Compartir
Publicidad

'Felipe y Letizia', premio a la mejor parodia

'Felipe y Letizia', premio a la mejor parodia
34 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La TV movie sobre ‘Felipe y Letizia’ olía a rancio desde lejos, pero teniendo en cuenta esta fiebre por hacer películas para televisión sobre cualquier evento destacado de la historia reciente, la historia de amor de los Príncipes de Asturias no podía faltar en la parrilla de Telecinco. Anoche se emitió, después de muchos cambios de horario, la primera parte, y todavía no sé si calificarla de bodrio infumable o de divertidísima parodia que no hay que tomarse en serio.

Si la valoramos como un drama que pretendía contar una historia real sin artificios, está claro que es mala con ganas, pero yo a los veinte minutos decidí cambiar el chip y verlo desde un punto de vista más cómico, tomándomelo todo a broma y pensando en ‘Felipe y Letizia‘ como una parodia de la historia y de los propios personajes. Y lo cierto es que visto así, la cosa mejora un montón, y la cantidad de carcajadas que pegué en la hora y media que duró dice bastante de ella, y no todo bueno.

‘Felipe y Letizia’ es un despropósito, simple y llanamente. Quizá sea porque estamos acostumbrados a ver a la Familia Real en actos oficiales, con cara de circunstancias y respetando el protocolo, pero comprobar cómo el rey adula sutilmente a una de sus sirvientas mientras regresa de un partido de tenis es algo que no pensé ver jamás en esta vida. Y el hecho de que sea Juanjo Puigcorbé con una patata en la boca el que da vida a su majestad no ayuda demasiado a tomarse todo esto en serio.

Pasando a la pareja de tortolitos, Amaia Salamanca hace lo que puede. Es una buena actriz, yo no lo dudo, y me encanta cómo lo hace en otros trabajos, pero aquí está exageradamente forzada. En su afán por copiar todos los gestos de Letizia queda un resultado demasiado artificial, del que no se desprende en todo el capítulo, aunque he de reconocer que la caracterización es bastante buena. En cuanto a Fernando Gil, hace muy bien las veces de enamorado, pero verle bailando salsa en una reunión de amigos o disfrutando de las noticias frente al televisor vestido con un chandal del Decathlon (y saltando de alegría porque Letizia se ha puesto los pendientes que le regaló) también es algo demasiado chocante.

Juan Carlos y Sofia

Y aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid, al margen de la historia de amor de los príncipes, también se dedican a contar algunos hechos importantes de la época, como el hundimiento del Prestige, la Guerra de Irak e incluso los malos momentos sentimentales que pasan la Infanta Elena y Marichalar, algo que estuvo completamente fuera de lugar y que no aportaba más que morbo a la historia. Al fin y al cabo, es lo que busca esta TV movie, así que no sé de qué me sorprendo.

Conforme se acerca al final, la cosa adquiere tintes mucho más dramáticos, en la cena en la que los reyes conocen a Letizia, pero a la vez da pie a situaciones más surrealistas, con el rey Don Juan Carlos en plan camorrista o la Reina Doña Sofía intentando comerse con la mirada a la futura princesa cual matriarca en defensa de la integridad de su familia. ¿Fui yo el único que pensó por un momento que iba a sacar un cuchillo y acribillarla allí en medio?

Toda la historia, además, se combina con escenas a cámara lenta, muchísimas secuencias sin sonido sólo con música de fondo y una banda sonora tan pastelosa que dan ganas de vomitar. Si fuese una historia romántica de ficción para adolescentes sacada de un cuento de Disney entre el príncipe y la plebeya sería un producto perfecto, pero teniendo en cuenta que está basado en una historia real (y muy reciente), lo cierto es que esto no hay por dónde cogerlo.

Y ojo porque la segunda parte promete ser aún peor (o mejor, según se mire). Hasta ahora nos han enseñado la parte que no conocíamos, la anterior al anuncio público del compromiso, pero en la segunda parte abordarán los temas más conocidos por la gente. No sé si también “parodiarán” la ceremonia de compromiso, la boda o el nacimiento de las pequeñas, pero lo que sí está claro es que va a haber mucho más drama. Si a alguien le interesa (y confieso que yo soy uno de esos), la segunda parte se emitirá mañana miércoles por la noche. Sí, compitiendo (otra vez) con ‘Hispania’.

En ¡Vaya Tele! | ‘Felipe y Letizia, una historia de amor’, dulzor real en Telecinco

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio