Compartir
Publicidad

'Night Train to Munich', ingenuo y emocionante film de espionaje

'Night Train to Munich', ingenuo y emocionante film de espionaje
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Carol Reed tiene su lugar en el cine por haber dirigido 'El Tercer Hombre', aunque las malas lenguas aseguran que la calidad de esa película es obra de uno de sus actores, Orson Welles. Sin embargo, Reed tenía mucho más talento del que podría pensarse a primera vista, y para muestra recomiendo el visionado de 'Larga es la Noche', un claustrofóbico film de suspense realizado antes del mencionado mítico título y que para sorpresa de muchos lo supera con creces, además de comprobar que muchas de las características elogiadas durante décadas también se encuentran en dicha película. 'Night Train to Munich' fue filmada varios años antes que esas dos, concretamente en 1940 y es un relato de espionaje ambientada en el inicio de la Segunda Guerra Mundial, cuando Alemania invadió Polonia y se dirigía a Praga a seguir cometiendo las barbaridades que hizo durante todo el conflicto. Inglaterra pronto entraría en guerra con ellos, y el film, de nacionalidad inglesa, refleja esos primeros días de incertidumbre y miedo, enmarcados en un relato de espionaje tan ingenuo como emocionante, y sobre todo bien dirigido.

La película narra como en el inicio de la Segunda Guerra Mundial, los alemanes hacen preso a un importante profesor que puede inventar una poderosa arma. Junto con su hija son escoltados en un tren hacia Alemania para obligarle a compartir sus secretos. El servicio de inteligencia británico pondrá en marcha un plan para rescatar al profesor y su hija, y enviarán a un agente haciéndose pasar por un oficial nazi y así poder entrar en las filas del enemigo sin levantar sospechas.

La mayor parte de la acción de 'Night Train to Munich' se desarrolla en un tren, recordando en cierta medida una de las obras maestras de Hitchcock, 'Alarma en el Expreso', en la que curiosamente también aparecían dos de los personajes del film de Reed, la pareja de caballeros ingleses que responden a los nombres de Charters y Caldicott, a los que dan vida los carismáticos Basil Radford y Naunton Wayne, amigos durante años que repitieron el mismo tipo de papel en varias películas, siendo la primera de ellas el mencionado film del maestro del suspense, por lo que en cierto modo, 'Night Train to Munich' podría considerarse un spinoff de 'Alarma en el Expreso' al menos en parte, ya que los mencionados personajes son secundarios. Los personajes principales recaen en los mucho más famosos Rex Harrison y Paul Henried. El segundo lo recordaréis por su papel de marido gilipollas de Ingrid Bergman en 'Casablanca'; y el primero llevaba unos diez años haciendo cine aunque aún no había alcanzado el prestigio de tiempos posteriores. Dos antagonistas compenetrándose a la perfección, enfrentados por su ideales y también por el amor de Margaret Lockwood, quien también protagonizó 'Alarma en el Expreso', y supone uno de los puntos flojos del film.

También habría que achacarle el hecho de que los "buenos" del film engañan con suma facilidad a los "malos", los cuales no se dan cuenta de la más que evidente estrategia de los primeros. Subsanado este error al cabo de un rato, el film se vuelve un relato de suspense verdaderamente inteligente y lleno de emoción, sobre todo en sus escenas finales a bordo de un teleférico, situación ciertamente original y que dos décadas más tarde sería rescatada para la espectacular 'El Desafío de las Águilas'.

'Night Train to Munich' es una buena película, que mejora según va avanzando. Un digno entretenimiento muy disfrutable, la verdadera intención de la película (además de la tangencial denuncia hacia los nazis). Por cierto, que el film no se encuentra editado en dvd en nuestro país, así que en caso de que despierte vuestro interés, ya sabéis el camino a seguir.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos