Publicidad

'Terriers', demasiado buena para este mundo

'Terriers', demasiado buena para este mundo
9 comentarios

Publicidad

Publicidad

Algo se muere en el alma cuando una serie se va, y con la cancelación de 'Terriers' se ha ido además uno de los mejores estrenos en drama de esta temporada. En verano nos la presentaron como... bueno, quizá ese ha sido el problema, que no nos la presentaron de ninguna forma; las primeras promos no dejaban nada clara la temática de la serie, y cuando por fin salió un tráiler en condiciones, nos describieron de mala manera una comedia con dos detectives de andar por casa al más puro estilo 'Dos tontos muy tontos'.

Pero 'Terriers' no tiene nada que ver con eso, sino que es un drama sobre dos personas que intentan ganarse la vida como buenamente pueden, intentando superar los errores del pasado y afrontando una situación que les supera en magnitud. Es un relato humano y cercano de las cosas que les pasan a Hank Dolworth y Britt Pollack, desde su situación sentimental a su profesión, pasando por su carácter y su familia. Pocas series han alcanzado en tan poco tiempo una definición tan clara de sus personajes, y aun así se ha ido por la puerta de atrás para la audiencia.

La trama inmobiliaria

Hank Dolworth
El piloto sirvió para presentarnos la trama a largo plazo que habría de desarrollarse "a tramos" a lo largo de los trece episodios. Robert Lindus parecía que iba a ser el malo, el villano que los dos detectives deberían tumbar para terminar con el caso, pero finalmente resultó ser una marioneta, el último eslabón de una escala que terminaba en el abogado Ben Zeitlin y su cliente, la verdadera cabeza pensante en el proyecto del aeropuerto sobre Ocean Beach. Sólo que esta magnificación del caso no se comenzó a ver hasta la segunda parte de la temporada.

El asesinato de Mickey Gosney convirtió el caso en una cuestión personal para Hank, y la muerte en el penúltimo capítulo de Jason Adler, el prometido de Gretchen, transformó a Hank en una especie de suicida en busca de justicia para los suyos. Al final se resolvió todo de forma muy simple y sencilla, en una charlita con vistas al mar; la acción de verdad quedó en los capítulos anteriores, y no fue poca.

Y en los trazos en blanco en los que no se trataba esta trama, 'Terriers' nos deleitaba con pequeños casos autoconclusivos que sacaban toda la humanidad de los personajes, tanto de los recurrentes como de los episódicos que pedían los servicios al dúo protagonista. En mi caso personal, destacaría por encima de todo la ayuda que solicitó a Britt la prostituta transexual para aclarar el asesinato de una amiga, y también la excursión a Mexico que se pegaron Hank, Britt y el detective Gustafson para cerrar definitivamente el capítulo del pasado de Pollack como ladrón.

Un pasado lleno de imperfecciones

Brick y Hank son el resultado de su oscuro pasado, que es más reciente de lo que en principio pensábamos. El drama personal de ambos ha sido la verdadera comidilla de todo, por encima de la trama inmobiliaria, y ha sido eso lo que ha consolidado a 'Terriers' como uno de los mejores dramas del año. Pero cuando ambas líneas argumentales han confluído al final de la temporada ha sido cuando la serie ha explotado, lo ha bordado en todos los aspectos, mezclando la acción con el amor; todos los sentimientos concentrados en el penúltimo capítulo, que se despedía con un cliffhanger que auguraba una final de traca.

Britt Pollack

Enamorarse del personaje de Brick Pollack es casi inevitable. Su voz ruda y aspecto de malote mezclado con ese aura de sentimentalismo y amor a su pareja le convierten en alguien excesivamente adorable. Deja claro siempre que quiere superar su pasado, no volver a comisaría salvo para recopilar información, y dedicarse en cuerpo y alma a su novia. Una Katie que decidió perder la cabeza y ser infiel justo en el peor momento. La pelea y posterior condena de cárcel de Britt era un punto y seguido en su vida, o un punto y aparte, como después comentaremos.

Hank, por su parte, vivía atormentado por un antiguo caso policial que acabó con él fuera del cuerpo y separado de su mujer. El maravilloso capítulo 'Sins of the past' (Pecados del pasado) nos mostraba y resolvía este caso, a la vez que nos enseñaba cómo se conocieron Hank y Britt, un episodio brillante que resume en sí mismo la grandeza de la serie. El ocaso de Hank también se produce al final, tras ser detenido por la muerte de Jason, en una carrera a contrarreloj para demostrar su inocencia.

Terriers

Y no puedo dejar de comentar el papel de las mujeres en la serie. Muchos apreciaron el salto de calidad en la serie a partir del capítulo 4, con la llegada de Steph, la hermana de Hank, que protagonizó una trama aparte llena de matices debido a su estado mental. Pero no hay que dejar atrás al resto; a Gretchen, siempre condescendiente con Hank; o a Katie, que empezó a subir como la espuma tras su infidelidad y después de convertirse en rehén por culpa de los turbios asuntos del pasado de Britt. Geniales también en este sentido.

¿De frente o a la izquierda?

El final de 'Terriers' es un final neutro, que vale tanto para cerrar la serie como para continuarla al año siguiente, pero eso no quita que sea una putada para el espectador, porque lo es. Yo terminé de ver el último capítulo con la serie ya cancelada, y me cuesta horrores describir la sensación de desasosiego que tuve al ver el final medianamente abierto de la serie.

Terriers review
¿De frente o a la izquierda? ¿A la cárcel y a una vida posterior con su mujer y su hijo, o a Mexico a vivir la eterna vida de juerga? Aún no me puedo quitar de la cabeza el ruido de la camioneta de Hank arrancando en los segundos finales de la serie. Es un buen final, no me malinterpretéis, pero si hubieran sabido de la cancelación antes de grabarlo, probablemente habría sido algo diferente. Es evidente pensar que, de haber recibido una segunda temporada, la serie volvería unos meses o años más tarde, una vez que Brick hubiera salido de la cárcel, para mostrarnos más casos y más drama de los personajes, pero la suposición no es suficiente. A todos nos hubiera gustado que la serie volviera el próximo año, pero la audiencia es libre y soberana y pone el canal que le da la gana; y esta vez ese canal no ha sido FX. 'Terriers' se convertirá en una serie de culto, como otras muchas joyas que no fueron apreciadas en su momento. Encantado de haberos conocido, Hank y Britt. Muchas gracias, y buena suerte.

En ¡Vaya Tele! | 'Terriers' está oficialmente cancelada

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios