Qué ver en HBO Max: la mejor adaptación de 'Resident Evil' se salta por completo la lógica y el lore de la saga para hacer una ciencia ficción loca de primera
HBO

Qué ver en HBO Max: la mejor adaptación de 'Resident Evil' se salta por completo la lógica y el lore de la saga para hacer una ciencia ficción loca de primera

Las adaptaciones de videojuegos son peliagudas porque su público objetivo es difícil -por no decir imposible- de contentar. Dejando a un lado que habrá fans que tengan mayor o menor apego al lore de los juegos, o de la idea que tienen de lo que define a la obra o cómo se deben mostrar a los personajes, es imposible recuperar la parte interactiva que hace al medio una experiencia activa. Desde luego, más activa que sentarse en una butaca y ver la obra desplegándose ante sus ojos.

Pero eso se puede aplicar a cualquier adaptación que se haga de una ficción pasando de un medio a otro. Literatura, teatro, un hilo de Twitter. Por eso se comenta habitualmente que las adaptaciones más exitosas se centran en capturar eso tan abstracto como es la esencia o las ideas de aquello en lo que se basa.

Aunque siempre hay excepción a todo, como el de Paul W.S. Anderson pasándose por alto casi todo lo que se puede considerar principal de 'Resident Evil' para hacer algunas de las películas de ciencia ficción, acción y terror más locas y divertidas de este siglo. Como 'Resident Evil: Venganza', disponible en el catálogo de HBO max.

Distopía futurista e infectada

Con la siempre eléctrica y carismática Milla Jovovich de la mano -con un personaje inventado, por cierto, pero que ha servido de esqueleto para todas las pelis-, Anderson comete el mayor insulto que se le puede hacer a un fan que es emplear ese lore tan querido como le viene en gana para hacer las películas que ve conveniente. Películas de un tono muy particular, muy cargado y poco anclado en la lógica, pero no por ello carente de interesantes ideas, tanto en lo temático como en lo visual.

Para empezar, recoge algo que toda adaptación de 'Resident Evil' que se precie debería incluir, ya que es la pura esencia del juego más allá de unos nombres o personajes reconocibles o localizaciones. A diferencia de otras ficciones de zombies, que aprovechan los monstruos y la epidemia para reflexionar cómo los humanos son realmente los auténticos monstruos, los juegos y las pelis de Anderson apuntan directamente con el dedo -corazón- hacia una gran multinacional capitalista que ha terminado creando la epidemia a partir de sus ansias de expansión y de dominación económica y mundial.

'Venganza', la quinta película de la saga, lleva aún más lejos esa crítica a través de una distopía futurista donde Anderson saca a relucir las influencias visuales e ideológicas que le ha dejado 'Matrix'. Si al principio era capaz de tirar del disparate terrorífico y bélico de 'Aliens: El regreso', aquí tira incluso de 'Æon Flux' en estética y despliegue narrativo para tocar realidades artificiales y recuerdos implantados.

'Resident Evil: Venganza': disfrute extremo

Elementos de ciencia ficción pura que trata de la manera más desatada y desenfadada posible. 'Venganza' aprovecha del todo la ruptura total de la dependencia a los juegos que realizó 'Resident Evil: Extinción', ejecutando líneas argumentales y desarrollo de la acción propias en el que de vez en cuando asoman nombres que al fan le sonarán. Anderson los incluye como guiño, pero sabe que la importancia de la película no reside en ellos.

Resulta obvio, pero no hay que comulgar con ruedas de molino. El estilo de Anderson es demasiado irreverente, ultraviolento y disfrutón para ser para todos los públicos.

Ahora, si te gusta pasarlo bien con una película de infectados desatados, que tenga ambiciosas ideas de ciencia ficción y los presente en acción alucinante y bien ejecutada, las pelis de 'Resident Evil' de Anderson son infalibles en ello. Y ninguna alcanzó cotas tan altas como 'Resident Evil: Venganza'.

Temas
Inicio