Compartir
Publicidad

El exitoso señor Pells, un culebrón de última generación para Cuatro

El exitoso señor Pells, un culebrón de última generación para Cuatro
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Sólo han hecho falta unas semanas de emisión de Lalola para que todo lo que tenga que ver con su creador, Sebastián Ortega, se convierta en oro televisivo en nuestro país. Los últimos en subirse al carro son los de Cuatro, que han comprado el formato de El exitoso señor Pells, una comedia de enredo también basada en que las apariencias engañan, y eso los de Cuatro lo saben muy bien.

La serie será adaptada por Zeppelin y Cuatro en formato culebrón diario e intentará aprovechar las virtudes de este éxito internacional y adaptarlas a las especifidades del mercado nacional. Siempre me ha llamado la atención que en estos temas se habla de adaptar la serie al "gusto español". Yo más bien diría que lo que hacen es adaptarla al "mal gusto" nacional y casi siempre terminan haciendo productos de segundo orden frente a unos originales más que sólidos (esto es lo que algunos de vosotros nos habéis contado respecto a Lalola).

Sin tetas no hay paraíso o Yo soy Bea son otros ejemplos de la nueva hornada de culebrones que llegan desde el otro lado del charco. Si en los años noventa triunfaban las cenicientas, esas guapas pobres que sufrían entre la maldad de los ricos por amor, la tendencia apunta cada vez más a protagonistas con carácter en entornos urbanos, con las ideas claras, que sufren males más universales y menos fantásticos, aunque los finales de cuento suelen rematar las historias.

El exitoso señor Pells cuenta la doble vida de un matrimonio de éxito en televisión pero que en su vida real no se soportan, con las consiguientes consecuencias. Las críticas a la manipulación de los informativos (los Pells presentan un telediario), están presentes a lo largo de la historia. El éxito internacional es indiscutible pero eso no significa que los de Cuatro vayan a hacer una buena adaptación y, mucho menos, que en la compra del formato venga incluido el éxito de un producto final que no hace sino llevarnos de nuevo a acordarnos de los años dorados de Canal +.

Vía | Cuatro En ¡Vaya Tele! | Final al estilo culebrón de Sin tetas no hay paraíso

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos