Compartir
Publicidad
'La librería' no era la mejor película de los Goya 2018
Goya

'La librería' no era la mejor película de los Goya 2018

Publicidad
Publicidad

Podría decirse que la 32ª edición de los Goya, aparte de tropezar con dos presentadores escasos de ideas y sobrepasados por las reivindicaciones feministas, tuvo dos películas triunfadoras. Por un lado 'Handia', que se alzó con 10 estatuillas (la producción más galardonada de la historia de los Goya que no se lleva el premio de mejor película), y por otro, 'La librería', que se llevó el "cabezón" más preciado.

El último trabajo de Isabel Coixet se impuso en la categoría de mejor película del año, además de guion adaptado y dirección. Era una de las grandes favoritas al contar con 12 nominaciones, desde luego, aunque tal como se estaba desarrollando la gala, fue un giro inesperado que al final derrotase a 'Handia'. Quizá es cosa mía, pero me extraña que una obra con 10 triunfos (incluyendo mejor guion original) esté peor dirigida y sea peor película que 'La librería'. ¿Habría pasado lo mismo si 'Handia' hubiese estado dirigida por una mujer?

Los Goya, nuestro remake de los Globos de Oro más feministas

Puede que sí. Pero lo dudo. La gala de los abanicos de #MásMujeres (una reivindicación simpática, acertada y necesaria) tomó como referencia la última de los Globos de Oro en un intento por acomodar el entretenimiento y el humor con la cruda, triste e indignante realidad de una industria que, por muchas bromas que se hagan, sigue menospreciando sistemáticamente a las mujeres.

Repitieron chiste sobre el mansplaining, metieron con calzador los nombres de Harvey Weinsten y Kevin Spacey, que no pintaban nada (¿acaso no hay acosadores en la industria española?), y copiaron la idea del famoso dardo de Natalie Portman. Lo dijo Pepa Charro, todos con el pin feminista y no hay uno sino dos tíos presentando la gala.

Como si no hubiera mujeres divertidas y talentosas, válidas para el (todo hay que decirlo, complicadísimo) trabajo de presentar una gala de premios. Leticia Dolera fue aún más lejos con una de las descripciones más contundentes de la noche: "Os ha quedado un campo de nabos feminista precioso". En ese aspecto fue un desastre. Estaba todo orquestado para que fuese la noche de las mujeres, y Ernesto Sevilla y Joaquín Reyes no sabían dónde meterse. El único problema: la marea reivindicativa tenía que reflejarse también en el palmarés.

'La librería' no es una gran película, ni la mejor de las nominadas

En las dos categorías de dirección sólo había dos mujeres nominadas, Isabel Coixet por 'La librería' y Carla Simón por 'Verano 1993' en la categoría de realización novel. Ambas ganaron. De nuevo, dudo que hubiera pasado esto otro año. Era improbable que Simón fuese derrotada, su ópera prima ha sido aclamada en festivales y elegida por la Academia para representar a España en los Óscar, ese Goya estaba cantado (dicho eso, yo habría votado a los Javis). Lo de Coixet sí es muy cuestionable. Y que 'La librería' sea nombrada la mejor película del año ya es escandaloso.

Con el Goya al guion adaptado ya estaba más que recompensado su BUEN trabajo con 'La librería'. Lo mejor del film es que se junta a Emily Mortimer, Patricia Clarkson y Bill Nighy. Son tan buenos, y es tal el disfrute de ver a Clarkson y Nighy desplegando su talento en un drama, que cada escena que aparecen en pantalla se ilumina y cautiva, elevando una narración plagada de tópicos, sin ritmo y con un desarrollo de acontecimientos tan previsible que acaba provocando bostezos.

La Libreria

En todo caso, Coixet es una excelente cineasta y los actores no se dirigen solos (por muy buenos que sean), la producción está muy cuidada y es bonita, pero la película es muy poca cosa. Una declaración de amor por los libros. Qué bien queda eso. Cualquier libro, sí, en general. Cosas físicas con letras, que se pueda tocar y oler. Mientras no sean electrónicos da igual. No, en serio, es un homenaje maravilloso pero la película me aburre. Y las había mejores en la 32ª edición de los Goya.

Sin más rodeos: 'Handia' merecía el premio a la mejor película. Debería haber ganado 11 Goyas. Debería haber sido nuestra 'Ben-Hur', nuestra 'Titanic', nuestra 'Señor de los anillos: El retorno del rey'. Era lo más justo. Pero claro, ahora que lo pienso, ¿una gala de premios justa? Perdona, la resaca. Enhorabuena Isabel. #MásMujeres con Goya.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos