El final original de 'No te preocupes querida' es mucho mejor que lo visto en cines: así acababa la película de ciencia ficción antes de la llegada de Olivia Wilde
Otros

El final original de 'No te preocupes querida' es mucho mejor que lo visto en cines: así acababa la película de ciencia ficción antes de la llegada de Olivia Wilde

Una película muy comentada durante las últimas semanas ha sido 'No te preocupes querida', segunda largometraje dirigido por Olivia Wilde. La película parte de un guion escrito por Katie Silberman, pero lo cierto es que existía una versión previa bastante diferente al que ha llegado a nuestras pantallas, siendo especialmente llamativos los cambios durante su último acto.

Finalmente solo aparecen acreditados como coautores de la historia junto a Silberman, pero la versión original del mismo escrita por Carey y Shane Van Dyke fue muy aplaudido en su momento. Sin embargo, el fichaje de Wilde para llevarlo a la gran pantalla vino acompañado de la contratación de Silberman, con quien ya había colaborado en 'Súper Empollonas', para rehacerlo a su gusto.

La nueva versión de la historia potenció la perspectiva femenina, añadiendo de paso conceptos como el Proyecto victoria o el personaje interpretado por Chris Pine, pero en lo referente al final creo que fue un error cambiarlo básicamente por completo, ya que el los Van Dyke era mucho mejor que el que finalmente vimos en pantalla. Por cierto, obviamente este artículo va a contener spoilers de aquí en adelante.

Así era el final original

En el guion original, la protagonista, que se llamaba Evelyn en lugar de Alice, descubre un portal que lleva al mundo real en una casa a la venta que se utilizaba a modo de señuelo. Una vez allí descubre que está en 2050 y encuentra en su apartamento un certificado de divorcio.

Además, en un ordenador futurista encuentra información sobre una compañía llamada Alt-Life en la que existe un mundo en el ciberespacio como en el que estaba atrapada. Para acceder a él, el hombre ha de fingir la muerte de su mujer y unirla a la máquina para que viva esa experiencia con él. Después encuentra artículos sobre su desaparición y cómo se acabó dando la búsqueda por finalizada, pero entonces oye cómo su marido (aquí llamado Clifford en lugar de Jack) llega a casa, por lo que se conecta de mundo a ese mundo cincuentero.

Su marido acaba descubriendo sus planes y, con la ayuda de otros hombres, la lleva al hospital para que reciba tratamiento de choque. Ella finge que todo ha vuelto a la "normalidad" pero una noche ataca a su marido, quien inicialmente se hace el tonto pero acaba confesando cuando ella intenta meterle el palo de una escoba por el culo.

Él finalmente confiesa y dice que simplemente quería que volvieran a ser felices, pues el trabajo de ella había pasado a ser lo más importante y provocando su divorcio. Finalmente le revela la ubicación del portal dentro de su casa y ella vuelve al futuro, mientras él acaba liberándose. Poco después vuelven a enfrentarse en el futuro y ella acaba apuñalando a su marido.

No Te Preocupes Querida Escena

Todo se complica aún más con ella volviendo a despertarse en la década de 1950, pues el personaje de Olivia Wilde, aquí llamado Betsy en lugar de Bunny la encuentra a ella inconsciente y a él muerto. Algo después, la protagonista despierta en un hospital, donde le dicen que mató a su marido y soñó con ese futuro con las mujeres empoderadas.

A la protagonista la encierran en un hospital psiquiátrico, donde recibe una visita de Betsy, a quien no logra convencer de lo sucedido. Sin embargo, antes de que se vaya, le susurra al oído de que hay un portal para volver al futuro justo detrás de ellas. Betsy se marcha y el guion acaba con Alice empezando a dirigirse hacia una puerta...

Vía | Insider

En Espinof:

Temas
Inicio