25 años de 'The Phantom (El hombre enmascarado)', una maravillosa aventura pulp sobrada de encanto que merece ser redescubierta
Críticas

25 años de 'The Phantom (El hombre enmascarado)', una maravillosa aventura pulp sobrada de encanto que merece ser redescubierta

A pesar de que adaptaciones de personajes tan clásicos como 'Dick Tracy' o 'La Sombra' nunca terminaron de funcionar del todo ni de enganchar a espectadores desconocedores de esos asuntos, Paramount Pictures no dudó en seguir la senda que abrieron Walt Disney y Universal Pictures con su 'The Phantom (El hombre enmascarado)', el mayor fracaso de las tres y seguramente el menos merecido.

El rey de la selva

Piratas, peleas a puñetazos, intrépidas aventureras, mujeres fatales, la Nueva York de los años 30 y ambiciosos villanos de malvados y esotéricos planes, la adaptación de la creación de Lee Falk, que un par de años antes se había inventado al mago Mandrake, es una poderosa y naíf aventura pulp con el encanto de las viejas producciones de la edad de oro de Hollywood. Y todo ello con un protagonista tan inesperado como Billy Zane, suerte de antecesor del Brendan Fraser de 'La momia'.

En 1938, Xander Drax, un gángster de Nueva York, roba, en la isla de Bengala, una de las tres calaveras de piedras preciosas que, cuando se reúnan, otorgarán un poder ilimitado a su poseedor. Para frustrar los planes de Drax, el editor de un periódico envía a su sobrina, Diana Palmer, a investigar a Bengala. Secuestrada por piratas, la joven es liberada por el fantasma que camina, quien ha protegido la isla durante cuatro siglos.

Bajo el vigésimo primer descendiente de un largo linaje de héroes se esconde Kit Walker, un viejo amigo de la joven. Con ella, el fantasma viajará a la ciudad de Nueva York para evitar que Drax consiga el resto de calaveras y destruya el mundo. Incluso para ser mediados de los 90, una adaptación tan atrevida como esta no estaba destinada a enamorar a casi nadie, algo que suele pasar con este tipo de proyectos y que los fans de 'Flash Gordon' conocen de sobra.

The Phantom

'The Phantom (El hombre enmascarado)' fue un fracaso estrepitoso, pero es que competía con títulos como 'La Roca', 'Twister', 'Mission: Impossible' o 'Independence Day', películas que parecían venir del futuro comparadas con la aventura artesanal llena de cartón piedra de Simon Wincer, un director al que recuperamos hace poco con su grandiosa 'Dos duros sobre ruedas'. Fue la película 100 en la taquilla nacional, con 17 miserables millones de dólares. Para que te hagas una idea: 'La isla del Dr. Moreau' recaudó el doble.

El personaje de Falk ya había contado con adaptaciones anteriores. Incluso Mandrake las tenía. Entre los años 40 y 70 se vieron y oyeron distintos seriales, adaptaciones y telefilmes basados en el universo de los personajes, todas ellas con el mismo encanto que las producciones DC o Marvel (o Timely Publications) de la misma época.

Mandrake Y Phantom

Mi generación conocía la existencia de las viñetas del personaje, pero en realidad nuestra toma de contacto fue la serie de animación 'Defensores de la tierra', donde Flash Gordon, El hombre enmascarado o Mandrake el mago se enfrentaban a Ming y a sus diabólicos planes. Pero como todos esos personajes tan arraigados a una época concreta, no terminaron de conectar con el público del momento.

Defenders Earth

Con Joe Dante, Robert Evans y The Ladd Company detrás, la adaptación de 'El hombre enmascarado' no podía salir más pulp. Wincer lo dio todo en una aventura más ágil que la colorida película de Warren Beaty, más divertida que la de Russell Mulcahy y casi tan campy como la de Mike Hodges. Una gozada que hace justicia a uno de los personajes de diseño más atractivo que se recuerdan. Como sucede con 'Rocketeer', con 'Robocop' o con 'Darkman', solamente con mirarlos desde todos los ángulos posibles durante horas uno ya se siente recompensando.

Después los brutales éxitos de 'Batman' y su secuela, los grandes estudios buscaban una manera de repetir ese éxito y, de repente, las películas basadas en personajes de cómic empezaron a pujar fuerte. Antes de la película de Burton, las adaptaciones de cómics de gran presupuesto eran una rareza. Quién te iba a decir a ti que las películas de superhéroes eran algo inimaginable hace no tanto tiempo ahora que se estrena una cada tres meses. El caso es que a todos les dio por probar fortuna con personajes que a mediados de los 90 ya estaban olvidados.

phantom

Los estudios pensaron que las películas basadas en estos personajes harían una gran taquilla precisamente porque eran superhéroes clásicos, pero lo que no sabían entonces es que la gente no quería ver superhéroes de los años 30, querían ver a los superhéroes de hoy. Querían ver a los personajes que compraban en series de grapa en ese momento. La decepcionante de taquilla de estas películas basadas en personajes antiguos enseñó a los estudios cinematográficos que lo que la gente quería era otra cosa, algo moderno, algo que se solucionó y estableció con la llegada de los 'X-Men' unos años después.

Vista ahora, un cuarto de siglo después (y eso que yo ya caí rendido en su estreno en cines), 'The Phantom' es mucho mejor película que entonces. Y eso no es porque hayamos ganado en cinismo o en quitarnos complejos de encima, es porque el tiempo le ha sentado muy bien. Ese mismo año salía la primera película de las hermanas Wachowski, y también resulta mucho más interesante y atractiva vista hoy que vista entonces, aunque en su momento fue más respetada que esta aventura selvática.

Phantom chicas

David Newman, que más tarde pondría música a otra incomprendida adaptación pulp, 'The Spirit', puso la música a una película iluminada por el veterano David Burr, operador de cámara cargado de experiencia. El reparto principal, ideal, estaba formado por Billy Zane, Treat Williams, Kristy Swanson y Catherine Zeta-Jones, cada uno derrochando pasión por lo suyo y donde Swanson, la Buffy original, nos recuerda lo estupenda y divertida actriz que es.

Es muy difícil, casi imposible, que El hombre enmascarado, a pesar de contar con una interesante miniserie en 2009, vuelva a las pantallas. Mientras proyectos como Mandrake (con Sacha Baron Cohen) o Doc Savage (la película que nunca se confirma) van dando tumbos por los estudios sin conseguir luz verde, solo se me ocurren cineastas tan inconscientes como Shane Black o Gore Verbinski para sacar del limbo a este tipo de aventureros. Y tengo la sensación de que estos dos ya han llenado su cupo de  fracasos injustos.

Temas
Inicio