Publicidad

Los fracasos y las grandes decepciones televisivas de 2015
Series de ficción

Los fracasos y las grandes decepciones televisivas de 2015

Publicidad

Publicidad

Ha llegado la hora de que en ¡Vaya Tele! hagamos nuestro tradicional repaso a lo más destacado de la oferta televisiva de 2015. Durante los próximos días os hablaremos de las mejores series nacionales e internacionales y también de los mejores programas de entretenimiento, pero antes toca pasar por el mal trago de recordar los fracasos y las grandes decepciones -y aquí hay también espacio para lo artístico- televisivas de 2015.

'Las aventuras del capitán Alatriste

Alatriste

Un monumental fiasco que al menos tuvo la suerte de ver cómo Telecinco emitía todos los episodios de su primera -y única- temporada. Un desastre artístico en todos los niveles en la que no había nada que mereciera ser rescatado de la quema -aquí podéis leer en profundidad lo que opinamos de ella en su momento-, o al menos no en lo que logré soportar ver antes de tener claro que era aún peor que un bodrio. Horrible.

El Simulcast

¿Qué sentido tiene la existencia de varios canales si acaban emitiendo literalmente lo mismo a la vez? Es cierto que eso ayuda a que sea más probable poder hablar de récords de audiencia, que al final es lo que importa a las cadenas, pero también supone una falta de respeto a los espectadores, demostrando que para lo único que realmente sirven es para eso. Da igual los daños colaterales de una práctica tan despreciable como esta.

'Rabia'

Rabia

Se esperaba mucho de la serie de infectados de Cuatro, tanto por su llamativa premisa como por contar con un reparto -o al menos parte de él- que a priori invitaba a esperar algo interesante. No fue el caso, lo que hizo que su seguimiento bajase semana a semana, hasta tal punto que los dos últimos episodios -¡y apenas eran ocho!- se emitió directamente en el late night. Una gran oportunidad perdida.

La cobertura del ataque de París

Fue muy triste comprobar cómo los canales españoles daban una cobertura tan lamentable al ataque terrorista sucedido en París a mediados de noviembre. No nos quedó otra que informarnos por otro lado, normalmente canales extranjeros que sí se centraron en lo realmente importante en lugar de continuar con su programación habitual. Además, algunos errores de bulto durante los siguientes días tampoco ayudaron demasiado a aliviar esta enorme pifia.

El declive de TVE

Alfombra

La verdad es que es un poco repetirse el destacar el declive de TVE, pero programas como 'La Alfombra Roja Palace' demostraron que se podía caer aún más bajo -y la cuestión es que seguro que aún pueden hacerlo más, pero esperemos no llegar a verlo-, y eso también se ha traducido en unas audiencias que siguen bajo mínimos, y sospecho que así seguirá a menos que den un giro radical en su política de los últimos años.

'Pasaporte a la isla'

Un reality de saldo que intentaba aprovechar un poco el tirón de 'Supervivientes', pero que estuvo lejos de lograrlo porque simplemente carecía de los ingredientes necesarios para atrapar la atención del espectador habitual de este tipo de formatos. Es verdad que no llegó a ser un completo descalabro en audiencias, pero no había nada en él que merezca tan siquiera ser reciclado en el futuro.

'Mar de plástico' y lo que representa

Mar De Plastico

Sospecho que va a ser una elección bastante polémica, pero tened en cuenta que también estamos hablando de decepciones artísticas, y ese es el caso que nos ocupa. Nos cuesta mucho entender que una serie tan floja en prácticamente todos los frentes, pero sobre todo en el guión y en el trabajo de su reparto -aquí sobresale con luz propia Jesús Castro-, haya cosechado tanto éxito. Obviamente hay gente que disfruta mucho con ella, pero creemos que se trata de un paso atrás para la ficción española, y lo peor es que seguramente anime a las cadenas a seguir haciendo ficciones así.

Sin novedades en la nueva TDT

En 2015 hemos visto la llegada de nuevos canales de TDT, aunque habría que poner bastantes comillas a lo de nuevos, porque no son más que un reciclaje de algunos que tuvieron cerrar en su momento o el lugar en el que acaban las reposiciones de los grandes canales. ¿No sería mejor probar a hacer cosas diferentes? Tampoco creo que las audiencias se resintieran tanto a corto plazo y a medio o largo podríamos empezar a hablar de un cambio que juegue a su favor, pero no, que impere la ley del mínimo esfuerzo.

Hit-La canción

El talent musical que RTVE estuvo a punto de usar para seleccionar al representante de España para Eurovisión, idea finalmente descartada. La cuestión es que la premisa no era mala sobre el papel, pero luego el resultado no estuvo a la altura y el público no respondió, por lo que solamente se emitieron seis programas antes de proclamar ganadora a Rosa López por el tema que podéis escuchar más arriba.

'Aquí paz y después gloria'

En Telecinco seguro que quedaron muy contentos con el potente estreno de esta "comedia" con Antonio Resines dando vida a dos hermanos gemelos, pero su alegría pronto se convirtió en incredulidad cuando su tercer episodio se hundió en audiencias ante el arrollador estreno de 'Allí abajo'. La serie no tardó en desaparecer de antena y los episodios restantes se emitieron a modo de relleno veraniego para poder quitárselos de encima.

En ¡Vaya Tele! | Los fracasos televisivos del 2014

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir