Compartir
Publicidad
Publicidad

Christopher Nolan en 7 secuencias

Christopher Nolan en 7 secuencias
Guardar
34 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Mañana llega a nuestras carteleras 'Interstellar', la nueva película de Christopher Nolan. Por la promesa de un apabullante espectáculo visual, un reparto encabezado por rutilantes estrellas (Matthew McConaughey, Jessica Chastain, Anne Hathaway...) y la ambición de un cineasta que cuenta con tantos admiradores como detractores, estamos sin duda ante uno de los títulos más importantes del año.

El estreno de este esperadísimo drama de ciencia-ficción, que está generando una fuerte división de opiniones (os recuerdo que ya podéis leer nuestra crítica), es la excusa perfecta para repasar la obra de su célebre director. A continuación tenéis siete momentos clave del cine de Christopher Nolan, una selección de escenas y secuencias de sus películas que considero que da pie a comentar sus mayores virtudes y flaquezas como narrador.

El recuerdo que se desvanece

Nolan no suele perder tiempo en abrir la ventana al universo del protagonista, en separar al público de su vida corriente. El arranque de 'Memento' (2000) es el mejor ejemplo, ya en los mismos créditos iniciales busca el impacto y despliega el truco con el intentará mantenernos enganchados durante el resto de la historia. Es su película más redonda, donde logra todo lo que se propone, pero aún está empezando y nuevos retos le llevarán a ampliar y pulir sus herramientas como narrador.

La mente del asesino

'Insomnio' ('Insomnia', 2002) es su trabajo más fallido, dejando a un lado su experimental ópera prima. No obstante, hay algunas escenas memorables y queda patente que Nolan es un hábil (e infravalorado) director de actores. En el vídeo encontramos una de las situaciones preferidas del director, una simple conversación del héroe y su némesis que va cargándose de tensión; igualmente, incluye uno de sus recursos más habituales, insertar breves flashbacks para que el espectador acceda durante unos instantes a la mente del personaje.

La estructura de la ilusión

Desde 'Following' (1998) ha manipulado la estructura buscando mantener en vilo al espectador, y es interesante cómo al principio de 'El truco final (El prestigio)' ('The Prestige', 2006) tenemos a uno de sus actores favoritos exponiendo las partes que componen una ilusión. Creo que Nolan explotaría si no pudiera incluir alguna explicación en sus películas. Muchas son obvias, quizá el precio a pagar por entretener a todo el mundo. La del vídeo es acertada e ingeniosa, permitiendo pensar que está hablando al espectador a través de Michael Caine...

El rostro del mal

La irrepetible interpretación es de Heath Ledger. Pero Nolan le da el papel, en una brillante decisión de casting, y le lleva a dar lo mejor de sí mismo, resultando uno de los mejores villanos de todos los tiempos. Cada escena del Joker en 'El caballero oscuro' ('The Dark Knight', 2008) es una demostración de genio; el atraco al banco, el truco de magia, el cuento de las cicatrices, la charla con Harvey Dent en el hospital... pero me quedo con este cara a cara donde saca de quicio al héroe.

La catarsis

Nolan tiene fama de enredar y confundir al espectador con subtramas que se van entrelazando hasta el punto de que cuesta seguir lo que está ocurriendo. ¿Para cubrir sus lagunas? Quizá porque así es cómo le gusta narrar. Un truco como otro cualquiera, y bastante viejo. Es su manera de mantener al espectador emocionado y en tensión, casi inaguantable hasta el último segundo... antes de liberarlo. Ojo al apabullante final de la misión de 'Origen' ('Inception', 2010), una lección de montaje, uso de la música y control del tiempo. Esto es, de cine.

En busca del mayor (y más complicado) espectáculo

Hay varias secuencias que justifican ver sus películas en la mayor pantalla de cine disponible, pero me decanto por el prólogo de 'El caballero oscuro: La leyenda renace' ('The Dark Knight Rises', 2012) porque pretende superar los arranques de 'El caballero oscuro' y 'Origen'. Un resumen tanto de lo espectacular como de lo absurdo que será el resto de la película (el guion más flojo de la trilogía). Por otro lado, cabe agradecer a Nolan que siga confiando en los efectos especiales reales (por ejemplo, para recrear la falta de gravedad) en lugar de recurrir al ordenador. Aporta un realismo del que carecen muchos blockbusters actuales.

El imperfecto héroe

Lo más esperado por los fans del cómic: el murciélago roto. El primer enfrentamiento de Batman contra Bane nos deja el instante más violento de la trilogía y la pelea mejor planificada por Nolan. Cuando se compara con la acción de 'Batman Begins' (2005) comprobamos que tomó nota de su torpe puesta en escena, comprensible al tratarse de su primera superproducción. La excusa de que buscaba transmitir el punto de vista de los atemorizados rivales del héroe carece de sentido cuando el enemigo es Ra´s Al Ghul.

Nolan en el rodaje de Batman Begins

Termino comentando lo que más me molesta de Nolan. Fijaos en cualquiera de las persecuciones que ha filmado hasta ahora y cómo interrumpe la acción insertando planos inútiles centrados en extras o personajes completamente irrelevantes que ni siquiera han sido presentados. Debe ser uno de sus trucos, como un pegamento para resolver el montaje, pero el resultado es una distracción innecesaria. Arrastra esta "manía" o defecto desde 'Batman Begins' y todavía (a falta de ver 'Interstellar', donde dudo que haya alguna persecución...) no ha logrado corregir.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos