Publicidad

'El silencio del pantano': las teorías que explican el final del éxito español en Netflix con Pedro Alonso
Netflix

'El silencio del pantano': las teorías que explican el final del éxito español en Netflix con Pedro Alonso

Publicidad

Publicidad

El silencio del pantano’, un éxito sorpresa en Netflix, comienza de forma enigmática. Frente al pantano del título, un hombre de pie, de espaldas a nosotros, se revela como un novelista, mencionado como Q en los créditos, interpretado por Pedro Alonso, Berlín en ‘La casa de papel’. Un lugar aparentemente tranquilo que esconde un reflejo de la moralidad que refleja una película que acaba dejando muchas preguntas en el aire.

El thriller español ha tenido un recorrido internacional flamante, entrando en los tops de todo el mundo y llegando al número uno en varios países como España, Argentina o Bélgica. Puede que todo sea gracias al fenómeno fan que genera Alonso, aquí un frío y calculador escritor de novela criminal que acaba en la película con un confuso epílogo que ha generado muchas teorías e interpretaciones.

SPOILERS EN TODO EL TEXTO

Silence3

Ficción basada en la realidad

Q narra la película tal como narra la trama de su primera novela, que está leyendo en una librería como acto en una firma de libros. Así se presenta el marco para la película, y a partir de ahí se convierte en un gran atolladero que, a pesar de ser bastante lineal durante todo el metraje, acaba con un final un poco extraño y ambivalente. En el prólogo, Q asesina a un taxista, pero parece que solo es parte de una proyección ficcionada de sí mismo… hasta que el film continúa con Q presentándonos a su próxima víctima.

El profesor Carretero es una antigua figura política que ahora enseña economía y, descubrimos, a través de ese hilo, cómo ayuda a políticos corruptos y su conexión con traficantes de drogas para lavar dinero. La película va intercalando a Q en su casa, frente al ordenador, con la investigación de todos los puntos en común con Carretero. Esto hace difícil saber si realmente está pasando todo lo que aparece o no, pero la naturaleza de la narración indica que sí, que Q se habría convertido en un criminal para inspirarse para sus novelas.

Durante el secuestro de Carretero va anotando todo lo que dice para ponerlo en su próximo libro. Vemos las ramificaciones de la corrupción en la albufera valenciana hasta que la trama vuelve al punto en el que empieza la película y Q es sacrificado. Entonces, se puede ver a Q, sentado en el escritorio de su casa, imprimiendo el primer borrador de su novela. Pese a que al principio choca, y es algo confuso lo que realmente está pasando, hay muchas pistas a lo largo de ‘El silencio del pantano’ que juegan con esa posibilidad.

¿Todo es fruto de la imaginación de un escritor acomodado?

Hay momentos, como cuando recibe un disparo en la espalda, que pueden ser partes de su novela y no suceden, o casi todas las escenas en las que aparece Q, que han sido representadas como encuentros en primera persona del protagonista. Pero, pese a esos detalles que indican que todo es falso, y ha sido narrando como un relato interesante para el público, sigue dejando la duda de si verdaderamente hizo todo lo que vimos y la escena final con la novela tuvo lugar antes de su supuesta muerte, a modo de un flashback anterior a ese destino que él ya esperaba.

Writer

Incluso cabe la posibilidad de que todo, o parte de lo que pasó es real y su muerte en el libro es el final que quiere darle a su personaje pese a haber experimentado todo antes de plasmarlo en las letras. La conclusión es ambigua, pero al menos, hay una metáfora clara, en lo que parece un deseo del autor reflejado en el pantano, realmente no hay forma de limpiarlo cuando todos son tan corruptos que vuelven a aparecer, pese a que elimines a uno, siempre hay alguien que sale como un junco para reemplazar el anterior.

Realidad con metáfora nihilista de clases en el fondo

Firmalibros

El escritor secuestra y mata al profesor de economía, lo que no sabría es el hecho de que este hombre estaba profundamente involucrado en el crimen organizado, lo que hace preguntarse por qué asesina gente realmente, dado que no hay un motivo aparente de justicia a lo ‘Dexter’, pese a que está implícito que ese profesor tiene algo que ver con su pasado. En la escena en la que Q firma libros una fan se le acerca y le pregunta sobre el pasado del personaje principal de sus novelas.

Busca saber más sobre las razones detrás de su comportamiento psicótico. Q entonces se comporta como si supiera que todas sus historias salen de sus propios encuentros en la vida real, y simplemente responde: "porque puede". Más tarde, esta escena juega con el final explicando el mecanismo interno de un psicópata, ya que ni él mismo tendría idea de por qué está matando gente. Si creemos que usa la vieja casa familiar en el pantano como se muestra, entonces sí, el escritor es un asesino en serie.

El silencio del pantanomostraría cómo sucedió realmente todo lo que está leyendo. En esta lectura, destaca cómo uno tiene que despojarse de todo sentimiento y emoción antes de intentar asesinar a alguien. Afirma que el taxista que asesinó inicialmente podría haber sido un buen hombre para los demás e incluso podría tener una familia pero en esos momentos, no podía ver lo bueno en él. Ese utilitarismo de la muerte haría que usara todo lo que aprende para hacer sus historias más reales.

La muerte en la ficción como catársis y nueva vida en la realidad

Silenciopantano 1

Por tanto, parece que todos son reales y la razón por la que Q elige terminar su novela de esa manera sería para crear conexión con su personaje. Su muerte también se puede ver como una forma de rendirse, puesto que en la alegoría al sistema político que sugiere Q, los ricos y los poderosos son como juncos, altos, fuertes y nacen de nada más que agua, mientras que el resto del mundo a su alrededor simplemente trata de salir adelante entre sus migajas. De ahí que su hermano sea dibujado como su propio reflejo, el seno de una familia sin recursos.

El mayor “valor” que tiene Q y su familia es la casita frente al pantano, que el hermano quiere vender para tratar de salir de su espiral de ruina. Por ello, intuimos cierta justificación de justicia de clase en lo que hace con el profesor. Su conexión infantil con el pantano se ve amenazada por el abandono de este y su sacrificio sería una coda nihilista en la que, pese a que los narcos han caído, los que mueven los hilos seguirán manejando todo.

Pero si interpretamos que el final no es un flashback a un momento anterior, el personaje de sus libros es asesinado y, ya que, parecía estar basado en sí mismo, al matarlo parece que está dejando atrás sus días de asesino en serie, como si hubiera servido para hacer las paces con su venganza y diera por cerrada esa etapa. La novela es diferente pero alberga todas estas ideas, como complemento al film deja más pistas, pero en ‘El silencio del pantano’ la clave está en pensar el final que más coincida con lo que te sugiera el instinto.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios