Compartir
Publicidad
Emmy 2018: 'Juego de Tronos' y 'Sra. Maisel' triunfan, 'El cuento de la criada' es la gran perdedora en una gala muy repartida
Emmys

Emmy 2018: 'Juego de Tronos' y 'Sra. Maisel' triunfan, 'El cuento de la criada' es la gran perdedora en una gala muy repartida

Publicidad
Publicidad

¡Final feliz en 'Juego de Tronos'! La 70ª edición de los Emmy ha concluído y la serie de HBO se ha alzado, de nuevo, con la estatuilla a mejor drama, el premio gordo de la noche más importante de la televisión. Una noche que nos ha dejado pocas sorpresas y algún que otro descalabro entre los ganadores.

A decir verdad, la gala ha seguido la tendencia de estos últimos años de ser bastante sosa. El número inicial, una oda algo satírica en torno al "triunfo" de la diversidad, era muy de 'Saturday Night Live' en horas bajas.

Crónica y grandes momentos de los Emmy 2018

Menos mal que Colin Jost y Michael Che lograron elevar un poco el nivel con un monólogo bastante decente con el toque habitual de mala baba. En este sentido, se nota que los dos cómicos comparten secciones como el "Weekend Update", ya que se les veía bastante compenetrados en sus apariciones.

Por lo general, y quitando la brillante participación de Fred Arminsen y Maya Rudolph y alguna cosa más como la pedida de matrimonio del director de los Oscars a su novia, o el entrañable discurso de Betty White, apenas han dejado hueco para el show. Ni siquiera los discursos han sido memorables... así que vayamos con los premios.

En comedia no ha habido duda: 'The Marvelous Mrs. Maisel' ha sido la gran vencedora. Actriz principal para Rachel Brosnahan, actriz de reparto para Alex Borstein y sendos galardones de dirección y guion para Amy Sherman-Palladino fueron un preludio idóneo para que fuese coronado, a final de la noche, como mejor comedia.

La serie de Amazon se ha llevado un total de ocho premios si contamos los de Mejor casting, montaje y supervisión musical, recibidos la semana pasada. Ha sido prácticamente incontestable con 'Atlanta' yéndose de vacío esta noche y 'Barry' con dos merecidos premios a mejor actor de reparto (Henry Winkler) y principal (Bill Hader).

Bastante más competidas han estado las categorías de series limitadas y dramas. Puede que 'El asesinato de Gianni Versace. American Crime Story' no haya sido del gusto de todos, pero para la Academia de la televisión norteamericana ha sido merecedora de siete premios Emmy en total.

Esta noche han subido al escenario Ryan Murphy como mejor director y Darren Criss como mejor actor principal, además de todo el reparto en el premio grande. Por cierto, desde 'Principal sospechoso' no ha habido ninguna serie antológica que haya repetido galardón a mejor serie limitada/miniserie.

La mayor sorpresa se la llevó Regina King al oir su nombre como la ganadora del Emmy a Mejor actriz principal de serie limitada. La verdad es que, a pesar de tener buen papel, nadie se esperaba que una serie tan desapercibida como 'Seven Seconds' pudiera transformar su única nominación en una victoria.

King es, de hecho, la única ganadora entre los intérpretes negros. Algo que destacó Michael Che después de que la actriz recibiese su premio. Comentario bastante mordaz teniendo en cuenta que es precisamente la diversidad uno de los leit motivs del humor de la gala.

Hubo espacio para el In Memoriam, por supuesto, el momento triste de la noche. Y hablando de drama, vayamos ya al asombroso descalabro de 'El cuento de la criada' ('The Handmaid's Tale'), que se ha ido de vacío esta noche. Además, de su veintena de nominaciones en total (contando los "Creative") solo ha sido capaz de ganar en tres categorías menores.

Ni siquiera donde podía haber sido más fuerte (en el apartado de actrices) ha logrado imponerse. Cosecha sendas derrotas propiciadas por la espectacular Thandie Newton en 'Westworld', vencedora como mejor actriz de reparto, y en la categoría principal por una sublime Claire Foy en el papelón de encarnar a la Reina Isabel II de Inglaterra en 'The Crown'.

La explicación podría estar en tres factores: que el voto en drama se ha dividido mucho y se han repartido los premios entre grandes ficciones; que esta temporada 'El cuento de la criada' ha sufrido cierto backlash; y que 'Juego de Tronos' es 'Juego de Tronos'.

Y fijaos que el regreso, tras el año de barbecho, de 'Juego de Tronos' a los Emmys les ha reportado bastantes menos premios importantes. Aún así, son nueve Emmys en total, con Mejor drama y Mejor actor de reparto a la cabeza.

Me ha gustado, también, ese homenaje a la última temporada de 'The Americans' en forma de dos premios: mejor actor principal para Matthew Rhys y mejor guion de drama.

En definitiva, creo que si esta gala de los Premios Emmy ha resultado muy repartida es, sin duda, porque nos encontramos con cada vez mayor nivel y más competencia seria. La sensación que me ha dejado la gala es que cada galardón que se ha entregado es muy merecido, y eso es más importante de lo que parece.

Y nos despedimos con el momento de la noche:

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio