Compartir
Publicidad

'Sherlock Holmes: Juego de sombras', la película

'Sherlock Holmes: Juego de sombras', la película
28 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Dentro de un mes, el 5 enero de 2012, se estrenará la segunda parte de la adaptación de Guy Ritchie sobre el personaje de Sir Arthur Conan Doyle, Sherlock Holmes, que lleva por título ‘Sherlock Holmes: Juego de sombras’ (Sherlock Holmes: A game of shadows’, 2011) y también se conoce por la simple referencia de ‘Sherlock Holmes 2’.

En ella, Robert Downey Jr. y Jude Law volverán a interpretar al peculiar detective y a su ayudante, el dr. Watson, respectivamente. El resto del reparto lo componen Noomi Rapace, Jared Harris, Eddie Marsan, Stephen Fry, Rachel McAdams y Kelly Reilly, Gilles Lellouche y Paul Anderson.

Cuando aparece muerto el Príncipe de Austria, el Inspector de Scotland Yard, Lestrade, y la opinión pública, achacan su fallecimiento a un suicidio. Pero Sherlock Holmes descubre que puede haber sido asesinado, como parte de un entramado criminal en el que podría estar involucrado el profesor Moriarty. Este, con una inteligencia casi equiparable a la del protagonista, cuenta con una ventaja sobre él: su falta de escrúpulos y humanidad. Sherlock y su hermano mayor, Mycroft, celebran la despedida de soltero de Watson en un Club para Caballeros. Allí aparece una adivina gitana que sabe más de lo que aparenta, lo que podría convertirla en la próxima víctima. Pero Holmes logra salvarla y ella, a cambio, accede a ayudarle en su investigación. El grupo viajará por toda Europa siguiendo las pistas que les llevan hasta Moriary. Sin embargo, el despiadado criminal siempre va un paso por delante, dejando una estela de muerte y destrucción, en su plan para cambiar el curso de la Historia.

Sherlock Holmes 2

El director y los actores

Guy Ritchie se convirtió en director de culto con su primer largometraje, ‘Lock, Stock and Two Smoking Barrels’ (1998), cuya estela trató de seguir en ‘Snatch, cerdos y diamantes’ (2000). Se hablaba de un nuevo Tarantino, aunque el inglés tenía su personalidad propia y algunos toques que lo diferencian del norteamericano, aunque sea solo su distinta forma de entender el humor. Su matrimonio con Madonna le acarreó críticas, pues dirigió para ella ‘Barridos por la marea’.Su siguiente film fue Revolver, que fue tan aclamado como vapuleado. Más adelante, filmó RocknRolla, que ha vuelto a ser todo un éxito de crítica y público, volviendo al estilo de sus películas con un reparto coral. Con ‘Sherlock Holmes’ se podría decir que se ha entregado a lo comercial, pero también podría entenderse que ha sabido amoldar a los personajes de Conan Doyle a su estilo personal, en el que la violencia y la acción no están reñidas con la comedia.

Robert Downey Jr. es una estrella juvenil recuperada que, tras su vuelta a las pantallas –no es que hubiese dejado de trabajar, pero en los noventa encarnó papeles de poca envergadura–, que coincidió con el cambio de milenio, ha obtenido un reconocimiento inmenso gracias a su personalidad descarada y superior, que encaja a la perfección con varios de los protagonistas que se escriben en la actualidad. Downey Jr. ha sido nominado en dos ocasiones a los premios Óscar y ganador de dos Globos de Oro y un BAFTA.

El británico Jude Law comenzó en el teatro y la televisión y dio el salto al cine con ‘Shopping’. Su rostro se marcó con mayor fuerza en la memoria de los espectadores gracias a ‘Gattaca’ y, desde entonces, Law se especializa en papeles de personajes enigmáticos, cuestionables, matizados y sumamente interesantes. Su belleza física y esa planta de clase alta le permiten interpretar a seres de la alta sociedad. Pero sus personajes nunca se limitarán a representar un tópico, sino que estarán cargados de defectos y virtudes, llegando en ocasiones a lo que se puede calificar de “chungo”. Intérprete perfecto para películas de calado psicológico y cosas que no son lo que aparentan o que ocultan algo bajo una superficie plácida.

Noomi Rapace, sueca de nacimiento, pero hija de un cantaor flamenco de Badajoz, se dio a conocer ante el público internacional gracias a la adaptación de las célebres novelas del autor sueco fallecido Stieg Larsson, ‘Millennium’. Encarnó en las tres entregas al personaje de Lisbeth Salander, una hacker punk-gótica bisexual que, sin duda, constituía lo mejor de la trilogía. En la adaptación o remake norteamericano, que ha dirigido David Fincher, su papel lo ha retomado Rooney Mara.

Sherlock Holmes 2"

Sherlock Holmes en el cine y en la televisión: influencias

Más que hacer una enumeración inacabable y agotadora de todas las obras que se han llevado a la pantalla sobre Holmes, entre las que podríamos encontrar, por ejemplo, ‘La vida privada de Sherlock Holmes’ (‘The Private Life of Sherlock Holmes’, 1970), de Billy Wilder; ‘El hermano más listo de Sherlock Holmes’ (‘The Adventure of Sherlock Holmes’ Smarter Brother, 1975), de y con Gene Wilder; el anime para televisión del que Hayao Miyazaki dirigió seis capítulos (1981-1985); ‘El secreto de la pirámide’ (‘The Young Sherlock Holmes’, 1985), de Barry Levinson, con producción de Spielberg, o ‘El regreso de Sherlock Holmes’ (‘The Return of Sherlock Holmes’, 1986) y ‘Las memorias de Sherlock Holmes’ (‘The Memoirs of Sherlock Holmes’, 1994), ambas para televisión…

Decía que más que hacer una relación exhaustiva, que resultaría aburrida, sería preferible hablar de la influencia que ha tenido este personaje y de lo sorprendentemente vivo que está, pasados tantos años. En este preciso instante, no solo esperamos esta entrega de Guy Ritchie, sino también la futura versión de José Luis Garci, ‘Holmes. Madrid suite 1898’, sobre la que ya hemos informado en un par de ocasiones, y la continuación de la excelente serie británica, titulada ‘Sherlock’ a secas, interpretada por Benedict Cumberbatch y Martin Freeman.

Antisocial y defectuoso, con mayores defectos que virtudes, salvo por el hecho de que la única de estas últimas es tan valiosa que compensa y supera todos sus vicios, Sherlock Holmes es la representación perfecta del personaje moderno. Desde que la televisión, hace aproximadamente una década, dio tal vuelco de calidad que casi se puso por encima del cine –para muchos, sin el “casi“– y desde que la corrección política puede ir abandonándose, al menos, en algunos ámbitos, encontramos una mayoría de papeles que beben intencionada o inconscientemente de esta creación valiente de Conan Doyle. Se ha sabido siempre que un protagonista ha de tener matices y alejarse del tópico maniqueo del bueno perfecto y el cine ha abrazado a personajes así en muchas ocasiones. Pero no ha sido hasta hace bien poco que se ha comprobado que la clave del éxito puede radicar ahí.

La serie ‘CSI‘, con todas sus versiones, no hace sino trasladar las labores deductivas y observadoras de Holmes a los laboratorios de hoy en día para explotar todas las opciones que la ciencia ofrece y con las que ya quisiera haber contado el personaje de Conan Doyle. Con una estructura de capítulos igual, ya que se busca a un sospechoso que resulta ser una enfermedad en lugar de un delincuente, ‘House M. D.’ se acerca más aún a esta tradición al reproducir al personaje casi punto por punto, asimilándose incluso en el nombre, tanto del protagonista, como de sus sufrido mejor amigo: Watson-Wilson. Son muchas las series que se dejan influir, pero basten estas dos como ejemplo de lo presente que está para todos una invención de 1887, a la que su autor no pudo matar porque su público lo adoraba demasiado.

