Compartir
Publicidad
'Big Hero 6', los superhéroes Marvel con la magia Disney
Críticas

'Big Hero 6', los superhéroes Marvel con la magia Disney

Publicidad
Publicidad

Hace no tantos años daba pena ver las producciones animadas de Disney, ya que cintas como 'Zafarrancho en el rancho' ('Home on the Range', Will Finn y John Sandford, 2004) y 'Chicken Little' (Mark Dindal, 2005) son seguramente los peores Clásicos Disney de todos los tiempos. Sin embargo, la compañía consiguió reconducir la situación y últimamente nos ha sorprendido con pequeñas delicias como '¡Rompe Ralph!' ('Wreck-It-Ralph', Rich Moore, 2012) o 'Frozen, el reino del hielo' ('Frozen', Chris Buck y Jennifer Lee, 2013).

Paralelamente, la compañía ha encontrado una mina de oro en los superhéroes de Marvel, por lo que la idea de unir ambos mundos seguro que llevaba varios años rondando en la cabeza de los ejecutivos y creativos de Disney, pero ha habido que esperar hasta 'Big Hero 6' (Don Hall y Chris Williams, 2014) para poder ver lo que eran capaces de hacer con tan sugerente combinación. El resultado es un gran entretenimiento que combina con gran acierto ambos mundos y que tiene argumentos de sobra para conseguir conquistar a todos los miembros de la familia.

'Big Hero 6', lo mejor de ambos mundos

Hiro en

Don Hall y Chris Williams comentaron en su reciente paso por Madrid que tuvieron libertad por parte de Marvel a la hora de ofrecer su visión del cómic original, algo lógico dado lo relativamente desconocido que este es, por lo que llama aún más la atención que 'Big Hero 6' conserve tantas cosas propias de su cine de superhéroes. Esto es especialmente evidente durante el tramo final, tanto en lo argumental como en lo visual, y en lo referente a la utilización de su villano, algo desdibujado -aunque no tanto como otros de Marvel, ya que aquí se esfuerzan un poco en ahondar en sus motivaciones- dado que lo que interesa a sus creadores es establecer el viaje físico y, sobre todo, emocional de su protagonista.

Está claro que Baymax va a ser el personaje más recordado de 'Big Hero 6', pero antes de hablar de él conviene pararnos un momento a destacar el gran trabajo de los guionistas para definir a Hiro, un chaval que en otras manos podría habernos dado igual o incluso resultarnos odioso. Aquí sucede todo lo contrario y gran culpa de ello lo tiene lo bien que definen al personaje durante su primer acto -casualidad o no, la presencia de Baymax en el mismo es meramente anecdótica-, donde incluso la utilización de soluciones trágicas propias de Disney funciona con magistral precisión para que queramos que salga adelante y que realmente nos preocupe que el villano, que tarda lo suyo en aparecer, pueda hacerle algún tipo de daño.

El gran Baymax de

Otra de sus principales virtudes es que es una película segura de sí misma, ya que en lugar de caer en la tentación de querer ser una nueva 'Los increíbles' ('The Incredibles', Brad Bird, 2004), lo que hace es extraer su envidiable sentido del entretenimiento y aplicarlo a un relato muy marcado por varias constantes en el cine de Disney. La más destacable es la importancia y la fuerza de la amistad -ojo, sin caer en el sentimentalismo barato-, pero también se presta especial atención a los detalles trágicos en lo referente a la vida familiar de Hiro.

Además, 'Big Hero 6' acierta de pleno al utilizar a Baymax como punto de unión de esas dos realidades, y para ello ha de ser entrañable, divertido y enérgico al mismo tiempo con la finalidad de que su relación con Hiro sea el elemento que vertebre la evolución argumental y dramática de la película. Clave para su efectividad es que Baymax consiga transmitir tanto al público -más que la abrumadora mayoría de actores de cualquier otra película-, algo especialmente llamativo dado su minimalista diseño. Sin embargo, se trata de uno de los personajes del año y lo mejor de todo es que nunca se abusa de su presencia por muy conscientes que sean de la joya que habían creado.

Está claro que es mucho más que eso y que el trabajo desde el guión de Jordan Roberts, Daniel Gerson y Robert L. Baird, quienes saben desarrollar la historia con fluidez y hacer los cambios que crean oportunos para ello respecto al cómic original, y la voz de Scott Adsit son claves para el triunfo indiscutible que es Baymax, pero quizá la cosa habría cambiado de haberse optado por un diseño algo más recargado, lo cual resulta predominante en el resto de apartados visuales de 'Big Hero 6'. Es ahí donde se nota el intento en los diseños de mezclar a Disney con elementos más propios del anime, lo cual permite que la película tenga un look singular que además le sienta de maravilla.

Un estupendo entretenimiento

Los protagonistas de

Uno ya da por sentado que una película que ha costado la friolera de 165 millones de dólares va a ser impecable en el apartado visual -aunque luego haya casos en los que eso no luzca lo suficiente en pantalla, pero eso no sucede con 'Big Hero 6', donde además se ha cuidado con mimo todos los detalles para que su toque de ciencia-ficción sea lo más realista posible-, pero dista mucho de ser una garantía en lo referente a sus virtudes como entretenimiento que te haga pasar un gran rato en el cine. Por suerte para nosotros, sí lo es en caso que nos ocupa, ya que es ante todo un fluido pasatiempo pensado para que todos los miembros de la familia acaben encantados con ella.

De hecho, su ritmo está tan perfeccionado para que el interés nunca decaiga -y eso que las escenas de acción están perfectamente medidas y mantienen las líneas maestras propias de Marvel, pero sin llegar a saturar en ningún momento, ni siquiera en la gran traca final- que la única pega real que se le puede poner es que hay secundarios que podrían haber dado más de sí. No me malinterpretéis pensando que estoy insatisfecho con lo que ofrecen a 'Big Hero 6' en este punto -los personajes funcionan a la perfección respecto a lo que deben aportar al relato-, pero para supeditarlo todo a Hiro y Baymax ha habido que hacer una serie de pequeños sacrificios como este.

Además, ya habrá tiempo de entrar más en dichos personajes en una más que probable secuela -en este caso no me opondría lo más mínimo a ello-, donde, como sucede en toda continuación, se perderá la capacidad de sorpresa -uno de los aspectos más destacables es lo bien que une a los superhéroes Marvel con la tradición de los Clásicos Disney, pero también lo bien que absorbe otras influencias en todos los apartados posibles-, pero también es justo señalar que todo el encanto que tiene da para mucho más y uno se encariña hasta tal punto con ellos que hasta se muere porque incluso llegue el momento en el que se nos cuente más sobre lo que pasará tras la divertida escena post-créditos.

En definitiva, 'Big Hero 6' es una película que une con gran acierto el cine de superhéroes de Marvel con el toque de los Clásicos Disney y cogiendo ideas de otros muchos sitios para dar pie al que va a ser por méritos propios el gran entretenimiento familiar de estas navidades. Te reirás, nunca te aburrirás, te implicarás con los personajes, te fascinará su apartado visual y la historia, aunque inevitablemente previsible, tiene el suficiente gancho como para conquistar a los espectadores de todas las edades y que salgan del cine con una sonrisa en su boca. Muy recomendable.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio