Compartir
Publicidad
Por qué John Cena podría ser el sucesor de Dwayne Johnson en el mundo del cine
Actores y actrices

Por qué John Cena podría ser el sucesor de Dwayne Johnson en el mundo del cine

Publicidad
Publicidad

Dwayne Johnson es una de las mayores estrellas de Hollywood de nuestro tiempo. Los productores se lo rifan y él no tiene tanto para hacer todos los proyectos en los que está interesado. Algunos se aplazan y acaba consiguiendo hacer un hueco en su apretada agenda, mientras que otros se ve obligado a abandonarlos. El último en sufrir ese destino ha sido ‘The Janson Directive’ y la casualidad ha querido que el papel haya ido a manos de John Cena, su posible sucesor en el mundo del cine.

Tanto Cena como Johnson comenzaron sus carreras interpretativas en el mundo del wrestling en el programa que en España conocimos durante muchos años bajo el nombre de ‘Pressing Catch’. Los dos subieron a la cima y se llegaron a convertir en la mayor estrella de WWE, tardando a su vez bien poco en probar fortuna en el cine, aunque es ahí donde surgen las primeras diferencias destacables entre ellos.

Cuanto tú vas yo vengo

Rey Escorpion

El primer gran papel de The Rock fue en ‘The Mummy Returns’ dando vida al Rey Escorpión, funcionando tan bien que poco después le concedieron un spin-off. No arrasó, pero sí funcionó lo suficientemente bien como para dar inicio a una franquicia de la que Johnson no quiso saber nada más. En su lugar optó por distanciarse poco a poco del wrestling hasta que en 2004 tuvo el que iba a ser su último combate en siete años.

Coincidiendo con su marcha comenzó el ascenso al estrellato dentro del ring de John Cena, dándose la casualidad de que consiguió su primer título individual la misma noche que Johnson tenía esa última pelea que mencionábamos antes. A partir de ahí, su popularidad fue creciendo hasta estallar en 2005. Desde entonces ejerció como principal representante de WWE durante más de una década, un reinado mucho más breve en el caso de The Rock.

Lo cierto es que los primeros vehículos para el lucimiento personal de Johnson -pienso en cintas como ‘El tesoro del Amazonas’ (‘The Rundown’) o ‘Pisando fuerte’ (‘Walking Tall’)- no funcionaron tan bien como se esperaba, pero demostró amoldarse muy bien a la comedia en ‘Be Cool’, algo que sospecho que fue esencial para que en Hollywood apostasen por convertirlo en la cabeza visible de un puñado de cintas orientas al público familiar.

De hecho, no tendría otro éxito destacable hasta 2007 con ‘Papá por sorpresa’ (‘The Game Plan’), lo que le llevó a seguir esa línea en cintas como ‘Rompedientes’ (‘Tooth Fairy’). El público respondía bien pero su carrera iba a estar muy limitada por ese camino, algo de que él mismo debía ser consciente. En una situación relativamente similar se encontró Cena cuando en WWE decidieron intentar vender su carrera en la gran pantalla con un par de títulos de acción.

El primer intento de John Cena

John Cena Marine

La primera en llegar fue ‘Persecución extrema’ (‘The Marine’) en 2006, cinta que no funcionó mal, sobre todo en el mercado doméstico -WWE no dudó en convertirla en el inicio de una franquicia, aunque Cena no llegaría a participar en ninguna de sus secuelas-, sucediendo exactamente lo mismo con ’12 trampas’ ('12 Rounds') en 2009. De seguir por ese camino habría estado condenado a ser un héroe de serie B más o menos convincente.

A Cena no le compensaba seguir por ahí, así que optó por un cambio de registro en ‘Legendary’ que no tuvo el resultado esperado y una nueva intentona en el género de acción con ‘The Reunion' que casi nadie vio, así que optó por volver a WWE. Apostó sobre seguro y hasta cierto punto se podría decir lo mismo de Johnson, ya que en lugar de intentar iniciar sus propias franquicias, optó por participar en ‘Fast & Furious 5’ (‘Fast Five’) y ‘Viaje al centro de la Tierra 2: La isla misteriosa’ (‘Journey 2: The Mysterious Island’).

Johnson Cena

Fue más o menos por esa época cuando sus caminos coincidieron de nuevo: Johnson regresó a WWE e inicio un feudo por Cena que dio lugar a tres combates, uno haciendo equipo y los otros enfrentamientos directos en los que cada luchador se hizo con una victoria. Eso sí, la segunda, y más importante, fue para Cena, quien iba a quedarse en la compañía, mientras que Johnson iba a seguir en el cine, haciendo únicamente apariciones muy esporádicas en WWE sin llegar a luchar de nuevo.

Uno de los detalles más curiosos de ese feudo entre ambos es que Cena no dejaba de criticar a Johnson por haberse ido a convertirse en una estrella de cine cuando él siguió fiel a la compañía. No deja de llamar la atención que apuntase cosas así cuando él también lo había intentado a su manera sin llegar a conseguirlo, ¿acaso habría algo de resquemos en sus palabras? Podría ser.

El meteórico ascenso de Dwayne Johnson

San Andres

La cuestión es que Cena siguió liderando WWE un tiempo más, mientras que la carrera en la gran pantalla de Johnson dio un gran paso adelante, primero convirtiéndose en el actor al que muchos querían recurrir para revitalizar franquicias y luego demostrando que podía liderar grandes proyectos por sí mismo. Es cierto que se esperaba algo más de ‘Hércules’, pero cualquier duda posible se disipó con ‘San Andrés’ (‘San Andreas’).

A partir de entonces ha alternado comedia -la simpática ‘Un espía y medio’ (‘Central Intelligence’)- y acción –la irregular ‘Proyecto Rampage’-, en algunos casos incluso uniéndolos casi al 50%, tal y como sucedió hace poco en ‘Jumanji: Bienvenidos a la jungla’ (‘Jumanji: Welcome to the Jungle’), un bombazo tan grande que Sony ya ha dado luz verde a una nueva entrega. Johnson está en la cima e incluso consigue que títulos no muy bien recibidos como ‘Los vigilantes de la playa’ (‘Baywatch’) sean rentables.

El regreso al cine de Cena

Por su parte, Cena lo ha vuelto a intentar en el mundo del cine y todo apunta a que esta vez va a ser la definitiva. En su caso también apostó inicialmente por el humor para volver a conectar con el público, pero alejándose de su imagen de héroe para los niños con breves apariciones en ‘Hermanísimas’ (‘Sisters’) y, sobre todo, ‘Y de repente tú’ (‘Trainwreck’). Había demostrado ser capaz de algo más y los productores de Hollywood tomaron nota de ello.

Cena no dudó en seguir potenciando ese lado cómico más orientado al público adulto con el divertido mediometraje televisivo ‘Ruta adulterada’ (‘Tour de Pharmacy’), pero también apostó por un rol más dramático en la estimable ‘The Wall’. Algo más desapercibida está pasando ‘#SexPact’ (‘Blockers’), que llegó este pasado viernes a los cines españoles, pero su prueba de fuego da la casualidad de que va a ser dentro de una franquicia preexistente con el spin-off de la saga ‘Transformers’ centrado en ‘Bumblebee’.

Cena Bumblebee

La curiosidad llega hasta el punto de que la popularidad de ‘Transformers’ ha quedado ligeramente en entredicho tras el decepcionante recorrido comercial de ‘Transformers: El último caballero’ (‘Transformers: The Last Knight’), ¿conseguirá Cena demostrar ahí su valía para dar nueva vida a una saga que ha conocido tiempos mejores como hizo Johnson en su momento?

Apenas faltan unos meses para el estreno de ‘Bumblebee’ y actualmente John Cena tiene 41 años de edad, casi los mismos que tenía Johnson cuando ‘Fast & Furious 5’ llegó a los cines -cumplió 39 apenas unos días después de su estreno-. ¿Logrará Cena llegar al nivel de Johnson? No lo tengo muy claro, aunque ya está dejando de lado WWE poco a poco de lado y además va en la buena dirección cuando el propio Johnson ha confiado en él para sustituirle en ‘The Janson Directive':

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio