Publicidad

'Happy Endings', una divertidísima sorpresa que nadie esperaba

'Happy Endings', una divertidísima sorpresa que nadie esperaba
20 comentarios

Publicidad

Publicidad

Happy Endings‘ llego el pasado mes de abril a la parrilla de la ABC casi sin darnos cuenta. Lo hizo con meses de retraso, en el prime time más tardío de su noche de comedias, a episodio doble por semana (porque no les daba tiempo a darles salida antes de que terminara la temporada) y con el lastre de ser otra de esas series sobre amigos y parejas que tanto han abundado este año entre las cadenas, sin que ninguna valiera la pena. Darle una oportunidad a la serie ya era un acto heroico por parte de la audiencia, pero los que tuvimos paciencia y lo hicimos nos encontramos con la que probablemente sea la mejor comedia de estreno de la temporada. Sí, por delante de ‘Raising Hope‘.

La premisa de ‘Happy Endings‘ es simple y llana: una pareja de novios que, después de cancelar la boda en pleno altar por culpa de la huída de ella, tiene que seguir viéndose las caras por pertenecer al mismo grupo de amigos. Evidentemente, este hecho de la boda es sólo una excusa para iniciar una historia donde poco o nada importa cómo se lleve la pareja protagonista, lo bueno aquí es verlos a todos en acción, con sus personalidades excéntricas, sus manías y sus formas de relacionarse unos con otros. Ellos son Dave, Alex, Jane, Brad, Max y Penny; y desde ya son mi nuevo grupo de amigos favorito.

Como ya veis, ‘Happy Endings’ no ofrece nada que no hayamos visto ya en otras series del estilo; lo del grupito de amigos con parejas, hermanos, eternos solteros y demás clichés viene de lejos (ahí mismo está ‘Friends‘ u otras de este año como ‘Traffic Light‘, ‘Better With You‘...). Lo bueno que tiene la serie de la ABC es el acertadísimo casting de actores y actrices que han elegido, unos guiones absurdos y rapidísimos, y situaciones típicas llevadas al extremo. Los personajes quedan perfectamente caracterizados desde el principio, y aunque se notan algunas personalidades levemente inspiradas (Jane le debe mucho a Monica Geller), todos ellos resultan divertidísimos desde el principio.

La gran sorpresa me la he llevado con Zachary Knighton, a quien muchos recordaréis por su papel de suicida frustrado el año pasado en ‘FlashForward‘. ¿Quién iba a decir que este actor podía hacer comedia? Y lo mejor, de todo, ¿que además se le iba a dar bien? Todo lo contrario me ha pasado con Elisha Cuthbert, que se dio a conocer por interpretar a Kim Bauer en ‘24‘, y que ha dejado claro que la comedia no es su fuerte. Tampoco pasa nada; se compensa todo con el papel de psicótica de Jane (Eliza Coupe), el de gay que parece hetero de Max (Adam Pally), el de hetero que parece gay de Brad (Damon Wayans Jr.) y el de mariliendres desesperada de Penny (Casey Wilson).

Happy Endings review
‘Happy Endings’ lo tenía todo para acabar su carrera en la primera temporada, pero ABC ha querido rescatarla después del desastre de año que ha tenido, y la próxima temporada la tendremos ya desde septiembre, con temporada completa (si las audiencias no quieren lo contrario). A los que no la habéis visto por pereza o por falta de tiempo, sólo puedo deciros que ‘Happy Endings’ es de lo poquito que merece la pena este año, que su humor no os defraudará y que son sólo 12 episodios de 20 minutos (el número 13, grabado pero no emitido, podrá verse este verano en ABC).

En ¡Vaya Tele! | ‘Happy Endings’, de amigos y parejas imperfectas

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios