Publicidad

'Asuntos privados en lugares públicos', un Resnais trasnochado, pero sólo en la estética

'Asuntos privados en lugares públicos', un Resnais trasnochado, pero sólo en la estética
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

'Asuntos privados en lugares públicos', que se estrenará el viernes, 15 de febrero, es una comedia de Alain Resnais inspirada en la obra de teatro de Alan Ayckbourn titulada 'Private Fears in Public Places' (miedos privados en lugares públicos). Su título francés es 'Coeurs' (corazones). Las historias de amor de varios personajes de edades algo avanzadas se entrecruzan en un París invernal en el que parece que ha llegado el momento de cambiar para todos. Dos empleados de una inmobiliaria, la hermana de uno de ellos, una cliente que busca piso con su prometido, el camarero del bar al que acude el prometido y el padre del camarero son los personajes que pueblan la película.

Resnais, muy dado a las adaptaciones de piezas de teatro, utiliza el artificio de las representaciones teatrales como ya hiciera en 'Mélo' o 'Smoking/No smoking'. 'Asuntos privados en lugares públicos' posee una estética feísta, creada a base de decorados chillones (como el de la fotografía) y pasados de moda, tan falsos que parecen forillos de escena. La estructura no se adapta ni la obra se "airea", ya que lo único que vemos del exterior es la caída de nieve artificial y algunos edificios pintados. Pero no por ello el film resulta teatral, pues Resnais echa mano de recursos fílmicos, como por ejemplo unos zooms que también favorecen el feísmo o, cuando menos, se ven anticuados. El cineasta se aprovecha de lo que el cine le puede aportar y así rueda una escena en plano cenital sobre un apartamento sin techo. Como es habitual en él, se luce con algunos planos largos de muy elaborada puesta en escena. Las técnicas que adopta del teatro no las incluye para que 'Asuntos privados en lugares públicos' se parezca a una obra rodada, sino para emplearlas como elementos distanciadores, como ya utilizó las medusas en 'On connaît la chanson' o partículas de metal suspendidas en el aire en 'L´amour à mort'.

El resultado de todos estos recursos teatrales y fílmicos es tan radical que da la sensación de que Resnais quisiese demostrar que no necesita una bella realización para lograr un gran film. La artificialidad de los decorados no impide que se entre en las historias y se sienta empatía con respecto a los protagonistas. Si hablamos de la trama pura y dura que puede sacar del libreto, no es que las cosas que ocurren sean en sí extraordinarias, pero la labor de los grandiosos actores y del director convierte a las historias en intensas y enormemente humanas. El retrato de los personajes y la profundización en sus sentimientos le confiere una gran fuerza dramática a 'Asuntos privados en lugares públicos'.

También podría parecer que el director de 'Hiroshima, Mon Amour' estuviese tratando de crear rechazo en todo aquel que no sea muy aficionado a cualquier aspecto de 'Asuntos privados en lugares públicos' ajeno a su estética. Es como si abriese las puertas de su club a miembros muy selectos, pero le prohibiese la entrada a los intrépidos que no sepan dónde se están metiendo. Los seguidores del director o de los actores estarán ahí fieles a la cita, pero ay de los que se acerquen sin una devoción previa a alguno de ellos.

De esa forma, gracias a mi admiración hacia André Dussollier y Sabine Azéma, disfruto más que ninguna la trama que les atañe a ellos dos, pues me parece la más divertida en su faceta cómica y la más profunda en su estudio sobre la soledad de algunos seres. Pierre Arditi, ya sea como camarero o como hijo sufridor, sería el siguiente en interés y quizá Isabelle Carré, la hermana de Dussollier, la próxima. Laura Morante y Lambert Wilson, aunque completan un reparto sin tacha, interpretan la historia que menos me enganchó.

En resumen diría que se trata de un film con una cuestionable estética –que el tráiler se ha ocupado de ocultar—, pero con interesantes aportaciones en cuanto a sus personajes y al trabajo de los actores. Como ocurre con cualquier obra que mezcle pequeñas historias, unas tienen mayor gancho que otras, pero aquí predominan las que atrapan. Quienes admiren a Resnais o a cualquiera de los intérpretes o quienes estén abiertos a ver algo diferente encontrarán una película con grandes valores. Como prueba, baste mencionar que 'Asuntos privados en lugares públicos' obtuvo el León de Plata en la pasada edición del Festival de Venecia y fue elegida la mejor película nacional del 2006.

Trailer en francés con subtítulos en inglés de 'Asuntos privados en lugares públicos'. Tráiler doblado al español.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir