cate Blanchett, Helena Bonham Carter, Cara Delevingne, Darryl Hannah, Salma Hayek, Anne Heche, Angelina Jolie, Olga Kurylenko, Madonna, Rose McGowan, Lupita Nyong’o, Gwyneth Paltrow, Sarah Polley, Léa Sidoux, Mira Sorvino o Uma Thurman, entre muchas otras. Casi nada.

Estos delitos horrorosos dieron pistoletazo de salida al #MeToo, que cambiaría la industria del cine para siempre y en todos los ámbitos. Y la Academia no iba a hacer como si nada.

La pena: El mismo octubre de 2017, la Academia expulsó para siempre a Harvey Weinstein. Un año después, fue considerado culpable de violación en un juzgado y ahora mismo está pasando los primeros de sus 23 años de prisión en un correccional. La próxima vez que veamos su cara será en 2039, a los 87 años, si es que el resto de los juicios que tiene pendientes se lo permiten. No se le echará en falta.

Bill Cosby (2018)

Bill Cosby

Quién es: Bill Cosby fue considerado, durante una época, “el padre de América” gracias a ‘La hora de Bill Cosby’. Además, el cómico hacía stand-up, aparecía en películas como ‘Ghost dad’ o ‘Jack’ y, en general, era querido por todo el mundo. Llegó a grabar discos e incluso suyo era uno de los libros que se hizo viral más adelante, ‘Ser padre’. Y es que, veréis…

El delito: Las acusaciones de delitos sexuales persiguieron a Bill Cosby durante toda su carrera, pero la sociedad no estaba dispuesta a escuchar y pudo pasar por encima sin que le salpicara. O los periodistas lo pasaban por alto, o las cintas no se publicaban, y hasta el 2000 las acusaciones no empezaron a tomarse en serio.

Bill Cosby

En esa época, una chica de veinte años llamada Lachelle Covington acusó a Cosby de tocarla inapropiadamente y desnudarse delante de ella, y en 2004 fue el turno de una empleada de la universidad de Temple, pero el caso no llegó a juicio porque el abogado del distrito pensó que la evidencia no era creíble. Poco después, los casos empezaron a amontonarse, y Cosby no pudo hacer como si no existieran.

Fue Hannibal Buress, el copresentador del estupendo ‘El show de Eric André’ el que hizo un monólogo al respecto en 2014. Cuando vio que el público respondía de manera extraña a la frase “Puedes tener mucha moral, pero violaste a mujeres, Bill Cosby, así que eso te baja unos cuantos escalones”, Buress les instó a buscar “Bill Cosby violación” en Google. Este monólogo reavivó las llamas, las tensiones se elevaron y 18 mujeres presentaron alegaciones contra Cosby, a las que no quiso responder “por no dignificarlas”.

La pena: Más de 60 mujeres más acusaron a Cosby de drogarlas, violarlas o acosarlas sexualmente. En 2018, fue encontrado culpable de “asalto indecente con agravantes” y fue sentenciado de tres a diez años de cárcel. Tres años después, en junio de 2021, salió de la cárcel, y de momento sigue libre. La academia, eso sí, le expulsó para siempre “de acuerdo con los estándares de conducta de la organización”.

Roman Polanski (2018)

Roman Polanski

Quién es: Polanski inició su carrera en el cine con ‘El cuchillo en el agua’, que fue nominada a mejor película extranjera en los Óscar. Un inicio de oro para un director que ha hecho películas como ‘La semilla del diablo’, ‘Chinatown’, ‘La venus de las pieles’ o ‘El pianista’ y que incluso consiguió el Óscar a mejor director por esta en 2003. No exento de polémica, claro, porque…

El delito: El 11 de marzo de 1977, Roman Polanski fue arrestado en un hotel de California por la violación de una niña de 13 años, Samantha Gailey, que había posado para él en unas fotos de la revista Vogue el día anterior. Aunque el director lo negó todo, al final decidió colaborar y declararse culpable de “relaciones sexuales ilegales” con una menor, por lo que aceptó estar internado tres meses en una institución de salud mental y 42 días en la cárcel.

Sin embargo, Polanski se enteró de que el juez pretendía encarcelarle durante 50 años, así que el día siguiente cogió un avión y se marchó a Francia, donde, como ciudadano francés, está protegido de extradición. Los cargos están aún pendientes y esperando a que pise suelo americano, algo que no va a ocurrir. En los años 90, Gailey denunció de nuevo a Polanski, y este llegó a un acuerdo financiero con ella. En 2008, afirmó haberle perdonado y no querer que sus actos tuvieran mayores consecuencias, echándole después la culpa a los medios de comunicación.

Roman Polanski

En 2009, Polanski fue de nuevo arrestado, esta vez en Suiza, por petición de las autoridades estadounidenses. Finalmente, nueve meses después de su arresto, Suiza decidió desoír a Estados Unidos y dejarle marchar como un hombre libre. Desde el Me Too, diferentes acusaciones han caído sobre Polanski: Renate Lager, Marianne Barnard, Valentine Monnier y Charlotte Lewis le acusaron de violación cuando eran menores de edad, pero no ha ido a mayores.

La pena: En mayo de 2018, junto con la expulsión de Bill Cosby, la Academia echó a Roman Polanski. A posteriori, su mujer, Emmanuelle Seigner (‘En la casa’, ‘La venus de las pieles’) rechazó entrar en la misma culpándola de “hipocresía” al haberle expulsado. El director ha afirmado en alguna ocasión que deberían haberle avisado antes y darle la oportunidad de ser escuchado.

Adam Kimmel (2021)

Adam Kimmel

Quién es: ‘Beautiful girls’, ‘Truman Capote’ o ‘Lars y una chica de verdad’ son solo algunos de los trabajos de Adam Kimmel, un director de fotografía que empezó su carrera haciendo videoclips a finales de los 80 y la ha terminado, probablemente para siempre, con un monólogo de Colin Quinn. Y es que…

El delito: En 2003, Kimmel abusó en Nueva York de una niña de 15 años cuando él tenía 43, en lo que después ha llamado “sexo consentido con alguien sin edad para consentir”. Fue declarado culpable de violación y condenado a 10 días de servicio comunitario, 10 años de libertad condicional y 10 años en el registro de delincuentes sexuales, en el nivel uno (el más bajo de tres posibles), que no se hace público. No dijo nada en ningún trabajo, y la mayoría de los directores que se enteraron a posteriori no volvieron a llamarle.

Adam Kimmel

En 2009, Kimmel estaba en Salisbury, Connecticut, cuando a sus 49 años conoció a otra chica de 15 y a su madre. Por hacer un flash forward, el 23 de abril de 2010 fue arrestado por delitos sexuales. Nos ahorraremos los truculentos detalles. Un juez le condenó a cuatro meses en la cárcel y cinco años de libertad condicional, lo que no le impidió estar nominado a los Independent Spirit Awards por ‘Nunca me abandones’.

La pena: La investigación que llevó a cabo Variety al respecto, en un artículo titulado “Cómo un delincuente sexual registrado triunfó en Hollywood” hizo que muchas cabezas se giraran hacia Kimmel, que en marzo de 2021 perdió su condición de miembro de la Academia al violar su código de conducta.

Oscars

Son cuatro (hasta ahora) las personas expulsadas de la Academia, ya que el caso de Will Smith es diferente: puede ser nominado y la prohibición tan solo se extiende a aparecer en la gala de manera virtual o personal durante una década. Desde luego, nada que ver con el resto, parte de la historia más oscura de una industria de ensueño con una cara B terrorífica.

Temas
Inicio