'El camino (Yol)': el clásico turco de 1981 ganador del Festival de Cannes que fue dirigido desde una prisión
Cine Clásico

'El camino (Yol)': el clásico turco de 1981 ganador del Festival de Cannes que fue dirigido desde una prisión

La película 'Yol' (El camino, 1981) fue la ganadora de la Palma de Oro de 1982 en el Festival de Cannes junto a 'Desaparecido' (Missing, 1982). El tiempo la ha colocado como una pieza clave en el nacimiento de un nuevo cine turco, y tiene la peculiaridad de haber sido escrita y dirigida por Yilmaz Güney, mientras estaba en prisión por supuestos delitos políticos.

No solo es por sí misma un título de valor, sino que sirve de testimonio a la valentía da uno de los más grandes cineastas de la historia de Turquía, que contó desde la propia cárcel el relato de cinco personas en libertad condicional que deben enfrentarse a una calamidad personal, relatando la tragedia de una nación con un futuro ligado a su pasado, atrayendo miradas hacia una cinematografía hasta entonces poco apreciada, que sería el primer ladrillo para la aparición de nombres como Nuri Bilge Ceylan.

Yilmazguney

Hijo de campesinos, Yilmaz Güney alternó su afición al cine con la literatura, la economía y el derecho. En 1961, una novela le valió ya su primera condena por presunta propaganda comunista. Tras dieciocho meses de cárcel, actuó en cerca de medio centenar de películas que le permitieron dedicarse exclusivamente a la realización, hasta que un incidente en un salón de música local, mató supuestamente a un joven juez, pero el juicio planteó dudas sobre la legalidad del arresto por la identidad del arma homicida sin verificar, y testimonios que podrían haber sido manipulados para crear una excusa para encerrar a Güney, que siempre se declaró inocente.

El Vía crucis de Yilmaz Güney

Gracias a su popularidad tuvo un buen ambiente seguro en la prisión que le permitió hasta ver películas, afirmando que incluso se sentía más seguro dentro. Allí escribió tres guiones, dos novelas y varios artículos para medios turcos e internacionales. También le permitió inspirarse en su propios compañeros y experiencias para crear 'Yol', cuya producción tuvo lugar desde enero hasta agosto de 1981, mientras Güney segúía encarcelado, lo que no le resultó un problema para tirar adelante con el rodaje bajo su tutela.

Yol 1

El guión de 'Yol' era muy extenso, unas 150 páginas, y fue dirigido por Güney a través de mensajes explícitos a su asistente de confianza. Serif Gören. Güney le explicó los elementos que quería que aparecieran en pantalla con todas instrucciones claras. Gören pasó tres días con Güney para discutir dudas y preguntas, y luego se mantuvieron en contacto por correo. Solo una vez, Güney recibió un permiso para ir a ver la localización de una parte del film, el escenario nevado de Seyit Ali. Güney también recibió cooperación de las autoridades para la realización de Yol, convenciéndolos de la oportunidad de representar positivamente sus políticas (sic) y, curiosamente, los soldados que aparecen son verdaderos militares.

De todas formas, las cámaras turcas eran obligaron que 'Yol' se rodara como una película muda, por lo que muchos detalles pudieron crearse en la sala de montaje. Un amigo de Güney lo ayudó a escapar de la prisión en 1981, y luego, el negativo se pasó de contrabando a Suiza, donde Güney lo pudo editar con tranquilidad después de su fuga. Güney siempre enfatizó que la película no fue creada por él, sino por los actores y Gören, y lo cierto es que aquel conocía el enfoque esperado de las imágenes y Güney confiaba en él.

Evasión, postproducción y victoria

Cannes

De 2 De octubre de 1981 a mayo de 1982, pudo editar la película en Suiza y realizar la sincronización del doblaje en Francia, todo lo cual sucedió en secreto. Los actores de voz turcos fueron encontrados en el Institut Kurde de Paris, pero Güney también usó su propia voz para algún papel. Sorprendentemente, pudo presentar 'Yol' terminada en el festival de Cannes de 1982, algo que es significativo, puesto que entre los cargos que pesaban sobre él figuraba una carta que escribió al festival de Valladolid de 1980 en la que denunciaba la dictadura fascista que reinaba en Turquía y a la que suele referirse su cine. Ganó la Palma de Oro ex aequo con 'Missing (Desaparecido)', de Costa-Gavras.

Él mismo explicaba a El Pais la persecución a la que fue sometido cuando presentó su película en España:

"He sufrido varias detenciones. Una, por ayudar a estudiantes que favorecían la independencia del pueblo turco; otra, por participar en una reyerta en la que murió un juez fascista. Aunque nunca pudieron probar mi culpabilidad en esa muerte, fui condenado a dieciocho años de cárcel.

Pero esto no detuvo mi actividad cinematográfica: dibujaba plano a plano mis guiones, hablaba con los actores y daba instrucciones muy precisas a mis ayudantes, que se encargaban de filmar lo que les indicaba. Su elección particular condicionaba la realidad final de cada película, pero todas ellas nacieron de mis trabajos clandestinos".

'Yol' un valiente grito desde lo más hondo

Yol4

Así, llegó a dirigir tres películas desde la cárcel, por eso no era muy diferente de algunos de los personajes de 'Yol', que trata sobre prisioneros con un permiso de corta duración que visitan a sus familias para sacar a la superficie muchas controversias en Turquía. Allí recogió la historia de sus compañeros de celda. que le contaban las incidencias de sus salidas y permisos, en 11 testimonios que sintetizó a los cinco del film, dejando fuera alguna muy potente, como la de un hombre que gastó su semana de libertad en buscar a un hijo desaparecido,

Curiosamente, podría haber tenido en su mano una historia similar a la de 'Missing' en su film, como decía él mismo "aunque no se desarrolle en Turquía. Los países no son muy distintos cuando sufren la misma opresión". 'Yol' denunciaba la dictadura de Turquía, la fuerza de las costumbres arcaicas que impiden la libertad del individuo y una cultura que restringe la libertad del hombre mediante un panorama de la sociedad del país en ese momento, de la desigualdad, a la discriminación, viendo sus imágenes queda más patente el peligro y el atrevimiento lo que la llevó a ser prohibida en Turquía.

'Yol' dejaba claras las razones de problemas como el terrorismo, la oposición y la rebelión de los jóvenes exhibiendo la postura política del Estado y de los individuos sobre las condiciones culturales. Aún sigue siendo difícil encontrar allí la película sin censura. Durante su exilio en Francia el gobierno de Turquía revocó su ciudadanía y un tribunal lo sentenció a veintidós años adicionales en la cárcel, pero él rodaba ya en Francia su última película sobre las brutales cárceles con niños de su país. Finalmente murió poco después en París de cáncer a los 47 años, el 9 de septiembre de 1984.

Temas
Comentarios cerrados
Inicio