'Dioses de Egipto' logró indignar tanto a crítica como a público: así se convirtió en uno de los mayores fracasos del siglo XXI
Otros

'Dioses de Egipto' logró indignar tanto a crítica como a público: así se convirtió en uno de los mayores fracasos del siglo XXI

Hay superproducciones que parecen destinadas a fracasar mucho antes de que lleguen a los cines. Especialmente doloroso fue el caso de 'El llanero solitario', pues acabó siendo una obra de lo más estimable, sobre todo su sublime último acto. Con otras no puedo decir lo mismo, siendo ese el caso de 'Dioses de Egipto', una película que indignó tanto a público como a crítica.

Hace unos días os comentábamos la polémica por whitewashing que hubo en el caso de 'La gran muralla', pero lo sucedido con la cinta dirigida por Zhang Yimou se queda pequeño en comparación a la que ahora nos ocupa. Y es que es algo de lo que se empezó a hablar antes incluso del inicio del rodaje, pero que explotó a lo grande cuando comenzó la campaña promocional de 'Dioses de Egipto', pues las quejas empezaron a amontonarse en redes sociales.

Una acumulación de polémicas

Nadie entendió la decisión de no fichar a ni un solo actor egipcio, ya que, con la relativa excepción de Gerard Butler, el reparto no contaba con ninguna gran estrella en su reparto, por lo que las críticas empezaron a amontonarse hasta el punto de que no les quedó otra que pedir disculpas por tener un reparto demasiado blanco. Un movimiento inédito tanto por parte de Alex Proyas, director de la película, como de Lionsgate, el estudio detrás de ella.

Varios actores de la película también se pronunciaron sobre ello. Por ejemplo, Nikolaj Coster-Waldau, el inolvidable Jaime Lannister de 'Juego de Tronos', destacó que él ni quisiera interpreta a un egipcio, pero que sabía que "no puedes ganar este tipo de discusión". Por su parte, Chadwick Boseman ('Black Panther') afirmó que esperaba una polémica así desde que leyó el guion, pero que quiso aparecer en la película para que "viéramos a alguien de descendencia africana interpretando a Thoth". La resignación parecía ser el sentimiento reinante.

No obstante, Proyas alimentó la polémica pocas semanas antes del estreno al intentar clarificar lo sucedido, destacando las limitaciones por parte del estudio y de Australia, donde se rodó la película, en lo referente al reparto y que estaba de acuerdo con que Hollywood tenía un problema con la diversidad, pero afirmando también que 'Dioses de Egipto' "no es la película más adecuada para plantear estas cuestiones".

Tras recibir multitud de malas críticas, el fracaso en taquilla no tardó en consumarse, siendo entonces cuando Proyas atacó sin piedad a los críticos profesionales con un duro mensaje en el que sobresale lo siguiente: "Supongo que tengo la habilidad de llevarme mal con los críticos; siempre lo hago. Esta vez, por supuesto, tienen grandes hachas para afilar; pueden destruir mi película mientras intentan que sus pálidos culos parezcan políticamente correctos mientras gritan: "¡limpieza blanca!". Como los idiotas perturbados que son todos ellos".

Dioses De Egipto Escena

'Dioses de Egipto' recaudó finalmente 150 millones de dólares cuando su coste de producción había sido de 140 millones, a los que hay que añadir otros 30 millones para su campaña de marketing. Las pérdidas provocadas por la película se estimaron en unos 90 millones de dólares. Obviamente, cualquier posible plan de secuela fue descartado y Proyas no ha vuelto estrenar largometraje alguno desde entonces. Una lástima, que a él le debemos títulos como 'El Cuervo', 'Dark City' o 'Señales del futuro'.

'Dioses de Egipto' se emite esta noche en Cuatro a partir de las 22:45
Temas
Inicio