Sherlock Holmes 2

El primer ‘Sherlock Holmes’ de Guy Ritchie

‘Sherlock Holmes’ (2009) se convirtió en un gran éxito de taquilla, con una recaudación mundial de 524 millones de dólares. En ella, tras una serie de brutales crímenes rituales, Holmes y Watson llegaban a tiempo para salvar a la última víctima y descubrir al asesino: Lord Blackwood. Cuando se acerca el momento de su ejecución en la horca, Blackwood —que ha aterrorizado tanto a los presos como a los carceleros con su posible conexión con fuerzas oscuras y poderosas— advierte a Holmes de que la muerte no le importa y que, de hecho, la ejecución coincide con sus planes. Y cuando, según todos los indicios, Blackwood lleva a cabo su promesa, su aparente resurrección siembra el pánico en Londres y desconcierta a Scotland Yard. Pero para Holmes, el juego está en marcha. Demostrando su habilidad para pelear, tan acentuada como su famosa inteligencia, Holmes utiliza sus peculiares métodos para llegar al fondo de cada caso, adentrándose donde nadie más pensaría ir para averiguar lo que otros no pueden ver.

Personalmente, encontré la película muy divertida, más que por su trama, por el retrato de los personajes, muy en la línea de House y Wilson, de la serie sobre médicos, que a su vez tomaba esta relación de los relatos de Conan Doyle. Cierto es que, viendo más adelante la adaptación ya mencionada, creada por Mark Gatiss y Steven Moffat, prefiero la televisiva en todos los aspectos –guardaba un recuerdo excelente de la de Ritchie y, cuando la quise volver a ver con mono de la serie, perdió para mí varios enteros–. No creo, no obstante, que deje de ser un atractivo producto con todo lo necesario para pasar un rato entretenido. A mi compañero Juan Luis, sin embargo, no le gustó tanto, aunque elogiaba a los actores, que considero que no habrían podido hacer tan buen trabajo sin un gran diseño de personajes como el que tenían de partida.

‘Sherlock Holmes: Juego de sombras’: tráilers, vídeos y avances

Sherlock Holmes 2

Esta entrega no será la última

Warner Bros. ya prepara ‘Sherlock Holmes 3’, cuyo guión escribirá Drew Pearce, el creador de ‘No Heroics’, una divertida serie británica que parodia el concepto de los superhéroes presentando a un grupo de personajes, cada uno dotado con un poder menos interesante que el anterior, que compiten en los bares por la atención de los demás. Aunque no ha habido confirmación al respecto y la trama de esta tercera entrega se mantiene confidencial, se supone que Robert Downey Jr. y Jude Law repetirán en sus personajes correspondientes. Pearce, que parece experto en terceras partes, también se está encargando de ‘Iron Man 3’ para Marvel Studios y también escribirá la adaptación de ‘The Mighty’, de DC Comics.

Este secretismo sigue la estrategia que ya se adquirió para la película que nos ocupa. Los guionistas de ‘Sherlock Holmes 2’, Michele y Kieran Mulroney fueron contratados con mucha antelación, unos tres meses antes de que la primera parte se estrenase en los cines. Al igual que se está haciendo ahora con la tercera, se mantuvo oculta la trama de la película durante largo tiempo y se fueron filtrando las incorporaciones al elenco con cuentagotas, para que la producción no parase de generar noticias que llamasen la atención, propiciando así una gran cantidad de publicidad gratuita. Así que tendremos que prepararnos para una cascada de actualizaciones con respecto a esta futura producción, que aún carece siquiera de título oficial.

Críticas en Blogdecine

'Sherlock Holmes: Juego de sombras', no es el único, ni genial

'Sherlock Holmes: Juego de sombras', mejor que la primera

'Sherlock Holmes: Juego de sombras', una aventura

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio