Publicidad

'Rocío: contar la verdad para seguir viva' suma otra polémica a Telecinco y su cuestionable política de cancelación ante la violencia machista
Telecinco

'Rocío: contar la verdad para seguir viva' suma otra polémica a Telecinco y su cuestionable política de cancelación ante la violencia machista

HOY SE HABLA DE

La emisión el pasado domingo de los dos primeros capítulos de 'Rocío: contar la verdad para seguir viva', un documental que tendrá 12 episodios en los que Rocío Carrasco contará por qué lleva dos décadas callada, ya ha supuesto todo un tsunami para Telecinco.

Los primeros efectos del tsunami Rocío

No solamente por la gran cifra que han pagado a la aludida por las más de 60 horas de entrevista (se rumorea que dos millones de euros), sino por el gran impacto que han causados sus declaraciones... a todos los niveles. Periodistas, famosos de toda índole ¡y hasta políticos! se han pronunciado al ver a la hija de Rocío Jurado exponiendo los continuos episodios de malos tratos que vivió junto a su exmarido, Antonio David Flores.

La reacción de la cadena de Vasile no se ha hecho esperar: en menos de 24 horas, Antonio David era despedido de 'Sálvame' y 'Sábado Deluxe', además de vetado en la próxima edición de 'Supervivientes', donde ya se ha confirmado a su mujer como participante.

Este borrado del malagueño ocurre una semana después de que Carlos Algora, uno de los participantes de 'La isla de las tentaciones', fuese detenido por supuesta participación en una agresión sexual en grupo. En cuanto salió a la luz la detención de Algora, la cadena optó por, directamente, hacerlo desaparecer del montaje de lo que queda de emisión.

Carlos Isla

Eso les ha supuesto tener que reeditar todos los programas ya que fue grabado meses antes. "Manifestamos nuestra condena y tolerancia cero ante cualquier tipo de agresión sexual, situaciones que lamentablemente aún se producen en nuestra sociedad", rezaba el comunicado que Mediaset envió después junto a Cuarzo, la productora del programa.

Además, el grupo quiso hacer hincapié en que los hechos por los que está acusado Carlos pertenecen "a su ámbito privado que nada tiene que ver con el programa", desvinculándose así de todo tipo de asociación con el participante.

Con estos dos fulminantes despidos y su actitud de tolerancia cero ante la violencia machista, Telecinco se muestra implacable pero... ¿ha sido siempre así?

La "antigua" actitud de Telecinco ante la violencia machista

Ni el de Antonio David Flores ni el de Carlos Algora han sido los primeros casos de violencia machista a los que se ha tenido que enfrentar la cadena de Paolo Vasile. Han sido muchas las veces que hemos visto vejaciones clarísimas hacia las mujeres en sus programas... y no siempre el (supuesto) agresor ha sido cancelado de manera tan rápida.

Carlos Fayna

Este mes se han cumplido 20 años del estreno de 'Gran Hermano 2', una edición que estuvo marcada por el bochornoso episodio de machismo que nos regaló aquel personaje llamado Carlos, al que popularmente se le conoce como 'el Yoyas'.

La del Yoyas fue la primera expulsión disciplinaria de la historia de 'Gran Hermano' y, a día de hoy, el catalán tiene una condena firme por posteriores años de malos tratos físicos y psicológicos a su mujer, Fayna, a quien conoció en el programa.

Eso sucedió en 2002 y, ahora, saltamos en el tiempo a 2017. Mismo programa, otros concursantes: Carlota y José María protagonizan el episodio más oscuro que se ha vivido en el reality. Un día, la organización informa vía Twitter: "La dirección de 'Gran Hermano' ha decidido expulsar a José María por lo que considera una conducta intolerable. Asimismo, ha considerado oportuno que Carlota deje la casa", rezaba el tuit oficial del programa.

Carlota Y Jose Maria

Según se puede ver en los vídeos, José María se había metido en la cama de Carlota, que había bebido y no estaba plenamente consciente y, según la juez que llevó el caso a posteriori: "existen claros indicios de abuso sexual". Al concursante lo sacaron por la puerta de atrás y, una vez fuera, Carlota fue llamada al confesionario donde... la organización le puso el vídeo íntegro pese a que ella estaba pidiendo que, por favor, lo parasen.

"Creemos que tienes que verlo", insisten desde el programa a una aterrorizada concursante. Finalmente, tras ver el vídeo, la organización le "recomienda" no contar nada: "Esto quedará con José María y contigo, no puede extenderse a la casa", le dicen a la afectada, que acaba de ver un vídeo de cómo abusaban de ella estando inconsciente.

El Confidencial tuvo acceso en exclusiva al vídeo del confesionario donde el programa le mostraba a Carlota lo que había pasado.

A partir de ahí, Carlota denunció a José María por su cuenta y, según informó El Confidencial en 2019: "Ni Telecinco ni 'Gran Hermano' se han puesto en contacto con Carlota, que se encuentra en tratamiento psicológico y psiquiátrico, con medicación y sin poder trabajar".

También sucedió en 'Gran Hermano VIP'

No solo en las ediciones de concursantes anónimos se han dado casos de violencia (de cualquier) tipo contra las mujeres, también en las de famosos. En 'GH Vip 6' pudimos ver cómo Omar Montes alentaba a Asraf Beno a meterse en la cama con Miriam Saavedra, otra de las concursantes que había consumido alcohol en una de las fiestas.

Omar Tumbate Con Ella

Miriam se había acostado bajo la atenta mirada de Asraf, que estaba pendiente del estado de su compañera de programa. Entonces, el cantante le dijo: "Túmbate con ella, gilipollas. Qué tonto eres. ¿No te gustan las chicas, o qué, hermano?". A lo que el modelo le respondió tajante: "Qué va, ni de coña. No me van estas cosas. Yo quiero que descanse y ya está".

La audiencia pidió la expulsión disciplinaria de Omar, pero el programa decidió no intervenir de forma activa y que el público votase si este debía ser sancionado con una nominación o no. Efectivamente, un 80% votó que sí, así que Omar fue primero nominado y, la semana siguiente, fue expulsado.

Analizando todos estos casos... ¿por qué en unas ocasiones la cadena ha tomado represalias contra el comportamiento machista y en otras no? ¿Dónde está entonces el límite "tolerable" de comportamiento abusivo para que el concursante o el tertuliano no merezca ser expulsado?

Volviendo al caso de Antonio David Flores... ¿no resulta extraño que le despidan unas horas después de la emisión del documental si los responsables de Mediaset conocían el contenido de este desde mucho antes? Y respecto al de Carlota, ¿no es igual de importante dejar de lado al agresor que apoyar a la víctima?

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio