La mejor escena del episodio 8 de 'La casa del dragón' fue improvisada y obligó a cambiar algo que sucedía después en la serie

La mejor escena del episodio 8 de 'La casa del dragón' fue improvisada y obligó a cambiar algo que sucedía después en la serie
17 comentarios

El octavo episodio de 'La casa del dragón' fue el mejor hasta ahora de esta estupenda precuela de 'Juego de Tronos', mercando además un punto de no retorno. Es verdad que 'El señor de las mareas' estuvo repleto de grandes momentos, pero hay una escena, probablemente la mejor del capítulo, que fue improvisada y además obligó a cambiar algo que sucedía después.

Cuidado con los spoilers del octavo episodio de 'La casa del dragón' a partir de aquí.

El punto de inflexión

Los que ya hayan podido ver el episodio recordarán que Viserys (Paddy Considine) aparece de forma inesperada en cierto momento y se dirige hacia el Trono de Hierro con mucha dificultad. En cierto un guardia intenta ayudarle pero él insiste en ir solo, pero la corona se le cae y acaba siendo ayudado por su hermano Daemon (Matt Smith), quien al sentarse en el trono le vuelve a coronar. Pues bien, la escena no era así inicialmente la directora Geeta Patel en EW:

Cuando estábamos rodando eso -creo que el ensayo de nuevo, el primer día- la corona se cayó de la cabeza de Paddy y Matt la recogió y seguimos adelante. No paramos de rodar. Se descubrió ese momento. Entonces los tres nos reunimos y dijeron: "Sentimos esto. Esto se sintió como el punto de inflexión en nuestra relación ". Es únicamente un momento de silencio.

La idea inicial no era esa y tenían reservado un gran momento centrado en la relación entre Viserys y Daemon para la cena posterior en la que Viserys pide a su familia que deje sus rencillas aparte. Sin embargo, Patel recuerda que decidieron al menos tener la posibilidad de usar esa idea de la corona caída:

Decidimos rodarlo de ambas maneras, con la corona cayendo y con la corona no cayendo. Cada vez que se caía la corona, todos nos quedábamos sin aliento y al mismo tiempo pensábamos: "¿Tendremos algún sitio al que ir cuando lleguemos a la cena?". Y, curiosamente, en el montaje descubrimos que el momento era en realidad la caída de la corona, al menos en mi mente.

La propia Patel también recuerda que "agradecí mucho que ocurriera ese accidente, que se cayera la corona, porque resultó ser, al menos para mí, un momento bastante pesado y un punto de inflexión para una historia que había comenzado en el piloto: Oye, quiero tu corona y al final aquí voy a poner la corona de nuevo en tu cabeza y voy a ayudarte a llegar a tu trono", permitiendo así de paso aligerar la escena de la cena, pues "hay demasiada gente en la sala casi para que ese sea el momento emotivo" que tenían fijado para entonces.

En Espinof: "Cada dragón tiene su propia personalidad". 'La casa del dragón' y todos los dragones habidos y por haber en la asombrosa precuela de 'Juego de Tronos'

Temas
Inicio