Publicidad

'Lost' 6x09 - Ab aeterno [Especial Lost]

'Lost' 6x09 - Ab aeterno [Especial Lost]
103 comentarios


Richard Alpert ha sido una de las incógnitas que los responsables de ‘Perdidos’ tenían pendientes de responder desde hace bastante tiempo, y uno de los personajes del que los fans tenían más preguntas. ¿Quién es y cómo llegó a la isla? ¿Qué relación tiene con Jacob? ¿Qué sabe en realidad? Y la más importante, ¿por qué no envejece? Todas ellas, y alguna más, fueron respondidas en ‘Ab aeterno’ (expresión que en latín significa “desde siempre”), que se dedicó en exclusiva a Richard y, de paso, nos ha contado alguna cosa más sobre Jacob y el hombre de negro.

Con un poco de retraso con respecto a otras semanas, por el que os pido perdón, vamos a ver qué nos deparó este viaje a través de la vida del misterioso Alpert (no, me temo que no nos dicen dónde consigue ese eyeliner que resiste al agua y a cualquier penalidad). Por supuesto, habrá muchos spoilers, que para algo nos han contado, a grandes rasgos, de qué va todo.

En la isla


Nuestra estancia en loa línea temporal principal en la isla es casi anecdótica esta semana. Nos sirve para ver a Richard todavía en el mismo estado mental de confusión y depresión que le llevó a intentar suicidarse, y ante las preguntas de Jack y el resto a Ben sobre quién es de verdad Alpert, pasamos a un largo flashback en el que, por fin, descubrimos que nuestro querido Richard se llama en realidad Ricardo y, en 1867, vivía en la isla canaria de Tenerife. Ah, y por fin Jack les cuenta a sus compañeros que ellos son candidatos a suceder a Jacob. ¿Pero para hacer qué?

La elección de Tenerife como hogar de Richard no es casual. Por un lado, la isla se encuentra en la ruta que seguían los barcos de esclavos que partían del África occidental hacia América durante el siglo XIX. En segundo lugar, está muy unida a la leyenda del continente sumergido de la Atlántida, y muchos mitos la sitúan como los únicos picos visibles de Atlantis por encima del agua. Y por último, hay que recordar también la querencia de ‘Perdidos’ por incluir lugares y personas relacionados con aviones y, especialmente, con accidentes aéreos. En varios capítulos, por ejemplo, se han escuchado canciones de Patsy Cline y Buddy Holly, fallecidos en sendos accidentes, y en el aeropuerto de Los Rodeos (actual Tenerife Norte) se produjo el peor accidente de la historia de la aviación, en 1977.

Ricardo, el tinerfeño


Para Ricardo, en 1867, todo eso no importa, y lo que de verdad le preocupa es conseguir medicina para evitar que su mujer, Isabel, fallezca. Con ese punto de partida, todo el episodio se parece a ‘The other 48 days’, el episodio de la segunda temporada en el que se dejó de lado la trama principal para contarnos la historia de los viajeros de la cola del vuelo Oceanic 815. Aquí, lo que vemos es la triste historia de Ricardo, que mata por accidente al médico y acaba en el Black Rock, el barco esclavista que vimos en medio de la selva de la isla en la primera temporada. Además, sabemos que el capitán de dicho barco era Magnus Hanso, antecesor del fundador de la Iniciativa Dharma.

Otra cosa que vemos por fin es qué le ocurre a la estatua para que de ella acabe quedando sólo un pie. La respuesta es una tormenta monumental que desvía al Black Rock de su curso y lo lleva a estrellarse contra la isla, y allí, encadenado en la bodega, es donde Richard conoce por primera vez al hombre de negro. Teniendo en cuenta que estamos en 1867 y que, para aprender inglés, Ricardo utiliza la Biblia, no es raro que crea que ha muerto y que está en el infierno. Ve al humo negro matar a todos los tripulantes del barco, pero no a él, tiene visiones de Isabel y, cuando finalmente el hombre de negro lo libera, le pide que mate al Diablo, un hombre que vive en la playa, debajo de la estatua. Las palabras que utiliza para convencerlo de que debe matarlo son las mismas que Dogen emplea con Sayid cuando le encarga matar al Falso Locke.

Jacob y el hombre de negro


A través de la utilización de Richard, nos confirman por fin que la isla es algo así como una cárcel en la que el hombre de negro está confinado, y que Jacob es el encargado de evitar que consiga escapar. Además, entre los dos llevan una discusión filosófica sobre la verdadera naturaleza del hombre que lleva a Jacob a atraer a gente a la isla e intentar corromperlos, sólo para demostrar a su rival que el hombre tiene capacidad de decidir y que es bueno por naturaleza. El hombre de negro, por contra, cree que es muy fácil de corromper y que el mal forma parte de esa naturaleza.

Así, de un plumazo, nos han contado las grandes líneas de lo que es la isla y cuál es el papel de los náufragos allí. Por supuesto, el gran fleco que aún queda suelto es la Iniciativa Dharma y la pugna entre Widmore y Ben, pero todo forma parte de la rivalidad entre esos dos seres en el mejor estilo de los dioses del Olimpo griego, que jugaban con los hombres para demostrar sus puntos de vista a los otros dioses. La diferencia aquí es el concepto de que los “peones” tienen libre albedrío, pueden decidir sus acciones y no están predestinados a nada.

La decisión de Richard


Aún nos queda una última cuestión por resolver, la de la permanencia eternamente joven de Alpert. Jacob le concede la inmortalidad a cambio de que lo ayude a mantener a raya al hombre de negro, que antes había prometido a Richard que podría ver de nuevo a su esposa si se ponía de su parte. Así que Alpert se convierte en el Jack Harkness de ‘Perdidos’, para el que la inmortalidad acaba siendo un castigo. Mientras ha tenido un propósito, lo llevaba bien, pero tras la muerte de Jacob y que el humo negro adoptara el cuerpo de Locke, Richard se encuentra perdido y decide aceptar la oferta del hombre de negro.

Pero se encuentra con una sorpresa, porque Hurley (transformado aquí brevemente en la Whoopi Goldberg de ‘Ghost’) va a su encuentro y le dice que ha estado hablando con Isabel, su mujer, y que tiene un mensaje para él, que es, ni más ni menos, que evitar a toda costa que el hombre de negro se salga con la suya. Por supuesto, el Falso Locke está al tanto de todo esto, con lo que veremos por dónde evoluciona la historia.

Con las verdaderas razones por las que la Iniciativa Dharma fue a la isla todavía en la oscuridad, ya sabemos que ésta es el campo de batalla de esos dos personajes que parecen el bien y el mal encarnados, pero que no está muy claro cuál es cuál, o si de verdad lo son. No vamos a entrar en todas las referencias bíblicas (como las tres veces que Richard “niega” a Jacob), mitológicas y medievales de la isla porque necesitaríamos un blog entero para ello (podéis encontrarlas buscando un poco por Internet), pero encaramos los capítulos que quedan con las ideas un poco más claras. ¿O no?

P.D.: Ya sabéis, centrad la conversación en este capítulo, y no en el que la ABC emitió anoche en Estados Unidos. Ya tendremos tiempo de hablar de ése la semana que viene.

P.D. 2: Se me olvidaba comentar que, en la versión original, gran parte de la trama de Ricardo es en español (el acento de Néstor Carbonell, de ascendencia cubana, no es una mala imitación de un acento canario, sino el suyo propio).

En ¡Vaya Tele! | ‘Lost’ 6×08 – Recon [Especial Lost]

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios