'La que se avecina': la temporada 13 desaprovecha una oportunidad de oro para revolucionar la popular serie de Telecinco en Prime Video
Críticas

'La que se avecina': la temporada 13 desaprovecha una oportunidad de oro para revolucionar la popular serie de Telecinco en Prime Video

'La que se avecina' lleva multitud de años siendo una de las series más queridas por los espectadores españoles. Eso no supone que guste a todo el mundo, pues también hay un sector del público que básicamente siente alergia ante lo que les proponían los antiguos vecinos de Mirador de Montepinar.

Al igual que muchos, llegué a ella esperando encontrar una sucesora al nivel de 'Aquí no hay quien viva', pero a la serie le costó un poco encontrarse a sí misma, siendo con la revolución en el reparto que hubo entre su segunda y tercera temporadas cuando, siempre en mi opinión, todo terminó de hacer clic.

Una renovación escasa

Luego acabé perdiendo el interés en ella, en parte porque la kilométrica duración de sus episodios cada vez se me hacía más cuesta arriba, pero la llegada de otro cambio importante me hizo querer volver acercarme a ella esperando que volviese a surgir la magia. Todavía quizá es pronto para dar un veredicto definitivo -por ahora he visto dos episodios-, pero las primeras sensaciones no son especialmente buenas y os explico por qué.

Esta temporada 13 ha sufrido tanto bajas importantes como una gran cantidad de fichaje llamados a relanzar la serie. El problema es que entre los recién llegados no hay nadie que haya tenido todavía tiempo de brillar, en parte porque el personaje de Laura Gómez-Lacueva, una actriz que estuvo genial en 'Historias lamentables' y que supo desenvolverse también muy bien en un ecosistema tan cercano al de 'La que se avecina' como el de 'El Pueblo', da la sensación de ser poco más que la sustituta de Enrique Pastor ante la ausencia forzada de José Luis Gil.

La Que Se Avecina Temporada 13 Carlos Areces

Con esto me refiero más al Enrique de los inicios de la serie, pues llegó un punto en el que su actitud llegó a ser, al menos por momentos, tan alocada como la de muchos de sus vecinos. Personalmente me motiva regular volver a pasar por ese proceso, pues está claro que Greta acabará colapsando más temprano que tarde. Quizá entonces Gómez-Lacueva tenga la oportunidad de brillar de la que ha carecido por ahora.

Por lo demás, los nuevos fichajes han oscilado entre lo complementario, casi de Félix Gómez con respecto a Amador, y el mero relleno. La otra excepción destacable sería Mamen García como la marquesa clasista y un tanto aprovechada, ya que su situación económica ni mucho menos justifica esa actitud altiva. Por ahora no ha habido más que pequeños chispazos, pero ahí sí se nota que se va sumando poco a poco y que desde el primer momento hay esa actitud desvergonzada tan característica de la serie.

La Que Se Avecina Miren Ibarguren Gorda

Todo lo demás sigue bastante identificable, estando la mayor alegría en el cambio forzado al que se ve obligado Antonio Recio. Ese toque pasivo-agresivo funciona bastante bien y estoy convencido de que nos dará muchas alegrías antes de que todo vuelva a la normalidad para el personaje de Jordi Sánchez, si es que eso llega a suceder.

Por lo demás se mezclan tramas ya desgastadas como todos los problemas de Amador con La Cuqui, otras más propias de comedias de hace varias décadas como todo lo referente a los problemas de peso del personaje de Miren Ibarguren o la curiosidad no muy explotada aún de Fernando Tejero ejerciendo de anfitrión forzado de Airbnb.

Todo ello aliñado con el humor característico de la serie, siempre con el trazo grueso por bandera, lo cual no es ni mucho menos necesariamente malo, y menos en una serie que, a su manera, es un reflejo de la sociedad española. Por ahí no hay sorpresas, si te hacía gracia, lo más probable es que te sigas partiendo de la risa, pero si había llegado un punto en el que ya no te compensaba lo que ofrecía 'La que se avecina', no esperes que esos aires de renovación hayan cambiado realmente gran cosa más allá del edificio donde transcurre.

En resumidas cuentas

La Que Se Avecina

La temporada 13 de 'La que se avecina' se ha quedado corta en lo referente a dar energías renovadas a la serie. Por un lado es lógico querer no tocar demasiado lo que ya funcionaba, pero por otro era una oportunidad de oro para recuperar a aquellos espectadores que, por un motivo u otro, se habían ido bajando del barco.

En Espinof:

Temas
Inicio