Compartir
Publicidad
Publicidad

Lo mejor del 2008, por Marta

Lo mejor del 2008, por Marta
Guardar
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Tras las entradas con lo mejor del año de varios de mis compañeros, mis favoritos de 2008 pueden resultar un poco repetitivos, así que voy a tratar de destacar sobre todo los programas y series que me han gustado este año y que menos se han mencionado.

Para mí la televisión nacional ha estado marcada este año por los dos reality shows que más han destacado, cada uno en un momento diferente del 2008. Fama fue un fenómeno de masas durante los primeros meses que, a pesar de los fallos y la improvisación, aguantó con interés y audiencia más de cinco meses en antena. Nunca volverá a ser igual que la primera edición, como ya nos está demostrando esta segunda etapa del concurso, actualmente en emisión. El otoño trajo un nuevo éxito de Cuatro en este género en el que este año ha acertado tanto como fallado estrepitosamente. Pekín Express sí era, al contrario que Fama, un reality perfectamente pensado y realizado, en gran medida gracias a la falta de directos. De lo mejor que hemos visto en nuestra televisión en reality shows.

Antes de entrar de lleno en las series internacionales, voy a mencionar de pasada algunas otras cosas que me han gustado (con menos euforia) en 2008 y de las que ya han hablado alguno de mis compañeros: Salvados, Berto, Password, Qué vida más triste, Ajuste de cuentas, Desafío Extremo, etc.

Y ya por fin las series. Como criterio para destacar unas u otras voy a utilizar el ansia con el que las he visto semana a semana. Así que evidentemente tengo que comenzar por Dexter, la que sin duda sería mi serie actual favorita si no existiera Lost (que ha ofrecido este año una de sus mejores tandas de capítulos). Porque Dexter ha demostrado que una serie puede mantener un nivel extraordinario a lo largo de tres temporadas (y esperemos que alguna más).

Tengo que destacar también dos comedias/dramas que este año supieron reinventarse para mantener su esencia después de varias temporadas y cuando más corrían el riesgo de mostrar signos de agotamiento. Weeds y Mujeres desesperadas tuvieron y están teniendo, respectivamente, unas temporadas emocionantes y diferentes.

La cadena de cable HBO me ha recuperado este año con dos series fundamentales y muy valoradas por la crítica: En tratamiento y True blood. Showtime, por su lado, a las grandes temporadas de Dexter y Weeds ha añadido también una etapa de consolidación del estreno del año pasado Californication. Y hablando de consolidación, otras dos series que definitivamente han conseguido durante este año encontrar su tono, cada una en su estilo, y asentarse en mi lista de capítulos semanales son Cinco hermanos y Gossip Girl.

Otros momentos televisivos importantes para mí durante este año: los dos capítulos finales de la cuarta temporada de House, que serán difícilmente superables, Alec Baldwin en 30 Rock (le destaco a él especialmente porque me sigue pareciendo el mayor acierto de la serie), mi descubrimiento (tardío, lo sé) de Torchwood y la hora de sitcoms que se ha montado la cadena CBS los lunes (por supuesto, me refiero a la primera): How I met your mother ya erá una visita semanal fija, pero el descubrimiento de The Big Bang Theory ha sido una agradable sorpresa.

En ¡Vaya Tele! | Lo mejor del 2008, por KyraVT

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos