Publicidad

'Helix': aprobado justito en contenido, notable en ritmo y atmósfera

'Helix': aprobado justito en contenido, notable en ritmo y atmósfera
13 comentarios
HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

Mucha expectativa había con ‘Helix’, lo nuevo de Ronald D. Moore (‘Battlestar Galactica’) para Syfy, que se estrenó el pasado viernes ante una modesta audiencia de 0.6 en rating y 1.8 millones de espectadores, datos que –incluso para un viernes- no alcanzan las expectativas creadas por el marketing y se quedan por detrás de otros debuts de títulos del género. Muchas comparaciones prematuras se habían hecho también con respecto al tono y aspecto de la serie, y lo cierto es que ha cumplido con la mayoría. La más recurrente, y por dejarlas dichas para no caer en valoraciones comparativas, es ‘La Cosa’ de John Carpenter; pero también encontramos mucho de ‘Expediente X’ y algo de ’28 días después’.

Precisamente al hilo de los referentes va mi principal crítica negativa de ‘Helix’. Por una parte, su primer episodio doble sufre mucho de pilotitis y es un puro cliché; cae mucho en un punto de partida y esquemas vistos con unos perfiles de personajes bastante manidos con esos los líos de faldas entre los tres doctores, la graciosilla del grupo, el que no es lo que parece, el asiático misterioso o el segurata machorro que quiere imponer su ley. Sin embargo, a estas alturas todo está inventado y se trata más de cómo haces tuyos los clichés que de huir de ellos, y con su mezcla de terror y ciencia ficción ‘Helix’ sale más o menos airosa por otros motivos que comentaré después.

Run Like Hell & Vector

La verdadera lástima es que caiga en pecados de serie mediocre, como esos diálogos risiblemente expositivos, de personajes vomitando información porque sí o los típicos errores de conveniencia narrativa, como el que no quede especialmente claro dónde está cada uno en cada momento, que no hablen más entre sí de lo que está ocurriendo o tonterías innecesarias como la doctora rubia que, después de pasear por un laboratorio destruido, con sangre y jaulas que se han abierto a la fuerza desde dentro, tenga su momento ven aquí, pequeñín, que no te voy a hacer nada.

Confesaré que además no me convence demasiado la forma en la que estos renombrados epidemiólogos se enfrentan a la situación. Desconozco totalmente los procedimientos habituales, e incluso lógicos, para afrontar un tema de estas características, pero esa meticulosidad que quieren aparentar con su verborrea técnica y sus pulcros protocolos no se ajusta a cómo realmente manejan la situación, que se me antoja vaga, imprecisa y demasiado sujeta a las conveniencias del guión, una circunstancia agravada por un montaje que no hace ningún favor a este equilibrio de tramas.

helix
Tanto Run Like Hell como Vector, el combo doble de estreno, salen airosos de los fallos de verosimilitud o de trillar más lo trillado gracias al ritmo, la atmósfera y su ambientación –apartado en el que toman más presencia los referentes que mencionaba en el primer párrafo. Esa gran estructura en mitad de la nada, el contraste entre lo aséptico y aislado de los procedimientos con lo viscoso y grotesco del virus negro y el efecto que tiene en sus víctimas son algunos elementos que hacen que la propuesta sea muy efectiva. A pesar de durar 80 minutos –y mira que dan pereza los pilotos dobles-, el arranque se pasa en un suspiro gracias al clima de tensión que consigue construir y al buen ritmo del episodio.

274, un tercer episodio con salto cualitativo

Precisamente en cuanto al ritmo se refiere, la tercera entrega destaca aún más con respecto al piloto doble. El equilibrio de tramas está más conseguido y desarrollado de forma más coherente y menos expositiva, los personajes reciben una inyección de interés considerable -y menos mal-, alimentando así el atractivo y se crea una situación muy estimulante con ese “nivel en cuarentena”. SyFy y Sony han acertado con la decisión de estrenar en Hulu el tercer episodio al día siguiente de su estreno en televisión, probablemente conscientes de que ayudaría a atraer una mejor crítica y favorecería el enganche; el visionado en maratón está a la orden del día y ya no es ninguna locura emplear el streaming online para aprovechar la moda del binge-watching.

La expectativa que había creado la promoción junto con los productores que hay detrás sumado a las ganas de encontrar una nueva y buena serie de ciencia ficción han hecho que el primer contacto con ’Helix’ (me) haya traído algunos sentimientos de decepción. SyFy es un canal con un corte de producción muy claro y acorde con el cable básico, y a posteriori he sido consciente de que esperaba más de lo que la serie busca dar; superado eso, sin ser sobresaliente ni demasiado memorable, con ‘Helix’ estamos ante un producto de entretenimiento más que correcto y con muchas posibilidades de crecer.

En ¡Vaya Tele! | Helix' muestra un primer trailer con claras reminiscencias de 'La cosa'

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir