Publicidad

Ennio Morricone y John Williams, Premio Princesa de Asturias de las Artes 2020

Ennio Morricone y John Williams, Premio Princesa de Asturias de las Artes 2020
7 comentarios

Después de galardonar a Martin Scorsese en 2018, el Premio Princesa de Asturias de las Artes volverá a reconocer la impecable trayectoria de dos maestros relacionados estrechamente con el medio cinematográfico, en esta ocasión a golpe de batuta: John Williams y Ennio Morricone.

Los eternos compositores son los ganadores del Princesa de Asturias de las Artes 2020, según ha hecho público hoy, 5 de junio, el jurado presidido por Miguel Zugaza Miranda, a partir de una candidatura propuesta por Juan Barja de Quiroga Losada.

Como apasionado de las bandas sonoras, no puedo más que celebrar la elección de dos auténticos genios que han firmado obras maestras imperecederas que aún permanecen arraigadas en la mente de muchos espectadores. Como muestra, ahí están joyas de Morricone como las composiciones para westerns como 'Hasta que llegó su hora' o 'El bueno, el feo y el malo', o las piezas que engalanaron 'Los intocables de Elliot Ness', 'La misión', 'Cinema Paradiso' o 'Los odiosos ocho' —por la que ganó el Óscar en 2016, que se sumó al honorífico recibido en 2007—.

En lo que respecta a John Williams, estaremos de acuerdo en que 'Star Wars' no sería lo mismo sin sus legendarias partituras, pero más allá del universo galáctico de George Lucas, el neoyorquino cuenta en su filmografía con créditos de la talla de 'Tiburón', 'Superman', la saga 'Indiana Jones', 'Parque Jurásico' o 'La lista de Schindler'. Un listado interminable que le ha hecho merecedor de, entre otros, veinticinco premios Grammy, cinco Óscar y cuatro Globos de Oro.

Os dejo con el acta del jurado, en la que se apuntan los motivos principales para condecorar a esta irrepetible e inimitable pareja.

Los dos autores premiados han enriquecido con su talento cientos de películas. Mientras Morricone construyó su reputación poniendo música desde Europa al lejano oeste americano, Williams trasladó el espíritu de la tradición sinfónica vienesa a grandes éxitos de Hollywood. Si hay algo que tiene en común la extensa y variadísima obra de ambos compositores es su deslumbrante capacidad para traspasar géneros y fronteras.
Dotados de una inconfundible personalidad, entre sus obras se encuentran algunas de las composiciones musicales más icónicas del séptimo arte, que ya forman parte del imaginario colectivo. Williams y Morricone muestran un dominio absoluto tanto de la composición como de la narrativa, aunando emoción, tensión y lirismo al servicio de las imágenes cinematográficas. Sus creaciones llegan incluso a transformarlas y trascenderlas, sosteniéndose por sí mismas como magníficas obras sinfónicas que se encuentran entre el repertorio habitual de las grandes orquestas. Todo ello los convierte en dos de los compositores vivos más venerados en todo el mundo.
Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios