Compartir
Publicidad

Los Premios Emmy no levantan cabeza: la 70ª edición toca fondo con su peor dato de audiencia

Los Premios Emmy no levantan cabeza: la 70ª edición toca fondo con su peor dato de audiencia
10 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Pese al frescor y al indiscutible ritmo que Colin Jost y Michael Che impregnaron a la última ceremonia de entrega de los Premios Emmy, cuyas tres horas se pasaron como un auténtico rayo entre sketches puntuales, discursos de agradecimiento fugaces y los triunfos de 'Juego de Tronos' y 'La maravillosa Sra. Maisel', la edición número 70 de la gala se ha dado un auténtico batacazo en cuanto a audiencia se refiere.

Con 10.212 millones de espectadores y un 2.4 de cuota de pantalla en edades comprendidas entre los 18 y los 49 años, según ha recogido Nielsen Media Research en su estudio, los Emmy han marcado los peores datos de audiencia de su historia; batiendo su propio récord negativo, alcanzado en 2016 con 11.394 millones de espectadores, y cayendo un 32% respecto a la última vez que fueron retransmitidos a través de NBC en 2014.

Durante su monólogo de presentación de la gala —que, todo sea dicho, no estuvo nada mal y que podéis ver sobre estas líneas—, Jost y Che bromearon sobre la pobre acogida de la emisión por parte del público, dando la bienvenida a los miles de asistentes en la sala, y a los cientos de espectadores viéndoles desde sus hogares. Pero, ¿a qué se ha debido este nuevo descalabro catódico de los Emmy?

Descartando toda relación con la cadena de emisión —los Emmy van rotando anualmente entre las cuatro compañías más importantes de la televisión norteamericana—, muchas voces se alzan matizando que, durante los últimos años, los espectadores de prácticamente todos los tipos de contenido televisivo han descendido a favor de las versiones emitidas simultáneamente —o de forma exclusiva— a través de plataformas de streaming.

Además de esto, y de que el inicio de la ceremonia a las 5 de la tarde en la Zona Noroeste —o Pacific Time Zone— ha supuesto que muchos espectadores potenciales no estuviesen en sus casas durante buena parte de la emisión, el traslado de la programación del domingo al lunes ha tenido que enfrentarse al programa deportivo 'Monday Night Football' de ESPN; el cual, pese a tener menos repercusión que su versión dominical 'Sunday Night Football', ha podido afectar negativamente a la gran noche para la televisión estadounidense.

En Espinof | Todos los premiados en los Emmy 2018

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio